20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ciudad jienense es desde 2017 la población española de más de 20.000 habitantes con mayor tasa de paro y controlada por clanes de la droga

Linares se convierte en el Detroit español: Delincuencia sorda, paro cronificado y violencia policial

/ Linares. Foto: Ideal de Granada.
Linares sigue sin poder encauzar una salvaje tasa de paro que supera el 30%, el 50% entre jóvenes. Curiosamente esta ciudad, que ha saltado a los medios por delincuentes como 'El Pechugas' o por la paliza de dos policías a un ciudadano en la puerta de un bar, es la tercera ciudad española de más de 30.000 habitantes con menor tasa de delincuencia. Bienvenidos al Detroit español.

El paro en España ronda el 16%, en Andalucía brinca al 20%, la provincia de Jaén alcanza el 25% y a la cabeza del Estado, de la comunidad autónoma y de la provincia brilla, muy a su pesar, la ciudad de Linares, que supera el 30% tras haberse convertido en el Detroit español.

Es evidente que el paro se ha cronificado en esta ciudad jienense de 57.000 habitantes que es desde hace cuatro años la ciudad española con más de 20.000 habitantes que sufre mayor tasa de desempleo con un 30,9% en 2020 (año en el que el paro juvenil en la ciudad superó el 50%).

El origen del mal

Este año se cumple una década del cierre del que fue uno de los mayores focos industriales de Andalucía: Santana Motor. Esta compañía afincada en Linares creaba 2.500 puestos de trabajo directos y unos 7.000 indirectos.

Pero en 1995 Suzuki escapó y la Junta de Andalucía se vio obligada a tomar unas riendas que le venían grandes. En 2011 Santana Motor cerraba, Linares se quedaba desamparado y el Gobierno andaluz prometía poner en marcha un 'Plan Linares Futuro' que iba a reindustrializar la comarca de Sierra Morena. El asunto se quedó en bonito eslogan sin efectos prácticos.

Feudo socialista en manos de Ciudadanos

El Corte Inglés acaba de cerrar en Linares, ciudad que abucheó al presidente Juanma Moreno en su última visita a la ciudad. Esta protesta evidenció el descreimiento de la ciudad hacia la clase política. Y es que la localidad que fue feudo histórico del PSOE (que hasta 2019 había gobernado el municipio en 36 de los 40 años anteriores), está harta de promesas.

Algunas de ellas las ha lanzado su actual alcalde, Raúl Caro, fichado por Ciudadanos tras haber sido gerente de la Cámara de Comercio de Linares. Su lista fue tercera opción en las municipales de 2019, pero el pacto autonómico entre PP y Cs lo llevó a la alcaldía para estupor general.

Santana Motor. Foto: Hora Jaén. 

Caro asegura que no entiende porque las empresas no echan raíces en la ciudad: "Ofrecemos calidad de vida, suelo industrial y políticas para reactivar la economía". El alcalde apunta a la Junta cogobernada por su partido: "No se trata de mirar para atrás, sino de cumplir con lo que se dijo y de tener un tratamiento especial para una ciudad que tuvo unas condiciones determinadas con el cierre de Santana Motor".

¿Una balsa de aceite?

En febrero el pueblo de Linares se echó a las calles para llamar "mierdas", "asesinos" y "terroristas" a los dos policías que, en evidente estado de embriaguez, le dieron una brutal paliza a un ciudadano que estaba a las puertas del bar con su hija de 14 años, también agredida por los supuestos defensores de la ley.

De este estallido social, agravado tras conocerse que ambos policías acaban de salir de prisión, no parece querer saber nada el Gobierno, que justifica la excarcelación de ambos a pesar de la alarma social que causa que miembros de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, una vez más, se crean que la justicia no va con ellos.

El Ejecutivo lo ha explicado esta semana así: "A ninguno le constan antecedentes desfavorables previos. Siguiendo los procedimientos habituales, se les ha incoado un expediente disciplinario y han quedado provisionalmente suspendidos de funciones, con retirada de arma. Sobre los hechos indicados más arriba, existe un procedimiento judicial abierto, por lo que se estará a los resultados del mismo".

'El Pechugas'

Por la barriada linarense de La Estación se menean con desenvoltura varias familias que actúan como clanes de droga. Estas bandas compiten por sacar tajada en la parada de los estupefacientes que salen del Campo de Gibraltar hacia 'Europa'.

Sorprende que una ciudad con algunas estampas tan turbias fuese la tercera ciudad española de menos de 30.000 habitantes con menos tasa de criminalidad (tan solo por debajo de la 'millonaria' Boadilla del Monte y la 'serena' y provinciana Ávila).

Sin embargo Linares ha ocupado muchas páginas de sucesos por delincuentes como 'El Pechugas', que en 2018 iba montado en un coche que casi se lleva a seis agentes de Policía que iban a hacer un control de alcoholemia.

'El Pechuga'. Foto: Diario de Jaén.

Los policías intentaron detener a los ocupantes del coche, pero entre cuarenta o cincuenta personas se abalanzaron sobre ellos con piedras y palos. A uno de los policías le rompieron la clavícula y otro acabó con una brecha en el ojo.

Pero al menos 'El Pechugas', llamado así por sus voluminosos pectorales labrados en el gimnasio, fue detenido por varios policías entre los que se encontraba Manuel, condecorado por sufrir lesiones en 2018 y encarcelado en 2021 por provocarlas a las puertas de un bar. Las vueltas que da Linares...

COMPARTIR: