16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

No se ha prorrogado el contrato de la empresa Dulcinea Nutrición, señalada por los gusanos que aparecieron en su comida en el programa de Chicote

El mediático cuartel militar de Camposoto se queda sin servicio de comedor y Defensa les da raciones de campaña

Cuartel de Camposoto en San Fernando (Cádiz)
Cuartel de Camposoto en San Fernando (Cádiz)
Más de 800 alumnos del Ejército de Tierra se han quedado sin servicio de comedor en el cuartel militar de Camposoto de San Fernando (Cádiz), debido a la deuda que la empresa responsable del catering, Dulcinea Nutrición SL, mantiene con la Seguridad Social. Su mala situación económica ha impedido que pueda entrar en vigor la prórroga del contrato con el Ministerio de Defensa, que se ha hecho cargo por ahora del comedor, aunque únicamente están sirviendo raciones de campaña.

Los 17 trabajadores del comedor de este acuartelamiento del Ejército de Tierra han sido notificados este lunes de que, desde el martes 1 de octubre, fecha en la que tendría que comenzar la prórroga del contrato, ya no podían acceder a las instalaciones para prestar el servicio de comedor.

Por ello, los empleados de Dulcinea Nutrición están llevando a cabo una serie de movilizaciones a las puertas del centro militar para denunciar la situación laboral que están sufriendo. La situación con esta empresa de catering no es nueva, puesto que desde hace tiempos han tenido problemas con los proveedores y los trabajadores han sufrido retrasos de hasta dos meses en el pago de nóminas.

Jenner López Escudero, presidente de la Asociación Militar Profesional 45 Sin Despidos, en palabras para elcierredigital.com critica al Ministerio de Defensa, liderado por Margarita Robles, por permitir que se haya llegado a este punto. “Estas son las consecuencias de la privatización en el Ejército. Rescinden el contrato ahora unos trabajadores a los que denigran sus derechos y les dejan en la calle y perjudican a cientos de soldados que se quedan sin comer decentemente”, denuncia López Escudero, quién comenta que también se han visto afectadas por la mala situación económica de Dulcinea la Base Naval de Rota y las residencias militares de Málaga .

militaresSon 818 alumnos los que se han quedado sin servicio de comedor en el acuartelamiento de Camposanto

A la espera de que se solucione el conflicto, un total de 818 alumnos del acuartelamiento se han quedado sin servicio de comedor y están recibiendo raciones de campaña, servidas por el Ministerio de Defensa. En el acuartelamiento de Camposoto se emplazan el Centro de Formación de Tropa número dos (CEFOT-2) y el Regimiento de Artillería de Costa número cuatro (RACTA-4).

Asimismo, Jenner asegura que este tipo de conflictos no se darían actualmente si no se prescindiera de los soldados temporales de Tropa y Marinería al cumplir los 45 años, dándoles una segunda actividad o estableciendo una Ley de Carrera Militar Única. “Tenemos a 5.00 hosteleros en el paro y nuestros soldados tienen que andar comiendo raciones de previsión. Es intolerable. Si a los 1.500 soldados que envías al paro les das una segunda actividad esto no ocurriría”, comenta el presidente de 45 Sin Despidos.

Gusanos en la comida

El conflicto en el acuartelamiento de Camposanto viene tras la polémica surgida a principios de este año por la calidad de la comida que servía Dulcinea Nutrición a los militares en formación que se emplazan allí. Fue en febrero cuando salió a la luz que en la comida del menú que preparaban había decenas de gusanos.

Los platos de fideuá cocinados el 25 de febrero estaban llenos de estos bichos, situación que fue denunciada y publicada en diferentes medios de comunicación. De hecho, Alberto Chicote dedicó un programa especial en ¿Te lo vas a comer?, donde además de denunciar la situación criticó la calidad de los menús que servía el servicio de comedor que presta esta controvertida empresa de hostelería a los cuarteles militares.

COMPARTIR: