21 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP asegura que habrá contacto entre trabajadores del exterior y los internos de las prisiones sin protección alguna

Denuncia: Los talleres seguirán funcionando en las cárceles por orden del ministro Grande-Marlaska

Los talleres de prisiones seguirán abiertos
Los talleres de prisiones seguirán abiertos
El sindicato ACAIP denuncia que a pesar de las medidas decretadas por el Estado de Alarma que afecta a los centros penitenciarios españoles, este lunes seguirán funcionando los talleres dentro de las cárceles. "Habrá gente que venga del exterior para trabajar en el interior del centro penitenciario junto a los internos y sin equipos de protección que protejan el contacto. Esto no es de recibo ", señalan los funcionarios de prisiones.

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska en el marco de las medidas previstas durante la vigencia del 'Estado de Alarma', decretado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, no ha prohíbido que los talleres de trabajo dentro de los centros penitenciarios españoles sigan funcionando con normalidad desde este lunes, ya que no recoge tal incidencia dentro de las medidas urgentes tomadas por la grave crisis sanitaria.

Desde el sindicato Acaip-UGT denuncian esta carencia y riesgo que puede lllevar a un problema serio dentro del interior de las cárceles españolas. "Habrá gente que venga del exterior para trabajar en el interior del centro penitenciario, junto a los internos, en los talleres y sin equipos de protección que protegan el contacto. Esto no es de recibo ya que habrá contactos no deseados ", señalan los funcionarios de prisiones de Acaip, que están alarmados ante la situacion que se prevé dentro de las cárceles españolas.

Hay que significar que este domingo la sección sindical en el Centro Penitenciario de Tahiche de ACAIP (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias) ha comunicado que ya se ha producido un motín en el módulo 3  de esta prisión ubicada en Lanzarote.

Los hechos tuvieron lugar en el módulo tres durante el domingo al mediodía, cuando dos internos agredieron a un tercero. Debido a ello fueron separados por los funcionarios de servicio en el módulo y cuando iban a ser trasladados al módulo de aislamiento, uno de ellos se negó y comenzó a amenazar a los trabajadores mediante cabezazos a todos aquellos que se acercasen.

Varios internos del módulo rodearon a los funcionarios increpándoles y amenazándoles con golpearlos si no dejan tranquilo al interno agresor, así como empujando a algunos de ellos. La situación estuvo a punto de salirse de control y solamente la buena actuación de los trabajadores penitenciarios evitó que la situación fuese mucho más grave. Finalmente fueron cinco los internos que tuvieron que ser trasladados al módulo de aislamiento para calmar la situación.

Las quejas de los internos eran que los trabajadores penitenciarios vinieran del exterior mientras que sus familias no podían desplazarse hasta los centros para visitarlos. No entendían que sus visitas hubieran sido suspendidas, así como que los funcionarios no portasen guantes ni mascarillas. Los internos denunciaban que los funcionarios podían ser transmisores del COVID19 (coronavirus) y no aceptaban las medidas tomadas por el Real Decreto 463/20, por el que se restringe el movimiento de personas.

Otras fuentes penitenciarias han indicado a elcierredigital.com, que tambien se han producido conatos de intentos de motines en las cárceles de Fontcalent (Alicante), Albolote (Granada) y Castellón,  además del señalado en la prisión de Lanzarote.

 Medidas adoptadas por el Real Decreto

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, adoptó las siguientes medidas en relación con los internos de todos los centros penitenciarios del Estado. 

En primer lugar, se suspenden todas las comunicaciones ordinarias de los internos en los centros penitenciarios, dada la limitación de la libertad de circulación que tienen tanto los internos como las familias y amigos que les visitan.

Talleres_carcel_2

Taller de una prisión española.

En segundo lugar, se suspenden las salidas de permiso, las salidas programas y cualquier otra salida, salvo por causas de fuerza mayor o situación de necesidad para evitar desplazamientos que están prohibidos por el artículo 7 del Real Decreto 463/2020. 

En tercer lugar, los internos clasificados en tercer grado o que tengan aplicado el régimen de flexibilidad que se hallen destinados en centros de inserción social, secciones abiertas o centros ordinarios podrá salir para la realización de las actividades expresamente relacionados en el artículo 7 del mencionado Real Decreto, adaptándose los protocolos establecidos cuando regresen al centro penitenciario. En todo caso, en cualquier desplazamiento deberán respetarse las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Y para concluir, en todos los centros penitenciarios se ampliarán las comunicaciones telefónicas que tengan autorizadas los internos, especialmente con sus abogados a fin de que en todo momento quede garantizado el derecho a defensa.

Pero no se dice nada de los talleres de trabajo dentro de las cárceles españolas, que desde este lunes seguirán funcionando con normalidad como si no hubiera ocurrido nada, porque el ministro Grande-Malaska, junto a su equipo de mando en Instituciones Penitenciarias, ha pasado de largo sobre ello en las medidas adoptadas de contención penitenciaria. 

Pider parar en Ocaña

El sindicato Acaip denuncia que la empresa Knorr-Bremse España-División HVAC (Merak) dispone de talleres produtivos en los centros penitenciarios de Ocaña I y II. "La media de trabajadores externos de Merak en Ocaña I es de 35 trabajadores y de internos que trabajan en los talleres de 150 a 170".

Asimismo, desde el sindicato explican que "en Ocaña II la media son de 25 trabajadores externos y alrededor de 70 internos". Sin embargo, ninguno de los dos talleres se ha paralizado, por eso ahora Acaip-UGT ha solicitado "la paralización de la actividad productiva, tanto para empresas como entidades colaboradoras, en los centros penitenciarios de Ocaña I y II, a fin de evitar una situación de grave riesgo para la salud de los internos y de los propios trabajadores (...)"

COMPARTIR: