25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La capital española ha servido de refugio y zona de operaciones para narcotraficantes del país latino, como el detenido este miércoles en Brunete

La droga colombiana se afinca en Madrid: Del narco 'Pinocho' al empresario Acevedo

Detención de Pinocho, el líder de Los Pachenca.
Detención de Pinocho, el líder de Los Pachenca.
La Guardia Civil detuvo el miércoles, en la localidad madrileña de Brunete, al narco colombiano conocido en su país como “Pinocho” o “El Ganadero" tras un proceso de extradición solicitado por las autoridades colombianas por un delito de homicidio y pertenencia a organización criminal. El hombre, de 41 años, es el líder de 'Los Pachenca' y sigue la estela de otros capos colombianos que decidieron afincarse en Madrid como: 'Milagros', Guillermo Acevedo y Alfonso Arias.

La Guardia Civil ha detenido en la localidad madrileña de Brunete al ciudadano colombiano F.C.C, conocido en su país como “Pinocho” o “el Ganadero”, de 41 años de edad y reclamado por la Audiencia Nacional como resultado de un proceso de extradición solicitado por las autoridades colombianas por un delito de homicidio y pertenencia a organización criminal.

Este hombre es considerado en Colombia como el líder del Grupo de Delincuencia Organizada “Los Pachenca”, posición que ocupó tras varias detenciones de otros históricos cabecillas de este grupo criminal.

De la misma manera, las autoridades colombianas indican que "Pinocho" lleva más de 18 años de trayectoria delictiva, con fuertes vínculos a otros grupos criminales como “Los Mellizos” y el “Frente Resistencia Tayrona”, desempeñando una clara figura de coordinador del narcotráfico bajo el mando de Hernán Giraldo, alias “el Patrón de la Sierra”, considerado por las mismas autoridades el responsable de varios casos de abusos sexuales a menores en Colombia.

En el año 2008, F.C.C. ya fue extraditado a Estados Unidos donde cumplió una condena de cuatro años por narcotráfico. Tras regresar a su país natal, mantuvo una vida aparentemente normal hasta que tuvo conocimiento de que las autoridades colombianas tenían intención de acusarlo formalmente y, bajo el pretexto de haber recibido amenazas contra su vida, abandonó el país refugiándose finalmente en España, como ya han hecho muchos otros capos colombianos que finalmente también han sido detenidos.

La investigación en nuestro país ha sido llevada a cabo por el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, con la colaboración de la Policía Nacional de Colombia, iniciándose el pasado mes de octubre.

Durante este tiempo, los investigadores han conseguido localizar a varios familiares y allegados del ahora detenido, sometiendo a varios de ellos y de su entorno más directo a continuos seguimientos y vigilancias discretas, hasta que finalmente se pudo confirmar la presencia de F.C.C en el municipio madrileño de Brunete, donde fue detenido el pasado miércoles.

“Los Pachencas”

“Los Pachencas”, tienen sus orígenes en las Autodefensas Unidas de Colombia, al igual que otros grupos criminales como el conocido Clan del Golfo, todos ellos con el objetivo común de controlar el narcotráfico en distintas zonas de Colombia, de lo que ha derivado una pugna entre los dos clanes mencionados por disputarse el control del caribe colombiano en lo que a narcotráfico se refiere.

Además del control del narcotráfico, “Los Pachencas” también se nutren económicamente de la extorsión a comerciantes y habitantes de determinadas zonas turísticas con ingresos permanentes, así como de la venta de tierras, obligando a sus propietarios a venderlas y cobrando comisiones por ello. De hecho, F.C.C está acusado en su país del homicidio de un líder activista medioambiental, colectivo este muy atacado por distintas facciones criminales de Colombia. 

Un juez español ordena prisión provisional para el narcotraficante  colombiano Pinocho | RPP Noticias

Pinocho, líder de Los Pachencas.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, el cual ha decretado su ingreso en prisión.

La caída de 'Milagros'

Jhon Javier Betancour era hasta la detención de 'Pinocho' el último capo colombiano que cayó en Madrid. Era conocido en Colombia como ‘El patrón’ y en España como ‘Milagros’. El narcotraficante fue capturado a finales de mayo del pasado año por la Policía española tras el desmantelamiento de la red de tráfico de drogas y trata de personas que operaba en la capital española y que él dirigía.

Betancour llegó a España hace 15 años pero rápidamente fue condenado a diez años de prisión por traficar con drogas. Al quedar en libertad, diseñó una red con una estructura ‘pseudo empresarial’ mediante un complejo entramado de reparto de droga a domicilio. Para ello contaba con 20 viviendas en Madrid, unos 200 repartidores y alrededor de 10.000 clientes.

La mayor red de 'telecoca' tenía una agenda de 10.000 clientes y 200  repartidores en Madrid

Detención de 'Milagros'.

Los trabajadores de esta "empresa" eran traídos desde Don Matías, la ciudad colombiana donde Milagros era considerado como una mezcla de Pablo Escobar y Corleone.

El líder de la organización captaba principalmente a jóvenes en situación económica precaria y sin trabajo ni perspectivas de futuro, con la falsa promesa de obtener un buen empleo en España. Para ello, les costeaban los gastos de viaje, de alojamiento y de manutención iniciales, además de proporcionarles una línea telefónica y un terminal de móvil. Una vez que se encontraban plenamente instalados en Madrid, los responsables de la organización les informaban que debían abonar todos los gastos y los amenazaban con que, de no hacerlo, los familiares que habían quedado en Colombia sufrirían graves daños.

En una de las más relevantes operaciones policiales de 2021, llamada ‘Río Grande’, los agentes españoles consiguieron detener a los 39 integrantes de la organización en la que Milagros era jefe. Esta era la encargada de suministrar más de la mitad de la cocaína que se distribuye en Madrid..

Guillermo Acevedo

En junio del año pasado también fue detenido en Bogotá el empresario colombiano Guillermo Acevedo, señalado por la fiscalía como un capo de la droga que llevaba años en la sombra. Más conocido como ‘Memo Fantasma’ habría logrado esfumarse y camuflarse como constructor en Madrid. Acevedo, de 49 años, debe responder por los delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de activos y concierto para delinquir agravado.

Memo Fantasma fue uno de los narcotraficantes que financiaron la guerra de los paramilitares en Colombia contra la guerrilla con miles de millones de dólares procedentes de la cocaína que se exportaba a Estados Unidos. Sin embargo, en los últimos años, ese hombre desaparecido era un empresario que vivía en Madrid y se dedicaba al negocio inmobiliario.

Guillermo Acevedo Giraldo delante de un edificio en la esquina de las calles Almagro y Zurbarán, en el distrito de Chamberí de Madrid. Imagen cedida por InSight Crime.

'Memo Fantasma' captado en Madrid.

A Guillermo Acevedo Giraldo, de 49 años, se le podía ver con frecuencia por Chamberí. Comía en los restaurantes más elegantes de la calle Almagro, donde llamó la atención de algunos camareros porque le gustaba acabar sus comidas con un whisky Johnnie Walker de etiqueta negra.

El hombre descrito como narco fantasma era un poderoso comandante paramilitar en la guerra contra las guerrillas de izquierda que bañó de sangre a Colombia entre 1997 y 2006. Cuando sus compañeros empezaron a caer en manos de la justicia, él se esfumó misteriosamente. Pero tras una investigación de dos años dieron con sus huellas en la capital española, donde aseguran que ha lavado parte de su fortuna en propiedades inmobiliarias.

Acevedo llegó a Madrid a finales de 2015 y vivía en la urbanización La Moraleja, pero también tenía un dúplex de 432 metros en Chamberí, tasado en 2,4 millones de euros.

Alfonso Arias

Otro de los grandes capos colombianos que se instaló en la capital española fue Alfonso Arias, detenido por la policía en 2017 en Paracuellos del Jarama. Alfonso Arias Guerrero, era considerado jefe de una organización colombiana que traficaba con drogas entre España y Sudamérica y sobre él pesaba una Orden Internacional de Detención para Extradición por las autoridades colombianas.

Fruto de unas investigaciones iniciadas un años antes, a través de un informe de inteligencia de Ameripol, se comunicó la llegada a Madrid del jefe de una organización dedicada al narcotráfico para mantener una reunión presuntamente relacionada con esa actividad.

Gracias a esta información se tuvo conocimiento de que la organización introducía en España sustancias estupefacientes por vía marítima a través de containers, que venían disimuladas en su estructura, y por vía aérea a través de correos humanos.

Tras recibir la comunicación procedente de la Oficina Central Nacional de Interpol sobre la emisión por las autoridades de Colombia de una búsqueda para la detención y extradición del jefe de la organización, se estableció un dispositivo que permitió su localización y detención en las proximidades de su domicilio en Madrid.

COMPARTIR: