22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La agente tuvo que forzar una ventana para poder llegar hasta la mujer, que vivía sola y se encontraba en el suelo y con restos de sangre

Una agente de la Guardia Civil salva la vida a una mujer que sufrió un ictus mientras estaba sola en su casa de Lanzarote

Ha ocurrido en Costa Teguise, en Lanzarote. Una mujer de 59 años que vive sola en su domicilio de la localidad sufrió un ictus y la agente de la Guardia Civil, que la conocía, forzó una ventana para entrar en la casa y socorrerla, lo que le salvó la vida.

Una agente de la Guardia Civil de Costa Teguise, en Lanzarote, ha auxiliado este lunes a una ciudadana de 59 años que vive sola en su domicilio de esta localidad, tras sufrir ésta un ictus y caer desmayada en su casa.

La guardia civil acudió a la casa de la mujer afectada, ya que estaba al corriente de la situación de ella por una amistad en común, y estaba preocupada porque desde hacía un día no respondía a las llamadas de teléfono y no tiene ningún familiar en la isla.

Costa Teguise.

La agente llegó al domicilio, una casa adosada de planta baja, llamó al timbre y, como no la abrían,  se asomó a una ventana para ver si había alguien en el interior. Entonces vio a la mujer tumbada en el suelo boca arriba y con restos de sangre a su alrededor, por lo que avisó  al 112 para que enviaran una ambulancia y a la patrulla de servicio del Puesto Principal de Costa Teguise.

Dado el riesgo para la vida de la señora, la agente entró al domicilio a través de una ventana, atendiendo en primera instancia a la mujer y esperando la llegada de la ambulancia, que trasladó momentos después de forma urgente a la mujer hasta el Hospital Doctor Molina Arosa de Arrecife, donde quedó ingresada y cuya vida en principio no corre riesgo, gracias a la rápida intervención de la agente. 

COMPARTIR: