21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su tía señala a elcierredigital.com que el informe avala el relato de los testigos, que aseguran que "se le abalanzaron y no le dejaban respirar"

Esta es la autopsia de las causas por las que murió Augusto Claisse en la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Llobregat

Exclusiva
La muerte de Augusto Claisse, de 23 años, en el hospital Durán y Reynals de Hospitalet de Llobregat la provocó un edema pulmonar causado por la contención. Su tía Susana señala a elcierredigital.com que la autopsia avala el relato de los testigos, que aseguran que "se le abalanzaron y no le dejaban respirar". El caso ya está en manos de la Justicia y la familia espera que se esclarezcan las circunstancias en las que ocurrió el fatal suceso y que los responsables respondan por ello. 

Augusto Claisse, el joven de 23 años que el pasado 1 de octubre perdía la vida tras sufrir una crisis en el hospital Durán y Reynals de Hospitalet de Llobregat, murió a causa de un edema pulmonar, por contención, tal y como revela la autopsia a la que ha tenido acceso elcierredigital.com. 

La tía del joven, Susana, preguntada al respecto, explica a este medio que con ello se confirma el testimonio de los pacientes que presenciaron los hechos, quienes señalaron que a su sobrino "se le abalanzaron, no lo dejaban respirar". Todavía en shock, denuncia que Augusto "se me estaba muriendo" y que, en base al relato de los allí presentes, "todo fue un despropósito". 

Augusto permanecía ingresado desde hacía algún tiempo en la unidad de subagudos de psiquiatría, en la séptima planta del hospital Durán y Reynals de Hospitalet de Llobregat. "Se había adaptado bien y cumplía correctamente las normas", consta en uno de los informes. Diagnosticado de un trastorno esquizoafectivo, el pasado 1 de octubre sufrió una crisis.

Tal y como consta en el acta de levantamiento del cadáver, la situación se descontroló y el personal médico, ante el riesgo de que el joven se autolesionase, lo medica, "le ponen esposas y una venda en los tobillos, trasladándole a un box para contención de cinco puntos -muñecas, tobillos y cintura". Tras ello, Augusto "está con pulso débil, cianótico y arreactivo". Se inician las maniobras de reanimación cardiopulmonar, que se prolongan durante una hora, sin respuesta positiva. 

Augusto Claisse.

A la espera de la autopsia definitiva, que llegará dentro de aproximadamente dos meses, la familia de Augusto denuncia la sobremedicación a la que sometían al joven. "Le administraron Haloperidol y el niño era alérgico", señala su tía.  El propio Augusto había manifestado con anterioridad su disgusto con el personal médico que lo atendía.  "Decía que lo trataban mal y por eso nunca quería volver al hospital". 

No obstante, serán los resultados de los análisis postmortem sobre consumo de estupefacientes los que puedan arrojar luz sobre lo sucedido. De hecho, en uno de los informes a los que ha tenido acceso elcierredigital.com, consta que, Augusto regresa al hospital "muy agitado, sospechando posible consumo de tóxicos". 

Falta de seguimiento 

Susana cuenta que Augusto "era un chico estupendo y deportista, monitor de pádel, pero necesitaba estar centrado". Entiende que la vida del joven habría sido muy distinta de haber conseguido ser su tutora legal. "Se iba mucho de casa por peleas, una circunstancia que le llevó a caer en las drogas y que le alejó del mundo del deporte". Era, por lo tanto, difícil llevar un control sanitario adecuado que le permitiera vivir con normalidad. 

Corona de flores en memoria de Augusto. 

En general, Susana lamenta el tratamiento que se le da en España a la salud mental. Cabe recordar que éste es el país europeo donde más adolescentes sufren problemas de este tipo. Dos de cada diez adolescentes españoles de entre 10 y 19 años padecían problemas de salud mental en 2019.

En este sentido, aunque un informe del Relator Especial de la ONU ante el Consejo de Derechos Humanos presentado el pasado año pedía "reducir radicalmente el uso de la coacción, la medicación excesiva, de todas las formas de discriminación contra las personas con problemas de salud mental", en España, a una persona ingresada en una unidad psiquiátrica se le puede atar de manos, pies y cintura a una cama durante horas.  

El caso ya está en manos de la Justicia 

El caso ya está en manos de la Justicia. Lo cuenta a elcierredigital.com la tía del joven, Susana, que pide que se esclarezcan las circunstancias en las que ocurrió el fatal suceso y que, quien haya tenido responsabilidad, responda por ello. "La denuncia está interpuesta en el Juzgado de Instrucción número 4 de L’ Hospitalet de Llobregat, el asunto está en manos de mis abogados, y yo ya he declarado ante la jueza. En los próximos días serán citados los testigos, pacientes psiquiátricos que presenciaron los hechos y el personal del hospital". Algunas de las personas ingresadas, explica, señalan que se produjeron ciertas irregularidades. "En base a estos testimonios, creemos que tuvieron lugar muchas negligencias". Señalan una serie de errores cuando el niño se quedó sin pulso y que el Servicio de Emergencias Médicas tardó media hora en atenderlo".  

COMPARTIR: