27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía busca al resto de ocupantes de un BMW X5 negro y de un segundo vehículo, la mayoría de etnia gitana, que dispararon a un hombre de 46 años

Se entrega en Sevilla el presunto autor del tiroteo mortal en el barrio madrileño de San Blas

Última hora
/ Agujero de bala en una cristalera del acceso al Metro en San Blas, Madrid.
En la madrugada de este jueves se entregaba en Sevilla el presunto autor del tiroteo en el madrileño barrio de San Blas de al menos nueve disparos a plena luz del día del miércoles que acabaron con la vida de un hombre de 46 años. La Policía busca a los ocupantes del BMW X5 negro y de un segundo vehículo, la mayor parte de etnia gitana, que podrían haber matado a la víctima por un ajuste de cuentas.

El supuesto autor del tiroteo mortal en el barrio madrileño de San Blas, que se cobró la vida de un hombre de 46 años este miércoles, se ha entregado en la Comandancia de la Guardia Civil en Sevilla en la madrugada de este jueves.

Los posibles asesinos, al menos tres hombres de etnia gitana aparentemente, habían planificado al detalle la emboscada. No llegaban a ser las tres de la tarde cuando, junto al centro comercial Las Rosas del distrito madrileño de San Blas y ante numerosos testigos y escolares que a esa hora se dirigían a sus colegios, un Citröen Xsara Gris hacía entrada en la escena perseguido por otros dos vehículos.

Justo cuando pasaban ante la parada de Metro Alsacia, a las puertas el centro comercial, uno de los vehículos perseguidores, un BMW X5, aceleraba y conseguía embestir al Citröen que sufrió un impacto brutal.

No habían pasado ni unos segundos, cuando del segundo vehículo perseguidor se bajó el copiloto y comenzó a disparar sobre el conductor y único ocupante del Citröen. El asesino vació el cargador sobre la víctima, que no tuvo tiempo de salir del vehículo. El pistolero efectuó, al menos, nueve disparos que atravesaron el cristal del conductor alcanzando la mayoría de ellos a la víctima en el cuello y la cabeza.

Agresores a la fuga

Los agresores se dieron a la fuga de inmediato por la calle Fuente Carrantona, casi al mismo tiempo que llegaban al lugar un sanitario del SAMUR fuera de servicio y una patrulla de policía municipal que estaba atendiendo a un motorista accidentado muy cerca de la escena del crimen. De hecho, llegaron pensando que iban a atender un accidente de tráfico cuando se encontraron a la víctima tiroteada dentro de su vehículo.

Policía y SAMUR en la escena del crimen.

Mientras el sanitario sacaba a la víctima del coche y comenzaba a practicarle las primeras maniobras de reanimación, los policías municipales alertaban a una ambulancia del SAMUR y confirmaban que los disparos no habían alcanzado a ningún testigo, comprobando que las balas habían llegado a perforar los cristales de la parada de Metro tal y como se puede apreciar en las imágenes a las que ha tenido acceso elcierredigital.com.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Científica y del Grupo de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial de Madrid que se han hecho cargo de la investigación. Respecto a la víctima, que falleció en el lugar a pesar del esfuerzo de los sanitarios del SAMUR, se trata un hombre de 46 años, aparentemente, según los testigos, de etnia gitana como sus atacantes. La investigación determinará si se trata de un ajuste de cuentas u de una venganza de otra índole.

COMPARTIR: