29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los detectives privados de la APDPE se unen a la búsqueda de la psicóloga desaparecida el 8 de noviembre en Cabo Peñas y revisarán su app de citas

Desaparición Sandra Bermejo: “No recibir noticias confirmando que es la mujer de la fotografía nos preocupa”

El Cierre Digital en El Cabo de Peñas en Asturias, lugar donde desapareció la psicóloga Sandra Bermejo el pasado 8 de noviembre.
El Cabo de Peñas en Asturias, lugar donde desapareció la psicóloga Sandra Bermejo el pasado 8 de noviembre.
Los detectives privados de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE) se unen a la investigación de la desaparición de Sandra Bermejo. La psicóloga desapareció el pasado 8 de noviembre en Cabo Peñas y, al día siguiente, fue fotografiada una mujer en el mismo punto en el que el teléfono de la psicóloga se ubica por última vez. Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, afirma que “preocupa” que no se haya “confirmado que es la mujer de la fotografía”.

Cerca de finalizar el año, la familia de Sandra Bermejo sigue sin noticias sobre la psicóloga desde el pasado 8 de noviembre en Cabo de Peñas (Asturias). Su desaparición ha sido declarada recientemente por el Juzgado de Instrucción nº3 de Gijón “de alto riesgo”, y se ha ordenado el acceso a sus dispositivos electrónicos, además de las app de citas en las que Sandra pudiera tener un perfil abierto. Por su parte, desde SOSDesaparecidos siguen difundiendo el caso todo lo posible y ahora —según comenta su presidente, Joaquín Amills, a elcierredigital.com— contarán con la ayuda de detectives privados.

“Llevamos unos cuatro años con un acuerdo con la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE). Participamos mutuamente en charlas, en coloquios y en congresos, y, en este caso, ha sido la directiva de APDPE quien nos ha trasladado la posibilidad de llevar ellos la investigación también y, es más, de una forma multidisciplinar. Se hará con un conjunto de detectives, cada uno con su especialidad”, ha explicado Amills a elcierredigital.com.

El presidente de SOSDesaparecidos, además, ha afirmado que la familia ha aceptado esta ayuda y que, por parte de la plataforma, se muestran “agradecidos y satisfechos” por poder ayudar con este acuerdo.

La difusión de la foto de una mujer en Cabo Peñas

El pasado 28 de diciembre SOSDesaparecidos difundió una fotografía que realizó un ciclista un día después de la desaparición de Sandra Bermejo. En la instantánea se muestra a una mujer en uno de los acantilados de Cabo Peñas. La ubicación de la mujer reflejada en la foto coincide con la última ubicación del teléfono de la psicóloga, así como con la zona exacta donde los perros rastrearon el rastro de la joven. Todas estas evidencias condujeron a pensar que la mujer de la foto podría ser Sandra.

Imagen tomada en el Cabo Peñas un día después de la desaparición de Sandra Bermejo.

Joaquín Amills, que se desplazó a la zona de Cabo Peñas de Asturias en cuanto sacaron a la luz la fotografía, es claro con elcierredigital.com: “Que de momento no hayamos recibido ningún aviso, ninguna llamada, ningún correo de nadie, confirmando que se trata la mujer de la fotografía es un poco preocupante, porque le hemos dado muchísima difusión”.

Esta fotografía no es la única pista que, 52 días después de su desaparición, parece llevar al paradero de la psicóloga. El pasado 23 de diciembre se localizaron restos humanos cerca de unas rocas en la zona del Cabo Peñas que hacían pensar en la posibilidad de que fueran de Sandra. A la espera de un “análisis de ADN que confirme la identidad del cadáver”, según afirmaban Joaquín Amills y Juan Manuel Medina —abogado de la familia de Sandra— a elcierredigital.com, la primera autopsia realizada a los restos apuntaba a que no pertenecían a la psicóloga.

Estas fuentes señalaban también que "no es probable que sea el de Sandra porque los parámetros del cuerpo encontrado no se ajustan a la complexión de ella, con las medidas de ella ni con alguna otra marca concreta incontestable. Pero hay que esperar a la confirmación oficial que la dará el ADN, pruebas necesarias para confirmar la primera hipótesis de que no es el cadáver de Sandra Bermejo".

Otra pista que parecía llevar a Sandra Bermejo y que, por el momento, no ha supuesto un avance en la investigación, fue la camisa blanca de una marca conocida que encontró un hombre en Cabo Peñas. La familia no pudo reconocerla como perteneciente a Sandra.

Las probabilidades de una desaparición involuntaria

Desde el inicio de la investigación, se barajaron muchas hipótesis para la desaparición de Sandra Bermejo. Suicidio, accidente, desaparición involuntaria… Joaquín Amills comentaba para elcierredigital.com que "se perdieron días de no mirar nada más que lo que era el fondo de los acantilados esperando encontrar a Sandra suicidada".

Sin embargo, y a pesar de las palabras que emitió el comisario jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana de Gijón a mediados de diciembre —en las que calificó su desaparición como “voluntaria”, lo que no encajaría con un presunto suicidio—, tanto el presidente de SOSDesaparecidos como el psicólogo forense Javier Urra explicaron que la desaparición tenía tintes involuntarios. Ambos se encargaron de desmentir para este diario tres de las cuatro líneas posibles de investigación.

Ficha de la desaparición de Sandra Bermejo.

La primera de ellas era el suicidio. Para ambos, Sandra “no encaja con el perfil de una persona que se va a quitar la vida”, ya que tenía cierta planificación organizada para los próximos días. Tales como conversaciones telefónicas apalabradas con su madre o comida en la nevera. Cosas que, según explicaba Urra, “son conductas impropias de quien piensa en quitarse la vida”.

Estos argumentos, a su vez, descartarían una desaparición voluntaria. Algo que, según Amills, también respalda que, cuando se encontró el coche de la psicóloga, esta se hubiera dejado el bolso en su interior.

Otra teoría que se barajó fue el accidente, cosa que tampoco parecía probable debido a que Sandra conocía la zona y era habitual de hacer senderismo. Esto dejaba en el aire una teoría que resonaba con más fuerza que las anteriores: la de la desaparición involuntaria. “Ahí se abren un montón de posibilidades. Desde una retención hasta un acto forzoso, un acto delictivo o un accidente a causa de terceros, etcétera”, enumeraba Amills.

Los detectives privados que ahora se unen a la investigación del caso tendrán la posibilidad de llegar al fondo de la misteriosa desaparición de Sandra Bermejo.

COMPARTIR: