18 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cuatro personas, todas ellas de nacionalidad española, han sido detenidas tras realizarse once registros en Madrid, Asturias y Cantabria

Incautadas 322 armas en tres regiones, entre ellas un boli-pistola, un bastón-escopeta, ametralladoras y fusiles

Un guardia civil con algunas de las armas incautadas.
Un guardia civil con algunas de las armas incautadas.
La Guardia Civil ha informado este miércoles de los resultados de la 'operación Golalde', una de las mayores contra el tráfico de armas efectuadas en nuestro país, en la que han sido incautadas más de 322 armas ilegales en las comunidades autónomas de Madrid, Asturias y Cantabria.

La Guardia Civil ha detenido a cuatro ciudadanos españoles que interactuaban entre ellos para traficar con armas que llegaban a organizaciones criminales ligadas con el narcotráfico y los delitos contra la propiedad.

Los agentes de la Benemérita han intervenido 322 armas, entre que se encuentran fusiles de asalto AK-47, subfusiles, pistolas ametralladoras y más de 250 armas cortas plenamente funcionales, entre las que destacan un bolígrafo-pistola y un bastón-escopeta, en ambos casos artilugios prohibidos.

Algunas de las armas incautadas.

La operación se inició a comienzos de 2018 al detectar la Guardia Civil que un vecino de Gijón, con antecedentes por consumo de heroína y con falsa apariencia de ser coleccionista, quería vender un arma por internet a un elevado precio. Esto derivó en la detención y hallazgo de un taller clandestino en Torrelavega (Cantabria) y otro en un trastero de Gijón.

Se han ejecutado once registros en una investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón, que ha decretado el ingreso prisión de los cuatro arrestados.

COMPARTIR: