01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El acuerdo firmado ha sido rechazado por dos sindicatos aunque la edil madrileña asegura que es "el más realista y el mejor después de diez años"

Nueva guerra contra el Ayuntamiento de Manuela Carmena: los policías se rebelan por el nuevo convenio laboral

Manuela Carmena en un acto con la Policía Municipal
Manuela Carmena en un acto con la Policía Municipal
El nuevo convenio laboral firmado por el Ayuntamiento de Madrid con UGT, CCOO Y UPM no ha dejado conforme a todas las agrupaciones policiales de la capital. A pesar de las “mejoras laborales” de las que los sindicatos firmantes dicen beneficiarse con este nuevo acuerdo, desde CSIT Unión Profesional y desde CPPM no han querido firmar este nuevo convenio que fue rechazado en su día por el 85 por ciento de la plantilla.

No ha dejado conforme a todas las agrupaciones policiales de la capital el nuevo convenio laboral firmado por el Ayuntamiento de Madrid con UGT, CCOO Y UPM. A pesar de las “mejoras laborales” de las que los sindicatos firmantes dicen beneficiarse con este nuevo acuerdo, desde CSIT Unión Profesional y desde CPPM no han querido firmar este nuevo convenio, que ya fue rechazado en su día por el 85 por ciento de la plantilla.

En un comunicado hecho público el pasado viernes 23 de noviembre, CSIT Unión Profesional se sumaba al desacuerdo, que ya había manifestado también días antes CPPM (Colectivo Profesional de Policía Municipal), con este nuevo convenio. Ya el pasado 13 de junio se firmó un preacuerdo, pero no llegó a concretarse debido al rechazo a este del del 85% de la plantilla. Sin embargo, Manuela Carmena aseguró que el nuevo convenio es "el más realista y el mejor después de diez años".

En la nota de CSIT Unión Profesional exponen una lista de hasta 19 puntos en los que explican por qué están en desacuerdo con el pacto entre el Ayuntamiento de Madrid y los tres sindicatos firmantes. Entre los motivos de desavenencia destacan que el acuerdo está basado en una jornada de 37,5 horas, mientras que el convenio firmado estipula una jornada de 35 horas. Además, señalan que el coeficiente de nocturnidad será menor que el actual, que no se compensa el trabajo en días festivos y que la productividad por objetivos que establecen es “totalmente subjetiva”.

Estas demandas que desde CSIT denuncian no haber tenido en cuenta en el nuevo acuerdo que entrará en vigor en breve, se suman a las del sindicato CPPM, que también amenaza con ir a los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo con este asunto por la "mala fe" del Ayuntamiento.

Así, aseguran que al Ayuntamiento con este pacto "no le supone ningún desembolso económico adicional ya que la subida de grupo le viene obligada por ley, las ventas de jornadas las pagará con lo presupuestado para las horas que se realizan en la actualidad y la cuantía de la productividad anual aunque convenientemente troceada para hacerla más digerible es idéntica a la actual”.

En este acuerdo que señalan como “minoritario” también denuncian que no se han incluido compromisos como los 120 euros más al mes a partir de 2019 que la Administración ya había comprometido, así como otras medidas ya reconocidas en otros colectivos “tales como: subidas al especifico sin necesidad de reclasificación, subidas de nivel en Administración general con incrementos retributivos de hasta 7000 euros anuales en algunos cargos, disfrute efectivo de la jornada de 35 horas y de verano (nada de cursos y flexibilidades), concesión del 100% de las peticiones de conciliación en otros servicios, etc.”.

COMPARTIR: