14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los delincuentes, vecinos de localidades gallegas, estaban planeando raptar a otra persona en O Porriño

Primer golpe contra los secuestros express: detenidos 4 hombres que retuvieron a un joven de Sanxenxo y pidieron un rescate de 4.000 euros

Uno de los detenidos por el secuestro en Sanxenxo en 2017
Uno de los detenidos por el secuestro en Sanxenxo en 2017
Los secuestradores golpearon al joven, le retuvieron durante horas y tras robarle dinero en efectivo, exigieron el rescate de 4.000 euros a su familia.

La Guardia Civil ha detenido a  los cuatro integrantes de una banda de delincuentes por el secuestró express en el  verano de 2017 de un vecino de Sanxenxo (Pontevedra). El hombre fue liberado tras recibir los secuestradores un rescato de  4.000 euros.

Los detenidos son  dos vecinos de O Grove, uno de Sanxenxo y otro más de Vigo. Según afirma la Guardia Civil, la banda    planificaba  llevar a cabo otro secuestro en O Porriño.

Abordado en la Playa de Lanzada mientras hacía deporte

Los hechos ocurrieron en verano del año pasado, un día de agosto sobre las diez y media de la noche cuando un joven  de Sanxenxo que estaba haciendo deporte en la zona de A Lanzada fue abordado por unos encapuchados cuando iba a recoger su vehículo

Playa de La Lanzada, donde se produjo el secuestro express (El Cierre Digital)

Según contó la víctima, le golpearon en la cabeza con un arma corta y lo retuvieron en el interior del vehículo ordenándole que no levantase la cabeza y les entregase la cartera y el móvil.  Los delincuentes le sustrajeron 240 euros y la tarjeta de crédito con la que retiraron dinero en varios cajeros automáticos de Sanxenxo. También le intimidaron para que les facilitara el PIN de seguridad. Los  secuestradores querían más dinero y por ello  obligaron a la víctima a llamar a sus familiares   para exigir   4.000 euros en efectivo que tenían que ser entregados en un establecimiento de la misma localidad de Sanxenxo. Con el dineo en mano, los secuestradores  abandonaron al joven en el mismo lugar de los hechos.

La operación denominada Botelo ha sido llevada a cabo por el equipo de Patrimonio de la policía judicial de Pontevedra. Uno de los secuestradores ya estaba en prisión como consecuencia  de la operación Caldox por el robo de gasóleo en obras y empresas de transportes de la provincia

COMPARTIR: