07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La madre del niño afirma que el Gobierno de Ángel Víctor Torres no está "dispuesto a invertir" en adaptar el que sería el mejor instituto para él

Un menor con atrofia muscular en Canarias: "Prefiero morir antes que sufrir bullying en clase"

El Cierre Digital en Niño en silla de ruedas.
Niño en silla de ruedas.
Álvaro, un menor con atrofia muscular, quiere ser escolarizado en un colegio en el que no le hagan bullying. El niño ha solicitado una reunión con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, para exigir que "protejan los derechos humanos de los estudiantes con dificultades de movilidad y para garantizar el acceso en igualdad a los centros educativos". "Prefiero morir que ir a un colegio donde me traten con discriminación", dice Álvaro a sus padres.

Álvaro —un menor de doce años que padece atrofia muscular degenerativa desde su nacimiento— ha comunicado a sus progenitores que prefiere "morir antes que sufrir bullying en clase". Con esta afirmación se refiere a ciertas burlas que algunos estudiantes le hacen a causa de su dificultad de movilidad.

Así refiere este testimonio su propia madre, Macarena Amador, que señala a elcierredigital.com que su hijo "quiere una reunión urgente con el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, para  exigir que se protejan los derechos humanos de los alumnos y para garantizar la igualdad respecto a la accesibilidad y adaptabilidad de los centros educativos, que deberían de cumplir con todos los requisitos como centros motóricos, tal y como marca la ley".

Han transcurrido meses desde que comenzó la batalla de Álvaro para "lograr la matriculación en el IES Vecindario de Gran Canaria, el instituto idóneo para que continúe con su trayectoria como estudiante. Es de vital importancia para que el niño prosiga con su proceso escolar, que pueda hacerlo con sus buenos compañeros de clase, con los que se siente integrado socialmente", explica Macarena, también vocal de la Plataforma de Personas con Movilidad y Comunicación Reducida de Canarias y secretaria de la Asociación ‘CanariasAme’ (Atrofia Muscular Espinal).

IES Vecindario de Gran Canaria.

Pero la madre de Álvaro confirma la peor de las noticias: "Mi hijo, a punto de empezar las clases, todavía no ha obtenido plaza en este centro porque la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias deniega la realización de una pequeña obra en este colegio para la adaptabilidad del niño". Es decir, "Álvaro se enfrenta a otra batalla psicológica más. La de la brusca separación de sus amigos y compañeros, en detrimento de poder acudir a otros centros educativos recomendados por la consejería, pero en los que se encuentran matriculados algunos estudiantes que fomentan el bullying" contra Álvaro, sostiene Macarena a elcierredigital.com.

"Llaman a mi hijo 'carrito' y 'minusválido' por ir en silla de ruedas"

Este proceso resulta más complejo que una mera matriculación en un instituto. La madre de Álvaro revela que "la situación de conflicto por parte de otros niños contra su hijo no se produce solamente en el colegio, sino también se sucede en espacios públicos, como el Parque Los Toros de Vecindario". "Durante los últimos días —indica— algunos de los estudiantes matriculados en los centros propuestos por la Consejería de Educación —IES Gran Canaria e IES Josefina de la Torre— han insultado a mi hijo en el parque. Lo llaman ‘carrito’ y ‘minusválido’. Mi hijo no se merece el bullying, ni dentro ni fuera de las aulas, por lo que se niega a inscribirse en esos colegios, para evitar que le hagan daño", explica la madre del menor.

El Defensor del Pueblo exige información "urgente"

Macarena pidió auxilio ante el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo —tal como desveló este medio bajo el expediente abierto 22097378—, para que intercediera "debido a esta situación de rechazo de las instituciones canarias, que no contemplan la mejor alternativa para Álvaro, que es su matriculación en el IES Vecindario realizando las obras necesarias y así, zanjar el peligro que puede suponer para él, sentirse vulnerado o discriminado por las actitudes de otros niños", subraya.

doc_defensor_pueblo

Respuesta firmada por el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo.

Esta semana ha obtenido respuesta del mismo Gabilondo, documento al que ha accedido en exclusiva elcierredigital.com. En el escrito manifiesta lo siguiente: "En relación a su queja, ante la tardanza en recibir la información que esta institución solicitó a la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, de la Comunidad Autónoma de Canarias, con esta fecha, —2 de septiembre de 2022—, se ha requerido la remisión urgente de la misma. Una vez que la Administración envíe lo solicitado, se le comunicará su contenido y las actuaciones que en su caso procedan".

"El Gobierno de Canarias no habilita más colegios motóricos"

A pesar del "hilo de esperanza" motivado por el interés del Defensor del Pueblo sobre este caso, Macarena hace hincapié en que "durante estos días, debido a la urgencia de escolarización para Álvaro, ha remitido un recurso ante el director general de Ordenación, Innovación y Calidad del Gobierno de Canarias, Gregorio José Cabrera, quien ha respondido que reconoce la posibilidad de realizar una rampa de entrada y un baño adaptado, pero no acepta como viable resolver las dificultades de accesibilidad de las aulas específicas, garantizando la seguridad del alumno en el IES Vecindario, el centro solicitado por el niño". El documento mencionado obra en poder de este medio.

doc_director_general

Respuesta a Macarena del Director General de Ordenación, Innovación y Calidad Gregorio José Cabrera.

De igual forma, la madre de Álvaro confirma a elcierredigital.com que "esta misma misiva también ha sido enviada a la Consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, sin que haya contestado nada en absoluto".

"Una de las premisas que sostenemos con respecto a esta negativa, es que si conceden la realización de esta pequeña obra el caso de Álvaro se convertiría en un referente nacional. Existen más familias y menores con problemas parecidos de accesibilidad, debido al incumplimiento sistemático de las comunidades autónomas respecto a la total garantía de condiciones de adaptabilidad en todos los centros en España. Por lo que se podría deducir que, al final, este conflicto se podría reducir a una cuestión subyacente, meramente de presupuestos económicos", continúa la madre del menor.

Macarena añade, además, que "parece que en este caso concreto el Gobierno de Canarias no está dispuesto a invertir, aunque hemos propuesto acometer esta obra con iniciativa privada, con coste cero a la Administración. Pero aún así, nos ha sido denegado".

La Fiscalía de Menores tiene conocimiento del caso de Álvaro

No hay que olvidar, matiza Macarena, "la obligatoriedad de la escolarización. Mi hijo no quiere ir a los centros propuestos para no revivir el bullying por lo que, semanas atrás, denuncié la situación ante la Fiscalía de Menores, dejando constancia de la voluntad de mi hijo de estudiar y de nuestra voluntad como progenitores de cumplir con la enseñanza obligatoria. Sin embargo, nos encontramos en una situación muy complicada, debido al trato sufrido por el niño, a la espera de que la Administración ceda por la mejor opción física y psicológica que desde el principio hemos sugerido para Álvaro", concluye.

COMPARTIR: