04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Carlos Sarriá, fallecido con 20 años, convivía con el sarcoma de Ewing desde 2018 y contaba con sarcasmo su historia, admirada por miles de seguidores

Adiós a Charlie, el joven que afrontaba con humor en TikTok su lucha contra el cáncer

El Cierre Digital en Muere Charlie, joven tiktoker que luchaba contra el cáncer, a los 20 años
Muere Charlie, joven tiktoker que luchaba contra el cáncer, a los 20 años
El pasado lunes se conoció el triste final de Carlos Sarriá, más conocido como Charlie en sus redes sociales. El joven, de 20 años, fallecía tras no poder vencer a una cuarta recaída contra el cáncer. Le diagnosticaron sarcoma de Ewing en 2018 cuando solo tenía 16 años. El joven decidió educar sobre su enfermedad, contar su historia, su rutina en el hospital... a través de videos en TikTok, donde contaba con más de dos millones de seguidores, que ahora se despiden de él con tristeza.

Su nombre era Carlos Sarriá, aunque era más conocido como Charlie. Se hizo conocido por afrontar su enfermedad con humor, sinceridad y sarcasmo a través de TikTok, donde llego a acumular hasta 2,3 millones de seguidores. Sus vídeos no pasaban desapercibidos por su aspecto, propio de un tratamiento de quimioterapia, pero siempre con una sonrisa en la cara y acompañado de su novia.

Desde hace cuatro años Charlie padecía sarcoma de Ewing. En los vídeos que publicaba en sus redes educaba sobre su enfermedad, mostraba cómo era su vida, su rutina en un hospital y cómo llevaba sus relaciones familiares y amorosa en un momento tan complicado. Con estos vídeos Charlie pretendía ayudar aquellos que estaban en un contexto tan desalentador como el suyo. 

Cuarta y última recaída de Charlie 

El pasado lunes 22 de agosto, fallecía Charlie a sus 20 años tras no poder superar una cuarta recaída de su enfermedad, esta última vez se trataba de una metástasis. Sus seguidores conocieron la noticia con un video de Tiktok, en el que comenzaba diciendo: "Gracias por todo, me habéis hecho muy feliz".

@charrliiieeee

Adios perros , nos vemos en la otra vida.

♬ sonido original - Charlieee

 

 

 

A principios de este mes, Charlie ya dejó ver en sus redes que la enfermedad no iba bien: "Las estoy pasando muy canutas. He tenido un fecaloma, mucho dolor de tripa, unos dolores increíbles. No tenía ganas ni de coger el móvil", comentó el pasado 1 de agosto en un vídeo. Sin embargo y a pesar de los dolores que le impedían comunicarse con sus seguidores, él seguía luchando y añadió: "Os debo una disculpa porque me apoyáis diariamente, pero a partir de ahora intentaré estar más activo. Vamos para adelante, que de esta se sale seguro. Un beso, gente. Os quiero."

"Adiós, hijos de puta. Nos vemos en la otra vida"

"Adiós, hijos de puta. Nos vemos en la otra vida", así se quiso despedir, este fue el mensaje que había dejado preparado para cuando ya no estuviera. Una publicación que se ha llenado de mensajes de tristeza y apoyo a la familia, dOnde otros conocidos influencers de España han comentado, repitiendo una y otra vez que no podía ser verdad.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de CHARLIE (@charrliiieeeee)

 

Un apoyo que siempre estuvo al lado de Charlie, además de sus seguidores, es Lanenah, su novia y también influencer. La joven se ha despedido públicamente de Carlos a través de un texto que ha provocado las lágrimas en muchos: "Gracias por enseñarme lo que es el amor, ojalá otros tengan la suerte de tener una quinta parte de lo que nosotros tuvimos. Gracias por no juzgarme nunca, por quedarte y confiar en mí. Gracias por no cerrarte y dejarme formar parte de tu camino".

Cuando la pareja se conoció, el joven ya tenía cáncer y su novia explicaba que "mucha gente me llama valiente por no haber huido y yo pienso: '¿esta gente no sabe lo que es amar?'. Una pena". Cuenta que "la muerte siempre ha sido un pensamiento muy presente" y aunque haya sido demasiado pronto "no puedo estar más agradecida de que la vida te pusiera en mi camino".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Lanenah💋 (@lanenahbrugal)

Charlie sobre su novia, en sus videos contaba que "empezamos a salir después del verano de mi primer cáncer. Y, la verdad, que con 17 años te digan que tu pareja tiene cáncer es duro. Ella lo pasó muy mal. Ahora viene todos los días a verme al hospital. Duerme conmigo, me ayuda a ir al baño… Es un apoyo fundamental".

Sarcoma de Ewing

A los 16 años y tras años con dolores y molestias en cadera y pierna, a Carlos le diagnosticaron el sarcoma de Ewing. Esta enfermedad es el segundo cáncer de hueso que con más frecuencia afecta a niños y jóvenes. Charlie llevaba cuatro años luchando.

En una entrevista, el joven explicó que "cuando tenía 13 o 14 años cada vez que iba a haber un día de lluvia el día de antes yo me ponía enfermo" y un día, ya con 16 años, se cayó al suelo: "la pierna derecha me dejó de funcionar". Y aunque los médicos señalaban como primer diagnóstico una escoliosis, vieron algo que no iba del todo bien: "Tú, que tienes un tumor enorme en la pala ilíaca derecha".

A partir de ese momento empezó un tratamiento de piernas para abajo, solo hacían seguimiento en la parte inferior del cuerpo. Fue entonces cuando Carlos desarrolló el segundo tumor en la cabeza, y en los reconocimientos que vinieron después le detectaron nodos en el fémur, en una vértebra, en las costillas, en las caderas… "No te da tiempo a asimilar las cosas, realmente no te centras en pensar qué está pasando sino en pensar que te quieres curar", explicó Carlos en una entrevista en 2021.

Charlie decidió contar su historia y ayudar a los demás, despejar dudas "sentir a la gente cerca ayuda mucho (...). Tanta gente apoyándote, que no te conocen... te da un poquito de fe en la humanidad, y eso mola". "No tengo vergüenza en contar lo que me pasa. Así que decidí exponerme para combatir la desinformación y los bulos que hay en torno a la muerte".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de CHARLIE (@charrliiieeeee)

El cuarto tumor apareció en la zona del coxis, "empecé a buscar información sin decírselo a nadie de un nervio que se llama pudendo. Y lo que leía coincidía literalmente con lo que me pasaba. Pero yo no sabía si un nuevo tumor estaba aplastando ese nervio o no. Y, efectivamente, era un tumor (…)"

Influencers que luchan contra el cáncer 

Junto a Charlie, son muchos enfermos los que deciden contar su historia de superación, su manera de afrontar la enfermedad, su rutina en el hospital, su vida en redes sociales para así ayudar a los que se encuentran igual que ellos.

Elena Huelva es una chica a la que también le diagnosticaron un cáncer en 2019, con 16 años, en 2020 recayó y en la actualidad está luchando con nódulos en los pulmones. En su cuenta de Instagram cuenta con 283.000 seguidores, que sufren su enfermedad con ella pero que también se alegran cuando ella acude a conciertos que la hacen feliz como el Aitana o Manuel Carrasco.

“Nadie nos ha prometido un mañana, vive el presente”, reitera la joven, que ahora ha decidido compartir sus experiencias en su libro ‘Mis ganas, ganan' de la editorial 'Montena'. “No es un libro de autoayuda para personas que pasan por el mismo momento, es solo mi historia. Va dirigido también para alguien que no necesita ayuda, pero le gusta saber más información sobre este tema del que se sabe poco, porque lo que sale en una película, es una película” a través de este libro podrán conocer el proceso que la joven lleva desde que le diagnosticaron en 2019.

El 15 de febrero de 2022 Charlie, Elena y Marta, todos enfrentados contra el cáncer, se unieron para hablar sobre un tema tabú en honor al día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer Infantil. “Después de curarte, llega un proceso de volver a la vida en el que pienso que te tendrían que acompañar y que no tendría que ser un privilegio que tengas que pagar, sino un derecho”.

Charlie, Elena y Marta no han tenido una adolescencia típica. Para ellos, las salas de hospitales, los tratamientos y sus efectos secundarios, se han convertido en su rutina diaria. Han decidido compartir sus experiencias personales para romper los miedos y tabúes que conlleva esta enfermedad en la gente más joven.

COMPARTIR: