24 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El español, que lleva más de 24 años en prisión, pierde su última oportunidad de ser libre

Pablo Ibar seguirá en el corredor de la muerte: un jurado popular de Florida vuelve a declararle culpable de un triple asesinato

Pablo Ibar, durante el cuarto juicio, en Florida, junto a uno de sus abogados
Pablo Ibar, durante el cuarto juicio, en Florida, junto a uno de sus abogados
Golpe demoledor para Pablo Ibar y su familia. El español-estadounidense de 46 años, ha sido declarado de nuevo culpable. El jurado de este cuarto juicio celebrado en el tribunal de Broward County de Florida, llegó a su veredicto unánime  este sábado después de tres días y medio de deliberación.

Tres días en los que había nuevas esperanzas para Ibar. Sin embargo, todo se ha vuelto a truncar para esta familia que no ha descansado desde que hace 24 años, Pablo Ibar entrara en prisión acusado de un triple crimen del que él siempre se ha declarado inocente.

El español-estadounidense escuchó con serenidad aparente el veredicto del jurado, solo un ligero movimiento de negación con la cabeza contrastaba con las lágrimas y sollozos que surgían de la bancada de su familia, que de nuevo, se hundía en la pena y en la desazón.   

El jurado debe volver a reunirse el 25 de febrero para fijar una condena. Después, el juez Dennis Bailey decidirá. Si el jurado pide muerte, el juez podría rebajarla a cadena perpetua, si pide cadena perpetua, el magistrado podrá imponer una pena más grave.

Pablo Ibar junto a su mujer, su padre, Cándido, y su hermano. Michael.

La familia Ibar, encabezada por su padre, Cándido, y la mujer de Pablo, Tanya,  volverá a apelar el veredicto, pero mientras, el acusado ha vuelto ya al corredor de la muerte, donde ha pasado los últimos 16 años.  De haberlo conseguido este sábado, Ibar habría sido en el  preso número 29 en quedar libre tras pasar por el corredor de la muerte en Florida. Una victoria que no ha podido ser y que habría supuesto un varapalo  a un  castigo inhumano,  vigente en 30 Estados de EEUU, y aplicado de manera muy frecuente en Florida.  

El fiscal ha llamado "asesino" a Ibar y ha aportado pruebas nuevas

El portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar, Andrés Krakenberger, ha señalado que a lo largo del juicio la defensa pudo demostrar que varios testigos "habían mentido", que algunos "habían cobrado" e incluso "demostrar con peritos incluso de la propia Fiscalía que no se podía identificar a Pablo Ibar a través de ese vídeo borroso" que sirvió de prueba. El vídeo, de hecho, ha sido la prueba definitiva para el jurado en sus deliberaciones. Un parecido físico el de Pablo Ibar demasiado alto con la imagen de uno de los asesinos recogida por una cámara de  . Según Krakenberger,  el jurado se dejó llevar por el último llamamiento totalmente inaceptable del fiscal que les pidió expresamente “no dejar escapar a este asesino”.

El padre de Pablo Ibar, Cándido, a la derecha, en un acto por la  celebración de un juicio justo para su hijo

Ibar, de 46 años, fue condenado a muerte acusado de un triple asesinato en 1994 en Florida -el del dueño de un club nocturno y dos bailarinas-, crimen del que él siempre se ha declarado inocente. Aunque el primer juicio fue declarado nulo porque los miembros del jurado no se pusieron de acuerdo, en el año 2000 fue declarado culpable y condenado a muerte. Ibar estuvo en el corredor de la muerte hasta que, en 2016, el Tribunal Supremo de Florida anuló la condena y ordenó repetir el juicio por considerar que había tenido una defensa ineficaz y había sido condenado a partir de pruebas “débiles y escasas”.

En el nuevo juicio, la Fiscalía ha insistido en pedir la pena de muerte para Ibar. Según la Asociación que le representa, en el alegato final del fiscal Chuck Morton --fiscal auxiliar ahora y fiscal en el juicio en que Ibar fue condenado a muerte en 2000--, no presentó pruebas nuevas, sino que se limitó a subrayar la brutalidad del crimen que se aprecia en el vídeo de prueba, el mismo vídeo que la defensa cuestiona.

Pruebas muy cuestionadas por la defensa y muchos medios

El equipo de abogados defensores, Benjamin Waxman y Joe Nascimiento, había puesto de manifiesto durante el juicio que hubo testigos de la fiscalía que faltaron a la verdad y que sus peritos han puesto en duda los métodos de identificación utilizados en el primer juicio, incluyendo el argumento de que la mala calidad del vídeo impide incriminar a nadie y que el rostro que podía extraerse de él tenía diferencias con el de Ibar.

Los abogados de Ibar también señalaron que ninguna de las huellas dactilares recogidas en el lugar del crimen se corresponde con las del acusado, ni tampoco los cabellos, ni el ADN más abundante en la camiseta hallada en el lugar y que durante el juicio ha habido indicios de contaminación de las pruebas. Todo, una vez más, ha sido ignorado por el jurado.

COMPARTIR: