15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato USO del ayuntamiento pacense denuncia las condiciones de precariedad en las que trabaja la plantilla

Un coche de la Policía Local de Badajoz se ve envuelto en un accidente y lo denuncian por tener la ITV caducada

Vehículos de la policía local de Badajoz.
Vehículos de la policía local de Badajoz.
Un coche de la Policía Local de Badajoz se accidentó el pasado mes de diciembre cuando acudía deprisa para impedir un robo. Tras realizarse el atestado del accidente el vehículo fue expedientado por no tener pasada la ITV desde noviembre de 2018. El sindicato USO emitió un comunicado denunciado la situación de precariedad en la que, a su juicio, se encuentran los empleados municipales.

La sección sindical de la Unión Sindical Obrera (USO) en el Ayuntamiento de Badajoz ha asegurado que dos policías locales de la ciudad se han accidentado de servicio con un coche patrulla que "les fue asignado sin ITV" y ha criticado que, desde la Jefatura de Policía de Badajoz, "se intenta culpabilizar a los accidentados modificando el atestado".

USO ha explicado en un comunicado que alrededor de las 3 de la madrugada del pasado 10 de diciembre dos agentes de la Policía Local que se encontraban de servicio supieron, a través de su central de comunicaciones, que se estaba produciendo un robo en un establecimiento público de la barriada pacense de San Fernando.

Francisco Javier Fragoso, alcalde popular de Badajoz desde 2013.

Los agentes "pusieron rumbo al lugar para tratar de impedirlo" pero "lamentablemente" en el trayecto al tratar de girar desde la Plaza Reyes Católicos hacia la Ronda de Circunvalación Reina Sofía "tras reducir a segunda y tener la percepción de que la respuesta del accionado de los frenos no era la de costumbre, se salían de la vía accidentándose contra un árbol".

Según ha puntualizado este sindicato, a consecuencia de dicho accidente ambos sufrieron heridas de diversa consideración que precisaron suturas y de las que aún se encuentran convalecientes. Hasta el lugar del accidente se trasladó "de inmediato" el equipo de Atestados de la propia Policía Local, "que tras realizar las pesquisas pertinentes habría determinado como causa principal del accidente las condiciones meteorológicas adversas, con espesa niebla y asfalto muy mojado y deslizante, además de la pérdida de adherencia de los neumáticos". 

ITV caducada

Tras personarse el equipo de Atestados la sorpresa fue que terminaron denunciando el vehículo por carecer de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), caducada desde el 15 de noviembre. "Hasta aquí todo haría indicar que podría tratarse de un accidente laboral sin más, de no ser porque el vehículo que el oficial jefe de servicio de esa noche había asignado a los agentes fue denunciado por el propio Equipo de Atestados de la Policía Local por carecer de ITV", apuntó el sindicato USO, que denuncia que en los distintos servicios municipales, los responsables "actúan por libre, improvisando y con un menosprecio constante hacia la vida e integridad física de los trabajadores por las consecuencias que pueden derivarse de sus decisiones como superiores jerárquicos".

En este mismo sentido, la sección sindical ha hecho hincapié en que el vehículo policial "no rotulado y accidentado en cuestión (V-40), habría sido calificado fechas atrás por la Unidad de Logística de la Policía Local como 'no apto' para el servicio policial, como así habría sido comunicado a la Jefatura, por haber sobrepasado la vida útil para el patrullaje según normativa de Junta de Extremadura".

Se buscan responsables

Al respecto, USO se ha preguntado "por qué fue asignado ese vehículo por el jefe de servicio de esa noche a los policías accidentados" y "quién o quiénes son los responsables de que ese vehículo fuera asignado esa noche para salir a patrullar sin reunir las garantías técnicas suficientes para hacerlo".

"También podría haber incurrido, a la vista de las consecuencias y las lesiones de los policías afectados, en un posible delito contra la seguridad y la salud de los trabajadores tipificado en el artículo 316 del Código Penal, por no facilitar a los trabajadores los medios necesarios para que los mismos desempeñen su actividad con las medidas de seguridad adecuadas y de forma que no se ponga en peligro grave su vida, salud o integridad física", han agregado. Estos delitos laborales onllevan incluso penas de prisión de seis meses a tres años, por lo que USO "exigirá nuevamente responsabilidades" por unos hechos que considera "muy graves" y sobre los que ha matizado que "en cualquier caso el responsable único de que el vehículo no hubiera pasado la ITV siempre es el titular del mismo, en este caso, el Ayuntamiento de Badajoz, que será quien deba abonar la sanción".

Desde el sindicato no supieron precisar si el alcalde, Francisco Javier Fragoso, como jefe superior del Cuerpo de Policía, y su concejala delegada, María José Solana, "están al tanto de todo esto o, por el contrario, ni han sido informados de unos hechos tan graves".

COMPARTIR: