25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Ana María Bayo fue interceptada por la Policía Nacional en el aparcamiento del Hospital madrileño de La Paz

Detenida una tercera madre de la Asociación Infancia Libre por impedir al padre ver a su hija

Foto del twitter de Infancia Libre donde posan tres de las detenidas. Ana María Bayo es la tercera por la izquierda.
Foto del twitter de Infancia Libre donde posan tres de las detenidas. Ana María Bayo es la tercera por la izquierda.
La Policía Nacional detuvo este martes en el aparcamiento del Hospital de La Paz, en Madrid, a una tercera madre de la asociación Infancia Libre, por impedir a su ex ver a la hija de ambos durante dos años. Se trata de Ana María Bayo, que trabaja como enfermera en ese hospital madrileño y fue detenida por motivos similares a las otras dos anteriores detenciones de madres de la misma asociación, incumplor el régimen de visitas de los padres con sus hijos.

Con Ana María Bayo ya son tres las mujeres detenidas de la asociación Infancia Libre por problemas relacionados con sus parejas y los hijos de ambos. Los hechos, nuevamente, son similares a los que han conducido en los últimos dos meses a las detenciones de María Sevilla y Patricia González por el secuestro de sus propios hijos: la arrestada, hace dos años que incumple el régimen de visitas con su ex pareja. De hecho, tiene dos procesos abiertos por desobediencia a raíz de ese incumplimiento, aunque no por sustracción de menores, como en el caso de las otras dos mujeres.

La detención se produjo en la mañana del martes con orden judicial a raíz de las investigaciones que está realizando la Unidad Adscrita de Policía Nacional a los Juzgados y la Fiscalía de Madrid sobre Infancia Libre. Además se dan otras coincidencias en este caso: el padre de la menor, José Luis I., ha sido juzgado y absuelto el pasado mes de abril de las acusaciones de abusos sexuales a su hija por las que le denunció su ex mujer.

Entonces, la acusación ejercida por su ex mujer pedía para el padre de la niña seis años de prisión, pese a que los informes forenses y la sentencia no dan ninguna credibilidad a los abusos, por la denuncia, como en las ocasiones anteriores en lo que a Infancia Libre se refiere, podría ser falsa.

Denunció también por malos tratos al padre

Una diferencia, sin embargo, es que la madre también amplió la denuncia contra el padre por un "bofetón" que le pegó a su hija, y por eso sí han condenado al hombre a tres meses, por lo que es más que posible que en esta ocasión la custodia de la menor, tras la detención de la madre, no se le otorgue al progenitor.
Esta vez, como en las otras, la mujer detenida ha tenido a la misma abogada y al mismo psiquiatra que trabajan para Infancia Libre y asesoraron también a las dos arrestadas anteriores, Carmen Simón y el doctor Antonio Escudero Nafs.

Según publicó El Mundo, José Luis llevaba sin ver a su hija de 11 años desde 2017, y sus problemas por la custodia de la niña comenzaron en el año 2015. El patrón de Infancia Libre se reproduce y deja ya pocas dudas sobre la presunta organización de sustracciones parentales por parte de la asociación, que ofrece indiciariamente caracteres de trama organizada para los investigadores.

En esta ocasión, al contrario que en los dos anteriores de Infancia Libre, esta madre sí tenía a su hija escolarizada, pero cambiaba a menudo de domicilio para que el padre no pudiera tener acceso a su hija. La mujer se saltó constantemente el régimen de visitas, ya fuera en privado o en un punto de encuentro, y por eso los Juzgados de Arganda del Rey (Madrid) tienen abiertos dos procedimientos contra ella.

María Sevilla, la primera detenida de Infancia Libre.

El Caso Infancia Libre estalló cuando los agentes de la Unidad Adscrita a los Juzgados de Plaza de Castilla localizaron al hijo de María Sevilla, junto a la propia madre, "como un animal", sin escolarizar, con dificultades para hablar y escribir a sus 11 años, después de al menos dos en paradero desconocido para terminar viviendo, apartado de su padre y de la civilización, en una pedanía de Tarancón (Cuenca).

Asesores de Podemos

Con dificultades relacionales porque su madre sólo le dejaba salir de la finca "unas pocas horas al día", aseguran los investigadores que encontraron a Sevilla había perdido la custodia de su hijo mayor por sentencia firme, pero se negó a entregarlo a su padre y, literalmente, se echó al monte con él, itinerando por diversas ubicaciones de Andalucía, Levante y País Vasco hasta ser detenida en Villar de Cañas. Se supo luego que Sevilla había realizado funciones de asesoramiento para el grupo políticos Podemos en materia de abusos sexuales intrafamiliares, que habló en el Congreso en 2017 y la Asamblea de Madrid en 2016 convocada por la formación morada, y firmó un acuerdo con la formación para realizar un estudio sobre el tema.

Todo ello, habiendo también denunciado falsamente a su ex marido en al menos tres ocasiones por eso mismo, por supuestas agresiones del padre a S., hijo de ambos, según los documentos de los diversos juicios entre los dos progenitores.

La segunda detenida: Patricia González


El 11 de mayo pasado, el segundo caso: de nuevo la Unidad Adscrita a Plaza de Castilla liberaba en La Cabrera (Madrid) a una niña de 10 años secuestrada desde octubre de 2017 por su madre, Patricia González, que había contado igualmente con la ayuda de María Sevilla y de Podemos. El padre, que había sido igualmente acusado sin pruebas de abuso sexual sobre su propia hija -y posteriormente exonerado-, es Daniel I. Aguirre, periodista.

La hija de ambos estaba en buen estado físico al ser localizada tras dos meses de minuciosos seguimientos. Los agentes descubrieron entonces que la abogada Carmen Simón había intervenido también en la causa, y apareció ahí una tercera persona: el psiquiatra Antonio Escudero Nafs, que incluso estuvo medicando a la niña con psicofármacos, sin consentimiento del padre, un año después de que el juez de familia dictaminara que había que dejar de hacerlo.

COMPARTIR: