15 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sacerdote tenía 72 años y era natural de Pozoblanco (Córdoba)

Asesinado por yihadistas en Burkina Faso el misionero salesiano español Antonio César Fernández

El sacerdote salesiano asesinado, Antonio César Fernández. Europa Press
El sacerdote salesiano asesinado, Antonio César Fernández. Europa Press
El Gobierno de España ha condenado el asesinato este viernes del sacerdote salesiano español Antonio César Fernández, en un atentado perpetrado mientras viajaba por Burkina Faso en dirección a la capital, Uagadugú, donde residía. El religioso recibió tres disparos.

Según el provincial de la congregación religiosa, José Elegbede, “el grupo del que formaba parte el sacerdote asesinado, fue atacado por hombres armados después de haber pasado la frontera Togo-Burkina Faso, presuntamente yihadistas”. “Después de registrar el vehículo, César se separó del grupo y hombres armados le dispararon”, añade Elegbede. Además del español, hay otros fallecidos.

El misionero salesiano Antonio César Fernández Fernández, natural de la localidad cordobesa de Pozoblanco, tenía 72 años de edad.

El sacerdote asesiando, durante un oficio religioso

El Gobierno español ha condenado este asesinato y  solicita a las autoridades de Burkina Faso la apertura de una investigación que aclare las circunstancias de este asesinato. España ha ofrecido su colaboración en el caso.

Está previsto que el cuerpo del salesianosea trasladado a Lomé, para ello, El embajador de España en Malí, acreditado también ante las autoridades de Burkina Faso, gestiona ya los trámites al tiempo que está en contacto con los familiares del fallecido, a quienes ha trasladado el pésame.

Burkina Faso admite la "amenaza creciente" del yihadismo en el país

 El ataque terrorista tuvo lugar cerca de la localidad de Cinkanssé, en Burkina Faso, muy cerca de la frontera con Ghana y Togo. Un lugar asediado por la violencia yihadista. El ministro de Asuntos Exteriores de Burkina Faso, Alpha Barry, tras conocer el atentado terrorista y muerte del español, ha reconocido este sábado durante su participación en la Conferencia de Seguridad de Múnich la “amenaza creciente” que supone el yihadismo en el país.

El Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes fue creado en marzo pasado tras la unión bajo la égida de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) de los grupos Ansar Dine, el Frente de Macina y Al Murabitún, este último encabezado por el destacado yihadista argelino Mojtar Belmojtar.

La coalición yihadista opera principalmente en el norte de Malí, una región convulsa con presencia de tropas francesas desde la revuelta tuareg de 2013, que rápidamente fue secuestrada por grupos yihadistas, lo que provocó la intervención militar de Francia en su antigua colonia.

COMPARTIR: