09 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Diversas organizaciones de ciudadanos ya habían criticado la precariedad de las instalaciones y la falta de mantenimiento

Tragedia en Ciudad de México: Al menos 23 muertos y 70 heridos al desplomarse un puente de Metro

Al menos 23 personas han muerto y 70 han resultado heridas al desplomarse un puente de la vía elevada de la línea 12 del Metro de Ciudad de México. Inaugurada en octubre de 2012, la vía se clausuró dos años después a consecuencia de los fallos que presentaba, y desde entonces diversas organizaciones han criticado el mal estado de la estructura, que se dañó en el terremoto de 2017. El Gobierno de la capital ha anunciado que solicitará una investigación que aclare las causas del siniestro.

Al menos 23 personas han muerto y cerca de 70 han resultado heridas al desplomarse en la noche del lunes un puente de la vía elevada de la línea 12 del Metro de Ciudad de México, entre las estaciones de Olivos y Tezonco, sobre el que circulaba un tren con varios vagones. Los convoyes se han precipitado sobre una avenida por la que circulaban decenas de vehículos, aunque la afluencia de tráfico era moderada.

En un vídeo de las cámaras del sistema de vigilancia del Gobierno de la Ciudad de México se observa como la estructura elevada se rompe al paso del tren, que se derrumba junto con la construcción desde una altura de 20 metros. Al menos un autobús y dos automóviles han quedado atrapados bajo los escombros.

La instalación, construida durante la administración del entonces jefe de Gobierno Marcelo Ebrard, ahora canciller del país, forma parte de la línea 12 de Metro. Inaugurada en octubre de 2012, la vía se clausuró dos años después a consecuencia de los fallos que presentaba y, finalmente, fue reabierta en el año 2015. Desde entonces, han sido diversas las organizaciones de ciudadanos que han criticado la precariedad de las instalaciones y la falta de mantenimiento, que causa frecuentes interrupciones en el servicio del metro.

De hecho, los vecinos de la zona criticaron inmediatamente en redes sociales las reiteradas denuncias que han venido haciendo sobre el mal estado de la estructura, que se dañó en el último gran terremoto que sacudió la ciudad en septiembre de 2017.

El puente derrumbado en el siniestro. 

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron los servicios de emergencia para atender a las víctimas y para remover el tren desplomado. No obstante, las labores de rescate se han paralizado. 

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y la secretaria de Gobernación Interior, Olga Sánchez Cordero, han solicitado que se investiguen las causas del siniestro. "Lo ocurrido en el metro es una terrible tragedia. Mi solidaridad a las víctimas y sus familias. Por supuesto deben investigarse causas y deslindarse responsabilidades. Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario", apuntó Ebrard en un mensaje difundido a los medios.

El metro de la Ciudad de México, uno de los más transitados del mundo, ha sufrido al menos dos accidentes graves desde su inauguración hace medio siglo. En marzo del año pasado una colisión entre dos trenes en la estación de Tacubaya dejó un pasajero muerto y resultaron heridas 41 personas. En 2015, un tren que no se detuvo a tiempo se estrelló contra otro en la estación de Oceanía, hiriendo a 12 personas.

COMPARTIR: