19 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El autor de la matanza es un australiano que retransmitió en directo los ataques y llevaba en el fusil el nombre del asesino de Carlos Palomino

El ataque de un supremacista blanco a dos mezquitas de Nueva Zelanda se salda con al menos 49 muertos

El autor de la matanza se grabó a sí mismo y también los ataques y lo retransmitió en directo.
El autor de la matanza se grabó a sí mismo y también los ataques y lo retransmitió en directo.
Un supremacista blanco de nacionalidad australiana ha sido detenido como autor confeso -y orgulloso- de dos asaltos a tiros a dos mezquitas de Christchurch, la tercera ciudad de Nueva Zelanda, que se encontraban abarrotadas. Su intención era casar el mayor número de muertos posible y también han sido detenidas dos personas más que no participaron directamente pero llevaban consigo armas y explosivos.

Al menos 49 personas han muerto en Christchurch, la tercera ciudad de Nueva Zelanda, tras dos atentados contra dos mezquitas abarrotadas en eso momentos. Se trata de una acción perfectamente organizada cuyo objetivo era causar el mayor número posible de muertos.

Han sido detenidas cuatro personas, aunque una ha sido puesta en libertad tras comprobarse que no tenía implicación en los hechos. La matanza fue obra de un australiano de unos 30 años que odia a los musulmanes, mientras que los otros dos arrestados le habrían prestado apoyo. Además, estos llevaban explosivos en su coches, con lo cual los hechos podrían haber resultado aún más graves.

El asesino confeso retransmitió los ataques en directo por Facebook Live.

Ninguno de los arrestados estaba fichado, según ha manifestado la primera ministra neozelandeza, Jacinda Ardern, que ha elevado al máximo la alerta antiterrorista y también ha confirmado que hay una veintena de heridos de diferente consideración. Al tener el asesino confeso nacionalidad australiana, la Policía de ese país vecino también participa en la investigación. El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha relacionado al atacante con los "extremistas de derecha" y ha ofrecido su apoyo a la comunidad musulmana.

Las imágenes de los ataques registradas por su propio autor han sido difundidas por varias televisiones, aunque el Gobierno neozelandés ha pedido que se retiren de las redes sociales por su extrema crudeza. El vídeo original dura 17 minutos y en él se ve al asesino disparando a diestro y siniestro con un subfusil y después rematando a sus víctimas con una pistola. También aparece él en los vídeos, pues el autor de la matanza parece orgulloso de sus macabros crímenes y se filmó para dar fe de la autoría de la matanza. En una de las mezquitas había entre 300 y 500 personas, según algunos testigos. 

Un herido es trasladado a una ambulancia.

El asesino pasará este sábado a disposición judicial. Ha dejado un manifiesto de 74 páginas de extrema crudeza en el que arremete contra los musulmanes. El equipo de cricket de Bangladés se salvó de milagro tras ser alertado de que se estaban produciendo los ataques mientras se dirigían en autobús a una de las mezquitas atacadas. Iban a jugar este sábado un partido contra Nueva Zelanda que, obviamente, ha sido suspendido.

Condena de los musulmanes españoles

 

La Comisión Islámica de España (CIE), entidad representativa de los musulmanes españoles, ha expresado su "enérgica condena" por el "terrible" atentado perpetrado en dos mezquitas en Christchurch. "Los musulmanes españoles manifestamos nuestras más profundas y sentidas condolencias, ante la trágica pérdida de vidas humanas, personas inocentes que cumplían con la oración comunitaria del viernes en las dos mezquitas", han manifestado.

El presidente de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary ha pedido más "vigilancia, especialmente a estos elementos que están haciendo daño a los musulmanes y al mundo entero, que rompen la convivencia"; y más "educación" para evitar más ataques de "odio" y de "racismo".

El nombre del asesino de Palomino en su fusil

El autor de la matanza llevaba escrito en su fusil el nombre de otros autores de matanzas relacionadas con la ultraderecha. Entre ellos figuraba Josué Estébanez, el condenado a 26 años de prisión por asesinar al joven antisistema Carlos Palomino de una puñalada en el pecho en 2007 en el Metro de Madrid.

El individuo, según el Sydney Morning Herald, se identificó ante la Policía como Brenton Tarrant, un nombre que coincide con el de un varón de 26 años de edad, nacido en Grafton y propietario de una cuenta de Twitter y Facebook del mismo nombre en las que colgó un manifiesto de contenido xenófobo y ultranacionalista.

La Policía de Nueva Zelanda de forma oficial no ha relacionado a Brenton Tarrant con la matanza ni ha realizado ningún comentario sobre las armas ni las inscripciones. El atentado fue difundido por Facebook Live y en las imágenes se aprecia que las armas llevaban inscripciones con pintura blanca. Tarrant habría colgado días antes en su cuenta de Twitter - ya clausurada- imágenes de las armas que presuntamente acabó empleando durante la masacre. En una de ellas, concretamente en un cargador de un fusil de asalto, aparece el nombre del neonazi español Estébanez.

En los cargadores aparecían referencias a antiguas batallas contra musulmanes y menciones a otros criminales relacionados con la ultraderecha como Luca Traini, un italiano que hirió a seis inmigrantes musulmanes en la localidad de Macerata y que fue condenado a doce años de cárcel. También figuraba el terrorista noruego de extrema derecha Anders Breivik y personajes históricos como "Pelayu", que haría referencia a Don Pelayo.

COMPARTIR: