25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La mujer padece una discapacidad psíquica-física del 44 por ciento, al igual que el fallecido, que sufría un retraso mental ligero

Condenan a 17 años de cárcel a una mujer acusada de asesinar a un amigo de 16 puñaladas tras reconocer los hechos

La acusada durante su comparecencia en los Juzgados / Europa Press.
La acusada durante su comparecencia en los Juzgados / Europa Press.
La acusada de asesinar de 16 puñaladas a un amigo suyo en Laviana (Asturias) en febrero de 2018 ha aceptado este lunes los hechos, tal y como los recoge el escrito de la Fiscalía, y una pena de 17 años de prisión.

La mujer condenada padece una discapacidad psíquica-física, al igual que el fallecido, que padecía un retraso mental ligero. La vista oral estaba previsto que se celebrase ante un Jurado, pero a la vista del reconocimiento de los hechos y el acuerdo entre las partes el mismo no ha llegado a conformarse.

La acusada, representada por el abogado Arturo Alonso, con despacho en la Avenida de Galicia de Oviedo y en Pola de Laviana, ha sido trasladada de la prisión de Mansilla de las Mulas a la cárcel asturiana. Tal y como han acordado las partes, la mujer deberá indemnizar al padre de víctima con 40.000 euros y al hermano con 80.000.

Su letrado, Arturo Alonso ha destacado que han decidido llegar a este acuerdo de conformidad ante "el arrepentimiento de la condenada y la situación de la familia, que se encuentra destrozada por lo ocurrido". "Ella está arrepentida y cuenta con el respaldo de su familia así que nos pareció que aceptar esa pena y llagar a un acuerdo era lo más justo", ha explicado el letrado.

También el abogado de la acusación particular, Luis Antonio Olay, ejercida por el hermano de la víctima, se ha mostrado satisfecho con el acuerdo adoptado por las partes.

La localidad asturiana de Laviana.

La mujer ha admitido los hechos descritos por el fiscal, que le han sido leídos en la sala por el magistrado. Según dicho escrito, sobre las 19.00 horas del día 27 de febrero de 2018, la acusada, nacida en julio de 1984 y que padece un 44% de discapacidad psíquica-física, se encontraba en su domicilio en Laviana en compañía de E.B.V., amigo y a quien conocía desde hacía varios años al haber coincidido en el Centro de Atención integral de Pando-Langreo para personas con disminución psíquica. E.B.V. presentaba un retraso mental ligero, teniendo reconocido un grado de minusvalía del 65%.

Por motivos que se desconocen, la acusada, con ánimo de acabar con la vida de su amigo, le asestó -de manera sorpresiva y sin que él pudiera reaccionar al ataque de ninguna manera- hasta 16 puñaladas por todo el cuerpo con un cuchillo de unos 17 centímetros de longitud con punta y un solo filo, de empuñadura amarilla de plástico.

A la llegada de la Guardia Civil, se encontraron con que la acusada no presentaba ningún rasguño en su cuerpo, ni restos de sangre y estaba vestida con ropa limpia, tras haberse lavado y cambiado de ropa después del apuñalamiento, habiendo incluso lavado la ropa que llevaba en el momento de los hechos.

El cuerpo de E.B.V. fue hallado sin vida en la habitación de mayor tamaño de la casa. Se encontraba vestido íntegramente, con ausencia de manchas de sangre y signos de defensa y lucha en las extremidades superiores, teniendo además sobre su mano izquierda un teléfono móvil de color negro.

El fiscal sostiene que la acusada le apuñaló hasta en 16 ocasiones, de las que siete fueron en la zona de la cara y cuello, siete puñaladas en la región tóraco-abdominal anterior derecha, y dos puñaladas en región dorsal del tórax. La víctima tenía 39 años, teniendo como familiares próximos a su padre, una hermana (fallecida) y un hermano, con quienes no convivía.

COMPARTIR: