22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el portavoz del sindicato SUP, Carlos Morales, se exige que "la región sea declarada Zona de Especial Singularidad, como prometió Interior"

Los policías se echan a las calles: "La situación de los agentes y sus familias en Cataluña es insostenible"

Manifestación del SUP en Barcelona.
Manifestación del SUP en Barcelona.
El sindicato SUP, con Carlos Morales como portavoz, se concentró este lunes frente a la sede de la Delegación del Gobierno de Barcelona ante el "incumplimiento de las promesas del Ministerio del Interior para declarar Zona de Especial Singularidad a Cataluña". Los policías se echaron a las calles para denunciar que "la situación de los agentes y sus familias en Cataluña es insostenible".

El Sindicato Unificado de Policías (SUP) insiste en que Interior no puede retrasar "ni un día más la toma de medidas urgentes para paliar el desamparo institucional que sufren nuestros compañeros en la comunidad autónoma catalana, y debe declarar Zona de Especial Singularidad (ZES) a Cataluña".

Para hacer oír esta demanda convocaron una concentración en Barcelona este lunes a la que asistieron la Secretaria General del SUP, Mónica Gracia Sánchez, el Secretario de Organización y Relaciones Institucionales, José Antonio Rodríguez Neira y el portavoz del comité federal de Cataluña, Antonio Granados.

Según ha informado a elcierredigital.com el portavoz de SUP, Carlos Morales, “en la manifestación también estuvieron presentes representantes de Ciudadanos, del Partido Popular y de VOX. Han asistido en torno a 100 compañeros de policía. Sabíamos que era un día difícil debido a los turnos de trabajo y que ha caído entre semana, pero estamos satisfechos con la asistencia que ha habido”.

“En este acto se ha vuelto a reclamar que Cataluña sea declarada Zona de Especial Singularidad, por las condiciones sociolaborales en las que están trabajando allí nuestros compañeros. No tenemos que tener vergüenza de ser policías y vivir en cierta comunidad autónoma, pero tampoco nuestros hijos cuando van al colegio deben sentir vergüenza de la profesión de su padre” ha continuado Morales, que ha concluido afirmando a este medio que esta convocatoria “es el inicio de un calendario de movilizaciones del que ya iremos informando”.

"Que el ministro de Interior cumpla sus promesas"

En esta concentración el SUP ha reivindicado la organización de este acto en las calles de Cataluña para defender los derechos y libertades de toda la sociedad en nombre de los 3.500 policías nacionales destinados en Cataluña.

“Estamos aquí porque no puede pasar ni un día más sin que el ministro del Interior cumpla sus promesas y para pedir que se deje de convertir a la Policía en una moneda con la que mercadear y con la que aceptar el chantaje de una minoría independentista que parece tener la capacidad de presionar para limitar, cercenar y manipular nuestra constitución. Una constitución que como policías defendemos y defenderemos. Una constitución que es salvaguarda de la libertad de todos los españoles, incluso de aquellos que no la quieren ni respetan” explicó el sindicato.

“Desde que en 2017 los radicales pusieron a los Policías Nacionales en su punto de mira con más furia que nunca, la situación de los agentes en Cataluña y la de sus familias se ha vuelto insostenible. Y es que parece que las familias de los policías no merecen la condición de ciudadanos en Cataluña, por el simple hecho de ser eso: La familia de un policía”, declara Carlos Morales.

“El SUP lleva tiempo tratando de hacer entender a la Dirección General de la Policía, al ministro del Interior y a su gabinete que hay que atajar esta situación, que hay que evitar el abandono en cascada de cientos de compañeros de una comunidad que no merece quedarse sin policía, porque uno de los objetivos de los enemigos de la democracia es ver una Cataluña sin policías” relata el sindicato de policías.

“Salimos a la calle para recordarle al ministro y a su gobierno, frente a su sede en Cataluña, la urgencia de la declaración de Zona de Especial Singularidad, para que recuerde que ningún policía puede tener menos derechos que cualquier otro ciudadano, que no pueden vivir la indignidad en la que viven ahora por el simple hecho de desarrollar su trabajo en esta tierra”.

Concentración del SUP en Barcelona.

SUP denuncia que “mientras el ministro sigue pensando en si aprueba alguna medida, el tiempo pasa y la situación sigue igual para los policías nacionales y sus familias. Cataluña no se merece que 900 policías al año se marchen de aquí. No se puede consentir lo que están haciendo a los policías nacionales y en definitiva a la sociedad catalana, principal perjudicada de esta pérdida y rotación de efectivos”.

“Es el ministro quien tiene en su mano poner medidas en marcha y tiene que hacerlo ya. No queremos una Cataluña sin policías nacionales. No queremos niños sufriendo por ser hijos de policía, buscando colegios en los que puedan estar seguros y no en los que más les convengan estudiar como el resto de los niños. No queremos policías de segunda en Cataluña. Queremos una Cataluña segura para todos. Una Cataluña con derechos y libertades para toda su sociedad. La policía nacional quiere a Cataluña y gran parte de la sociedad quiere a la policía de todos en Cataluña. Porque la policía y Cataluña… No son de nadie y son de todos ¡De todos! ¡Viva la Policía y viva Cataluña!” concluye el comunicado.

COMPARTIR: