27 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Dianny Puerta, criminalista de Lexcrim, analiza la responsabilidad penal del hijo de 17 años de la presunta asesina, acusado de ayudar a su madre

Asesinato de Godelleta: El teléfono móvil de Beatriz llevó a la Policía hasta el cadáver de su marido Isaac Guillén

Exclusiva Beatriz e Isaac.
Beatriz e Isaac.
El posicionamiento del teléfono móvil de Beatriz, presunta asesina de su marido Isaac Guillén en la localidad valenciana de Godelleta, dio las pistas fundamentales a los investigadores de Policía para encontrar el cadáver del desaparecido en una finca de El Bosque, una urbanización cercana a esta localidad valenciana. Este viernes también se conoció la presunta implicación del hijo de 17 años de Beatriz, a quien su madre habría convencido para que le ayudase a cambio de regalos y coacciones.

El posicionamiento del teléfono móvil de Beatriz F.C., la presunta asesina de su marido minusválido en Godelleta, delató su posición en diciembre, cuando asesinó y enterró a su marido Isaac, de 45 años, en una parcela alquilada en El Bosque, una zona muy tranquila, residencial a unos kilómetros de Godelleta. El cadáver, después de seis meses estaba en proceso de descomposición. Los agentes encontraron también la silla de ruedas de la víctima abandonada en la zona.

Nada más producirse la denuncia de la desaparición, que se puso el 5 de diciembre a pesar de que Isaac había "desaparecido" el día 1 de diciembre, los investigadores pidieron al juez que ordenase la intervención telefónica de la mujer. Primero comprobaron que no tuviese nada a su nombre en Godelleta, pero después, por el posicionamiento de su móvil comprobaron que había estado en El Bosque. Allí localizaron un contrato de alquiler de una finca a su nombre firmado en septiembre. ¿Por qué? La Policía cree que desde esa fecha planeó el crimen. Algo que confirmaría su personalidad fría y calculadora.

Otro pesquisa consistió en hablar con un primo hermano y la madre de la víctima que confirmaron que, a pesar de los problemas de comunicación oral que ya presentaba, Isaac Guillén tenía muchas ganas de vivir o al menos eso trascendía de sus conversaciones familiares que no eran muy fluidas por el problema de comunicación que presentaba.

Junto a todo eso descubrieron que la detenida había creado varios perfiles falsos en redes sociales haciéndose pasar por Isacc donde pedía que le dejasen en paz y que iba a quitarse la vida, algo que los investigadores de la Policía nunca creyeron porque él siempre hablaba en positivo con su entorno.

Matan en su entorno

La mayoría de las mujeres homicidas matan a alguien de su entorno, es decir, alguien conocido, dos de cada tres víctimas mortales de la violencia de estas mujeres han tenido algún tipo de relación con ellas. La violencia ejercida por estas mujeres es más sutil, calculadora y fría, cuidadosa, en el caso de la “viuda negra” de Godelleta, nos encontramos con una mujer que no reparado al parecer planear el asesinato de su pareja con su propio hijo menor de edad (17años). 

Cartel difundido con la desaparición de Isaac.

Este joven podría haber sido manipulado por su madre para cometer este crimen, una mujer, madre manipuladora como es el perfil de esta viuda negra, es capaz de inducir a su hijo a cometer actos tan graves como un asesinato, no olvidemos que hablamos de una mujer fría, calculadora, metódica, manipuladora y paciente, que ha sido capaz de preparar un escenario en el que pretendía salir impune, según ha declarado el hijo su madre lo coaccionó y luego le hizo regalos para que no hablara sobre el delito que habían cometido.

Aunque el artículo 20. 6º del Código Penal dice que estaría exento de responsabilidad criminal “el que obre impulsado por miedo insuperable” habría que conocer el estado psicológico del hijo, así también como el grado de nivel de dependencia emocional con su madre y conocer el nivel de su implicación en este acto.

Según el perfil criminológico, de estas mujeres asesinas queda reflejado que un porcentaje de mas de un 50 por ciento actúan en compañía de algún hombre, en muchos de los crímenes el líder del grupo es el hombre que habitualmente es la pareja, pero en este caso nos encontramos con la participación del hijo de la viuda negra que, aunque este sea menor de edad, al tener 17 años, tiene responsabilidad penal sobre sus actos, en el que se aplican dos normas, el Código Penal, como los adultos para establecer el delito que ha cometido, pero en la aplicación de la pena se aplican las medidas previstas en la ley de responsabilidad penal del menor, cuya filosofía es totalmente educativa lo que da mayor maniobra a su aplicación y flexibilización en su aplicación a lo largo de todo el proceso del cumplimento de la medida.

En el ámbito psicológico, debemos esperar al análisis del equipo psicosocial que será determinante para saber la implicación y participación de éste en el asesinato del marido de su madre, aunque basándonos en las declaraciones del menor todo indica que ha sido la madre quién ha ideado el crimen con un modus operandi claramente económico ya que cobraba una pensión de 1.900 euros de su marido, sin olvidar el odio y desprecio que manifestaba hacia la víctima.

De momento, la detenida se ha negado a declarar en sede judicial. Habrá que esperar a ver qué ocurre en futuras comparecencias.

COMPARTIR: