05 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Administración le retiró a sus hijos de 14, 5 y 2 años y los dos más pequeños podrían ser entregados en adopción en breve

Elizabeth, madre de tres niños: "Vieron en mí un negocio, por cada uno facturan 4.000 euros"

Elizabeth.
Elizabeth.
La pelea en favor de los menores tutelados sigue adelante a pesar de la complicada coyuntura del coronavirus Covid-19. El escándalo saltó con el caso de menores en Palma de Mallorca. Un hecho escandaloso que hizo de lanzadera para arrojar luz sobre una situación realmente complicada. En 'Elcierredigital.com' contamos un nuevo caso: Elizabeth de 37 años, madre de tres hijos, en situación de tutelaje desde 2017,

Elizabeth, mujer de 37 años de Córdoba, se encuentra en la actualidad en plena lucha por recuperar a sus tres hijos que tienen 14, 5 y 2 años actualmente. Su historia comenzó en junio de 2017: “Yo estaba embarazada de siete meses y estaba fuera de casa. Mi pareja se había quedado al cuidado de los mayores. Cuando llegué el pequeño tenía un golpe en la cabeza. Mi pareja en ese momento no quería que fuéramos ni al médico ni a la comisaría. La verdad es que yo no vi que el hiciera nada, esa es la verdad. Finalmente, fui a casa de mi madre y me recomendó ir a un hospital y le hice caso. Ahí empezó todo”.

Elizabeth empezó a partir de ese momento a vivir una especie de pesadilla kafkiana en sus carnes. “Empezaron a decirme que mi hijo estaba gravísimo. Sabía que no era cierto, pero, cada vez estoy más convencida que vieron en mí un negocio. Por cada niño llegan a facturar 4.000 euros. Con dos niños y otro en camino...”, relata a Elcierredigital.com. “Nos llevaron a comisaría a mí y a mi madre. Nos dejaron toda la noche en un calabozo maloliente hasta que nos pusieron a disposición judicial y luego me comunicaron que mis hijos se iban a un Centro de Menores”, continúa.

Elizabeth con sus dos hijos mayores. 

“Desde entonces no me han dejado respirar. Monté un negocio, una cafetería, pero no les parecía suficiente para mantener a mis hijos. Al principio todo comercio da más pérdidas que ganancias. Sin embargo, lo peor llegó cuando di a luz a mi hijo. Me dijeron que tenía quedarse un tiempo en el hospital. Finalmente, también ha pasado a ser tutelado. De eso han pasado tres años y vivo en shock porque es terrible todo lo que me ha pasado. Tengo varios procesos abiertos. En uno de ellos llegaron a presentar un informe donde se hablaba de que me habían visto recién dada a luz bebiendo una cerveza a la puerta del hospital. No aportaron ninguna prueba. Es tremendo porque son capaces de mentir en documentos oficiales. Hablamos de gente que son técnicos y deben hacer informes en base a verdades”, denuncia Elizabeth para Elcierredigital.com.

A pesar de que su situación le ha provocado momentos de tensión, esta mujer de 37 años no está dispuesta a dejar de luchar. “El 3 de abril teníamos el juicio por la custodia de mi hijo pequeño en un Juzgado de Córdoba, pero por todo esto del Covid-19 se ha aplazado. Quieren entregar al niño en base a mentiras. Dicen que los más pequeños han perdido el arraigo con la madre. Pero es mentira, son ellos los que han provocado que no lo tengan. Mi hija mayor se ha llegado a escapar del Centro de Menores porque quiere estar con su madre. Eso será por algo”, explica.

Con uno de sus hijos. 

“No pierdo la esperanza y quiero dejar bien claro a la Justicia que estas decisiones más importantes deberían tomarlas jueces y no funcionarios en base a sus opiniones subjetivas”, remata.

COMPARTIR: