12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los vecinos de la localidad de Pozondón empezaron a echar de menos a María Ángeles, de 90 años, y los hijos han sido detenidos.

Detienen a dos hermanos en Teruel acusados de esconder el cadáver de su madre en un armario durante dos años

Ponzón (Teruel).
Ponzón (Teruel). / Europa Press
Dos hermanos, Pedro e Isabel Blasco Yunta, vecinos de Pozondón (Teruel) de entre 55 y 60 años de edad, fueron detenidos este martes a mediodía por la Guardia Civil como presuntos autores del asesinato de su madre, Ángela Yunta Arroyo, una octogenaria cuyo cadáver fue hallado esa misma mañana dentro de un armario de la casa en la que vivían los tres en dicha localidad de la Sierra de Albarracín.

Pozondón cambió de alcalde el pasado domingo. Este pueblo de Teruel tenía como primer punto del día en el traspaso de poderes conocer el paradero de una de sus vecinas. En la localidad turolense en invierno no hay más de 40 vecinos. Sin embargo, echaban de menos a una: María Ángeles. Por padecer movilidad reducida no era común verla por la plaza, pero según pasaban los meses el anterior equipo de gobierno empezó a preocuparse. Cuando preguntaban a sus dos hijos por ella, las respuestas eran incoherentes. Se procedió a ponerlo en conocimiento de asuntos sociales y la investigación ha acabado con sus dos hijos detenidos como presuntos autores de un delito de asesinato. En el pueblo apuntan que la mujer, de 90 años, habría sido hallada emparedada en un armario. Lo cierto es que el cadáver podría llevar hasta dos años allí.

Todo el pueblo, "chiquitito y armonioso" en palabras de su actual alcalde, Mario Cáceres, sospechaba que algo no iba bien. A las 9:00 horas de ayer, agentes de la Guardia Civil se personaron en la vivienda. Los hijos, de mediana edad, no pusieron resistencia a que entraran a registrarla. Tras encontrar su cadáver oculto en la casa ambos fueron detenidos y trasladados a la Comandancia de la Benemérita en Teruel, donde el juez les tomó declaración.

El suceso tiene consternado a un pueblo en el que vive la familia de la fallecida desde hace varios años. Eran de allí, pero durante una temporada vivieron en Madrid. Los vecinos los recuerdan como una familia siempre muy discreta. La hija, soltera, se dedicaba a cuidar a la madre y el hijo, tampoco casado, realizaba trabajos esporádicos en el Ayuntamiento en el área de mantenimiento.  

Portal donde apareció la mujer. 

El nuevo alcalde no ha tenido tiempo de contar con sus trabajos. César tiene por delante empezar el mandato con el pueblo conmocionado. Vive en Madrid y hace los viajes que sean necesarios. Es un trabajo "vocacional y pasional" que haces por "amor al pueblo". Por la distancia requiere de mucho esfuerzo personal y familiar, pero "merece la pena". Pozondón se sitúa hoy en el mapa por el suceso que tiene sorprendida a toda España, pero asegura que es un sitio de montaña maravilloso en el que "las gentes cuidan los unos de los otros y es lo que ha hecho que saltara la voz de alarma de una situación cuyo final es el peor de todos".  

Con los detenidos habría jugado más de una vez en la plaza de pequeños. A la víctima la recuerda con cariño "y desgraciadamente es con lo que prefiero quedarme". Este fin de semana decidirán cómo recordar a una vecina a la que de repente empezaron a echar de menos porque "es tan pequeño que cualquiera que falta se nota". Fuentes judiciales han explicado que ahora el juez está a la espera de que se le remitan los informes policiales y forenses para continuar con la investigación sobre las causas y las circunstancias de la muerte.

COMPARTIR: