19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se les imputan delitos contra la salud pública, robos con violencia, coacciones, extorsión, lesiones, tenencia de armas y pertenencia a banda criminal

Duro golpe al grupo motero "ultraderechista" Ángeles del Infierno: otros 19 detenidos en Tarragona y Barcelona

Uno de los detenidos en esta operación policial en Cataluña.
Uno de los detenidos en esta operación policial en Cataluña.
Los Mossos d'Esquadra de la División de Investigación Criminal de Sabadell (Barcelona) detuvieron el 26 de febrero a 19 personas en el marco de un operativo policial destinado a las actividades ilícitas que llevaban a cabo miembros de la banda de moteros Hells Angels MC, los populares Ángeles del Infierno, en sus sedes de Barcelona y Tarragona.
La policía catalana ha informado que la investigación relaciona a los 19 ángeles del infierno detenidos en Tarragona y Barcelona con delitos contra la salud pública, robos con violencia, coacciones, extorsión, lesiones, tenencia de armas y pertenencia a organización criminal y ha confirmado que el perfil de la banda es de grupo "ultraderechista".
En marzo de 2018 la Unidad Central de Bandas Criminales tuvo conocimiento de un incidente en el que cinco miembros de la banda irrumpieron violentamente en un bar de Cambrils (Tarragona), donde había integrantes de un club rival a los que agredieron violentamente con sillas y objetos contundentes.

Material incautado a la banda tras este nuevo golpe policial.

La investigación puso de relieve que los componentes de esta banda en Tarragona “conformaban una organización criminal perfectamente estructurada y jerarquizada con el fin de traficar con drogas y cometer delitos violentos”. Los agentes también corroboraron que los moteros aplicaban una estricta disciplina interna contra los integrantes del grupo que violaban las normas de la organización.

Los Hells Angels MC de Tarragona, que cuentan con integrantes en Cataluña, Aragón y País Vasco, ejercían la violencia y la intimidación hacia otros clubes de moteros presentes en su territorio a los que habían sometido a su control y supervisión. Además, la banda de Tarragona tenía una marcada ideología de extrema derecha y a lo largo de la investigación se evidenciaron agresiones de tipo racista y xenófobo cometidas por miembros de la banda.

En cuanto al tráfico de drogas, los agentes evidenciaron que la banda contaba con cultivos de marihuana en inmuebles que se alquilaban expresamente para esta actividad y que otros integrantes del club lo hacían en sus propios domicilios.

La Policía catalana durante la operación que acabó con 19 detenidos integrantes de los Ángeles del Infierno.

También traficaban con cocaína, tanto desde la sede del club como a través de negocios relacionados con sus integrantes, y se detectó que la sede de Hells Angels MC de Barcelona funcionaba como punto de venta de cocaína.

El 26 de febrero los Mossos realizaron un dispositivo policial con 13 entradas en las sedes de Tarragona y Barcelona, así como en domicilios de los principales investigados y establecimientos relacionados con el cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes. Arrestaron a diecinueve personas en Cataluña y el País Vasco, tanto de miembros de Hells Angels MC como otras personas relacionadas con la organización.

En la sede de Tarragona se decomisaron diversas sustancias estupefacientes destinadas al tráfico, y se intervino un arma de fuego, abundante documentación, material informático y dispositivos electrónicos con información sobre el funcionamiento, estructura y normativa interna de Hells Angels MC, además de objetos y material relacionado con la organización, con simbología nazi y fascista.

La investigación continúa abierta, los detenidos pasaron a disposición judicial el 28 de febrero y el juez decretó prisión para dos de los arrestados y libertad con medidas cautelares para el resto.

COMPARTIR: