16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Emuló la famosa Hacienda de 'El Patrón' colombiano, amasó ocho millones traficando con polacos y fue detenido en 2019 por su falta de discrección

La historia de 'El Nata' de Granada, el narco más conocido del sur de España que quería ser Pablo Escobar

El Cierre Digital en
/ La réplica de la Hacienda Nápoles en un montaje con Pablo Escobar.
‘El Nata’ de Granada, uno de los traficantes de marihuana más destacados del sur de España, es un admirador de los narcos mundiales más importantes y, especialmente, de Pablo Escobar, por el que sentía tal admiración que decidió replicar la Hacienda Nápoles en la que vivió Escobar. Precisamente, su querencia por parecerse a Escobar le hizo copiar sus problemas con la justicia y acabar entre rejas.

Natanael Cortés, alias 'El Nata', es un narco español que fue detenido en 2019 y cuya mayor peculiaridad es su devoción por Pablo Escobar, al que puso todo su empeño por parecerse lo máximo posible. Y es que Escobar ha resultado ser un ejemplo para muchos narcotraficantes ya que empezó desde abajo, consiguió hacerse con una fortuna inimaginable y se permitió el lujo de participar en la política de su país siendo uno de los hombres más buscados por la DEA. Esta vida tan atípica, junto a las populares series que triunfan en distintas plataformas, le han dado publicidad convirtiéndose en ídolo de otros colegas de "profesión".

El Nata era tan incondicional de Pablo Escobar que trató de replicar dentro de Granada la Hacienda de Nápoles, la famosa residencia que Escobar edificó a 180 kilómetros de Medellín. Tanto quiso que se pareciera, que 'el Nata' pidió recrear la avioneta, de matrícula HK-617, que corona la entrada y que colocó, de la misma manera, en el acceso a la finca que el granadino tiene en la localidad de Santa Fe.

Tanto ha querido parecerse 'el Nata' a 'el Patrón' que también ha tenido que enfrentarse a varios problemas con la justicia de los que acabó acusado de pertenecer a una banda internacional que exportaba marihuana a traficantes polacos.

La poca discreción de 'el Nata' provocó que el 23 de octubre de 2019 fuese arrestado en su domicilio, en el que también se encontraban su esposa y sus hijos. Durante esa mañana, una docena de agentes de la benemérita bloquearon las salidas de la calle y lo capturaron.

Admiración por los narcos

Para los agentes, lo que más llamó su atención no fue el esmero que había puesto para recrear la mansión de su ídolo sino que toda su casa estaba decorada con imágenes relacionadas al narcotráfico. El narco granadino trabajaba con una organización criminal que comerciaba marihuana con destino a Polonia y en su domicilio tenía fotos de los miembros de la organización posando con armas de alto calibre. Estas fotografías facilitaron el reconocimiento del resto de miembros de la banda.

Finca_del_granadino_1

La réplica granadina de la Hacienda Nápoles.

La operación para desmantelar esta organización se llamó “Operación Vangelis” y se realizó en colaboración con agentes de la policía polaca y bajo la atenta mirada de la Europol. Las maniobras para dar fin al narcotráfico de marihuana a Polonia terminaron con la detención de 75 personas entre Polonia y España.

El derroche fue una premisa para 'el Nata' que, junto a sus compañeros, llegó a amasar una fortuna de 8 millones de euros entre bienes muebles, inmuebles y dinero en efectivo. 

La Hacienda Nápoles y otros lujos

La operación de narcotráfico empezó en noviembre de 2017 y 'el Nata' ya era el responsable de los movimientos en España. Los agentes encargados de la vigilancia descubrieron que la réplica de la Hacienda Nápoles tenía doble uso: como centro de operaciones y como escenario de fiestas. La imagen de poder y ostentación era lo que necesitaban los narcos españoles para epatar a sus colaboradores polacos. Según la nota de prensa de la Guardia Civil, esta vivienda era utilizada para “hacer ostentación del poder de la red y era utilizada para cerrar transacciones de droga y realizar celebraciones”.

Los agentes también pudieron constatar que los narcos polacos no escatimaban en gastos en sus viajes de control a España, especialmente en lo que se refiere a almuerzos en restaurantes de lujo y noches en hoteles de estancia muy costosa. Estos rastros económicos unidos a las fiestas poco discretas, facilitó a las autoridades identificar a cada uno de los miembros y conocer el papel que desempeñaban dentro de la banda.

Plantas incautadas.

Pero los lujos se acabaron con la captura de los miembros de la organización. La Guardia Civil asestó tres golpes clave para desmantelar la organización, que sumaron 24 registros en domicilios de distintas localidades de la provincia de Granada, la incautación de camiones de alta capacidad para el transporte de la droga, más de media tonelada de cogollos de marihuana recolectados y envasados;, 2.690 plantas de cannabis, 187.440 euros en efectivo y 2 pistolas.

La desarticulación de esta banda supuso para la Fiscalía Antidroga de Andalucía un gran paso en la lucha contra el narcotráfico en el sur de España. Actualmente, los involucrados se enfrentan a cargos por narcotráfico, delincuencia organizada, tenencia ilegal de armas y blanqueo de capitales. 

COMPARTIR: