16 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Paloma García está en el paro y en tratamiento psicológico después del accidente con los canes

Una mujer es atacada por dos pitbull por salvar la vida a una anciana y acaba condenada a pagar 7.000 euros de costas

Paloma muestra como le quedó el brazo después de la agresión
Paloma muestra como le quedó el brazo después de la agresión / Elcierredigital.com
La mujer sufrió una agresión por parte de dos perras catalogadas como potencialmente peligrosas, cuando acudía a socorrer a una anciana. Un abrigo que le salvó la vida. Tras celebrarse el juicio, la sentencia le obliga a pagar a ella las costas procesales porque la persona que denunció fue absuelta al no ser el dueño de los animales él, sino sus dos hijos.

Paloma García, técnico de anatomía patológica, está en tratamiento psicológico y lleva tres años yendo al fisioterapeuta debido a las secuelas que le dejó el ataque de dos perras de raza pitbull el 14 de abril de 2016 en la avenida José Antonio, de la localidad madrileña de Becerril de la Sierra.

La víctima cuenta al Elcierredigital.com que ese día, mientras circulaba con su coche, vio a una señora pedir ayuda porque iba a ser atacada por unos perros. El perro pequeño que llevaba esta mujer fue lo que llamó la atención de dos pitbull hembra que enseguida se pusieron en posición de ataque, dispuestas a morder. Para evitarlo, Paloma se bajó del coche y se interpuso para defender a la señora.

Eran dos perras. Una de ellas le mordió el brazo izquierdo haciendo fuerza para no soltarlo, quedando colgada del mismo, la otra realizó varios mordiscos a esta mujer en zonas como la cara y la espalda. Paloma señala que llevaba un "plumas gordo" que le salvó el brazo, aunque el resto del cuerpo le quedó prácticamente destrozado. "Si no lo llevo, me matan", cita.

Mordedura_de_los_perros_2

Así quedó el brazo de Paloma | Elcierredigital.com

Las dos perras, que habían salido de un chalé a 500 metros de la zona de los hechos, estaban al supuesto cuidado de Carlos Da Cunha, padre de los dueños de los animales. Según la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Colmenar Viejo, algunos testigos del suceso relataron que el hombre había dicho que los perros “se habían escapado” al abrirse accidentalmente la puerta del chalet.

Perras sin permiso potencialmente peligrosas

Las dos perras con nombre de Nala y Tara, no tenían la rabia como así comenta Paloma, aunque una de ellas sí estaba asegurada. El problema es que ninguna de las dos tenía el permiso de perros potencialmente peligrosos. Para ello hay que pedir una licencia de PPP (Perro Potencialmente Peligroso).

La mujer explica que denunció al señor Da Cuhna por haber dejado la puerta abierta para que se fugaran las perras. Se le condenó a que pagara unas costas de 7.000 euros, pero al estar un perro asegurado, con la indemnización que se le ha dado no le llega para pagar la abogada y las costas, por lo que tiene que pedir un crédito para costearla. Paloma señala que a los hijos de Carlos, Adrián y Luis Alberto, no los han condenado y que tampoco le pidieron perdón por lo que le hicieron las perras, a pesar de haber coincidido en el Juzgado.

Mordedura_de_los_perros_3

Manchado de sangre quedó el plumas de Paloma | Elcierredigital.com

En primera instancia la resolución final dictaba que los demandados estaban condenados a pagar 15.177,90 euros más intereses a Paloma, que debería pagarlos el seguro de uno de los animales, ya que el otro no tenía. Aunque, esta resolución también indica que Carlos, Adrián y Luis Alberto quedan absueltos de todas las peticiones presentadas por la demandante.

COMPARTIR: