23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El histórico palacete podría contener bienes de gran valor que enriquecerían aún más el patrimonio de la familia del difunto dictador

Ante una posible expropiación en La Coruña, pillan a los Franco desmontando la Casa Cornide

Furgoneta cargada de muebles abandonando la Casa Cornide.
Furgoneta cargada de muebles abandonando la Casa Cornide. / BNG
El Bloque Nacionalista Gallego ha denunciado que la familia Franco se está llevando muebles de la Casa Cornide. Algunos vecinos de Ciudad Vieja avisaron este martes al partido de haber visto entrar a la residencia una furgoneta que más tarde salía cargada de mobiliario. La formación política recuerda que podría haber objetos de gran valor dentro de la casa que contribuirían a seguir enriqueciendo el patrimonio de los Franco. Este hecho se produce por la posible expropiación de la vivienda.

Una furgoneta de mudanza ha sido vista saliendo de la Casa Cornide. Esto no sería tan llamativo si no fuera porque esta vivienda es propiedad de la familia Franco y se encuentra en el punto de mira del Ayuntamiento de A Coruña, que desea que pase a formar parte del patrimonio público.

Ha informado de la presencia del vehículo el Bloque Nacionalista Gallego en A Coruña  después de que el martes le avisaran algunos vecinos de Ciudad Vieja, barrio emblemático del casco histórico de la ciudad en el que se encuentra la Casa Cornide. El partido político nacionalista ha publicado fotografías de la furgoneta saliendo de la casa, indicando que “un vehículo estaba cargando muebles desde el interior de la Casa Cornide, el palacete en el corazón del Casco Antiguo de A Coruña usurpado por la familia Franco”.

Tuit de BNG A Coruña.

Para la formación política, este no es un hecho inocente: “Todo parece indicar que los descendientes del dictador quieren repetir aquí lo mismo que antes quisieron hacer en Meirás y la justicia impidió”. El BNG hace referencia a una posible intención de llevarse los muebles más valiosos de la Casa Cornide por si la expropiación de la vivienda llegase a buen puerto. De este modo, el mobiliario histórico de la residencia incrementaría aún más el patrimonio de la familia del difunto Caudillo.

Casa Cornide. / Pablo Barrón

En esta línea, el BNG especula sobre la clase de objetos que se encuentran en la icónica vivienda, ya que nadie conoce a ciencia cierta lo que hay dentro actualmente. El partido recuerda que, “en algún momento, pasaron las estatuas de Abraham e Isaac del Pórtico de la Gloria”, figuras con gran valor histórico y económico y que podrían estar todavía ahí, si bien no hay confirmación sobre ello. “¿Qué mejor botín puede guardar allí la familia del Tirano?”, se pregunta la formación ante la posibilidad de que existan bienes de ese calibre.

Debido a estos hechos, el BNG “insta, una vez más”, al Ayuntamiento de A Coruña a “formalizar la demanda de restitución de la Casa Cornide al pueblo de A Coruña sin pérdida de tiempo y considera muy urgente realizar un completo inventario del Pazo de Meirás que incluya su mobiliario”.

Una vivienda en el punto de mira del ayuntamiento y de Unidas Podemos

Lo cierto es que Unidas Podemos  quiere que esta vivienda sea expropiada cuanto antes. La semana pasada registró una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para que la Casa Cornide pasase a formar parte del patrimonio público. Ya lo había anunciado previamente el diputado y representante de Galicia en Común, Antón Gómez-Reino. La formación morada mostró sus intenciones de que se repita el mismo proceso que el del Pazo de Meirás y se acabe con la “usurpación” de los Franco.

Asimismo, el Ayuntamiento de A Coruña anunció que iba a emprender acciones legales con el mismo fin. El consistorio liderado por la alcaldesa socialista Inés Rey quiere que la Casa Cornide sea declarada 'Bien de Interés Cultural' y se encuentra estudiando las opciones que le permitan hacerlo. “Utilizaremos todas las acciones a nuestro alcance para restituir la Casa Cornide a su legítima titular: La ciudadanía de A Coruña", aseveró la regidora. El ayuntamiento se basará en varios informes, en especial uno de la Universidade da Coruña, que avala medidas encaminadas a la recuperación del edificio.

Fuentes consultadas por elcierredigital.com conocedoras de la situación actual de la casa aseguran que el escenario es distinto que con el Pazo de Meirás. La residencia está habitada con frecuencia por las hermanas de José María Martínez-Bordiú y Bassó, más conocido como Pocholo, sobrino del yerno del dictador, Cristóbal Martínez-Bordiú. Estas hermanas son Clotilde y Esperanza, esta última conocida también como Kuca Gotor, su apodo en el mundo de la moda ya que es una famosa diseñadora.

De acuerdo con las fuentes, las hermanas Martínez-Bordiú “habitualmente, pasan varias semanas al año viviendo ahí”, en especial “buena parte del invierno”. Sin embargo, en verano, antes de que la propiedad estuviera en el centro de los focos, se conoció que la familia había decidido ponerla en venta.

Un edificio con historia

Esta casa es un edificio barroco situado en el centro de A Coruña, en el barrio medieval de Ciudad Vieja. Se construyó a mediados del siglo XVIII, diseñada por el ingeniero militar Francisco Llobet. La obra fue encargada por la familia Cornide con el objetivo de que se convirtiera en su residencia, donde pasó gran parte de su vida el humanista y miembro de la Ilustración gallego José Andrés Cornide.

La Casa Cornide, atrás en el tiempo./ Coruña Antigua

De hecho, los propios Cornide fueron los que, por iniciativa propia, propiciaron que la casa pasara a ser de propiedad pública. De esta forma, la construcción fue legada al Concello de A Coruña en 1949. Llegó a ser la sede del ayuntamiento durante un tiempo y se transfirió su propiedad al Ministerio de Educación en 1957. Luego, se transmitió en permuta de nuevo al Concello. Ocurrió el 22 de junio de 1962, mes y medio antes de que el 2 de agosto fuera subastada y adjudicada por 305.000 pesetas. 

Unos días después, la Casa Cornide se vendió a Carmen Polo y Martínez Valdés por 25.000 pesetas, una operación en la que radica el debate actual por no haber contado con las autorizaciones correspondientes y en la que funcionarios del Estado podrían haber obrado en aras de favorecer a la familia Franco.

Lo cierto es que este edificio es uno de los más ilustres de Ciudad Vieja y sus dimensiones son reseñables. Dispone de 1.430 metros cuadrados y de hasta 13 baños y 11 dormitorios. Cuenta también con dos cocinas, una de ellas pensada para el servicio, y destaca su biblioteca con acabados de madera. 

Por otro lado, contiene un ático y dos terrazas: Una que está cubierta con cristal y otra descubierta con vistas a la ciudad desde el ático. De acuerdo con el portal inmobiliario en el que se publicó el anuncio de que la casa estaba en venta, Philippot&Lloyd, su última reforma se produjo en 2018, reforzándose con una estructura metálica, de piedra y hormigón.

 

COMPARTIR: