16 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hombre se radicalizó durante su estancia en la prisión madrileña, donde tuvo contacto con presos vinculados al DAESH

Arrestan en el sur de Madrid a un ciudadano marroquí que difundía propaganda yihadista tras haber sido adoctrinado en la cárcel de Valdemoro

Un detenido yihadista.
Un detenido yihadista.
Se trata de un "un individuo violento" en su comportamiento cotidiano, cuyas únicas fuentes de ingresos provienen de la vinculación con la delincuencia y que se radicalizó en una prisión madrileña tras tener contacto con presos cercanos al Estado Islámico.

La Guardia Civil ha detenido en la localidad madrileña de Getafe a un joven de 28 años y natural de Tánger, Marruecos, por presuntos delitos de autoadoctrinamiento y difusión de propaganda yihadista.

Durante su estancia en el Centro Penitenciario Madrid III, en la localidad de Valdemoro, el detenido se rodeó de presos próximos al DAESH que provocaron una "mayor radicalización" de su conducta, tal y como comprobaron los investigadores.

La operación se inició a principios de 2018 al detectarse su actividad en redes sociales. El detenido consumía propaganda de las diferentes plataformas mediáticas asociadas a grupos terroristas, principalmente de las vinculadas al Estado Islámico.

Durante este período, los investigadores han constatado que el detenido, que responde a las iniciales de B. A., es "un individuo violento" en su comportamiento cotidiano y pone en práctica todo tipo de medidas de seguridad. Además atribuyen su única fuente de ingresos a la vinculación con la delincuencia.

La prisión de Madrid III, en la localidad de Valdemoro.

Tal y como argumentan, el detenido utilizaba numerosos dispositivos para conectarse a redes sociales, ninguno de los cuales se encontraba registrado a su nombre.

Se radicalizó en la cárcel

Los investigadores centran parte de su esfuerzo en determinar esos contactos que entabló el detenido en su estancia en el Centro Penitenciario Madrid III y que provocaron una radicalización en su conducta.

Según la Guardia Civil, es precisamente entre presos procedentes de entornos delincuenciales no vinculados inicialmente al radicalismo, donde los reclutadores que trabajan a favor de grupos terroristas buscan posibles candidatos para iniciar sus procesos de captación, siendo este perfil el más común entre los autores de los últimos ataques protagonizados por "actores solitarios" producidos en diferentes países de nuestro entorno.

Los agentes de la Benemérita están realizando registros en los dos domicilios en los que ha residido el detenido. Esperan obtener información relevante del material y efectos incautados para esclarecer la actividad y vinculaciones de este individuo, así como otras posibles líneas de investigación.

Propaganda en Internet

Los investigadores señalan que el uso de la propaganda a través de Internet por parte de los diferentes grupos terroristas constituye una de sus principales fortalezas, tanto para la difusión de su ideario radical como para publicitar sus acciones y para la captación de nuevos adeptados.

La Guardia Civil considera que la "continua pérdida" de territorio del grupo terrorista DAESH, ha hecho que su estrategia de difusión de propaganda y captación de nuevos adeptados a través de Internet suponga una de sus principales fortalezas.

Desde que se elevara al nivel 4 de Alerta Antiterrorista en España el pasado 26 de junio de 2015, la Guardia Civil "ha potenciado" todas las investigaciones relacionadas con este tipo de estructuras de propaganda, captación y financiación.

COMPARTIR: