22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Pedro Sánchez concede ocho días al Gobierno venezolano para que convoque elecciones antes de reconocer a Guaidó como presidente

Maduro, en la prórroga: las empresas españolas pendientes de la decisión final de la Unión Europea respecto al país caribeño

Celebración de elecciones en ocho días o si no se reconocerá como presidente de Venezuela al autoproclamado Juan Guaidó para que las organice él. Es la oferta lanzada por el Gobierno español al presidente Nicolás Maduro y que ha sido apoyada y seguida por los demás países de la Unión Europea.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha liderado la respuesta de los socios comunitarios a la crisis que vive Venezuela desde que el pasado miércoles, el presidente de la cámara de diputados, Juan Guaidó, se autoproclamara presidente del país caribeño.   Los Gobiernos de España, Francia y Alemania han reforzado en las últimas horas su presión sobre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que convoque elecciones libres en un plazo de ocho días , advirtiendo de que en caso contrario reconocerán como auténtico presidente al autoproclamado Juan Guaidó, para que sea él quien las organice.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

Pedro Sánchez, el presidente francés, Emmanuel Macron, y los portavoces del Gobierno alemán se han anticipado al movimiento que ha sido secundado rápidamente por los demás miembros de la Unión Europa en una única voz a pesar de la oposición inicial de países como Austria o Grecia.   Una oposición que, de haberse mantenido, no iba a suponer ningún freno para la acción española, según declaró este viernes el ministro de Exteriores, Josep Borrell, quien aseguró que “España no permanecerá inactiva” ante esta crisis que ya ha causado una treintena de muertos.

Mediante una declaración institucional, Sánchez ha confirmado que "no buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela, queremos democracia y elecciones libres y transparentes con las garantías necesarias para que un Gobierno represente al pueblo venezolano". Según el presidente del Gobierno español, el país "vive desde hace muchos años una gravísima crisis económica, política y social, con más de tres millones de venezolanos desplazados". Sin embargo, el Ejecutivo español admite  tener poca confianza en que Nicolás Maduro convoque las elecciones.

Sánchez también ha destacado que "en todo momento España ha liderado la posición de la UE" respecto a la situación en Venezuela, "en coherencia con la relación especial" que mantiene con ese país y con toda Latinoamérica en su conjunto.

Reacción inmediata y desafiante de Nicolás Maduro a Pedro Sánchez

Y de inmediato, Nicolás Maduro ha respondido diciendo que lo que debe hacer España es convocar elecciones ya que Pedro Sánchez no fue elegido en las urnas, y acusó al presidente del Gobierno de repetir el guión de José María Aznar e incluso situarse a la derecha.  Para proteger a Maduro, han llegado ya a Venezuela varios grupos de mercenarios rusos. Podrían ser hasta unos 400 efectivos de una organización paramilitar que ya ha cumplido misiones similares en Ucrania y Siria y actualmente tiene personal activo en algunos países africanos. Según el diario británico The Guardian, se trataría de la primera vez que estos mercenarios se despliegan en el hemisferio oeste.

El Consejo de Seguridad de la ONU

El país caribeño, que dispone de las principales reservas de crudo del mundo, aunque de muy difícil extracción, es otra pieza estratégica que se disputan EEUU y Rusia. De hecho, Venezuela ha recibido en los últimos años continua ayuda financiera de Moscú a cambio de petróleo.  Un enfrentamiento que se ha evidenciado una vez más entre los representantes de ambas potencias mundiales en la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad, este sábado.  

Sánchez ya trasladó a Guaidó el jueves, por medio de una llamada telefónica realizada desde el Foro de Davos, el "coraje" que está demostrando como presidente de la Asamblea Nacional. El pasado miércoles 23 de enero Juan Guaidó se declaró a sí mismo presidente de Venezuela al considerar ilegítimo el nuevo mandato de seis años asumido por Nicolás Maduro el 10 de enero y ser él la siguiente autoridad constitucional del país. Guaidó ha sido reconocido por Estados Unidos, Colombia y Brasil, entre otros países.

COMPARTIR: