25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El acusado sustrajo un equipo de fotografía valorado en más de 30.000 euros y dinero en efectivo en divisa extranjera

Un conocido ladrón de fotógrafos, detenido en Barajas por robar a la selección de fútbol dominicana

Selección de la Republica Dominicana.
Selección de la Republica Dominicana.
Los agentes han detenido a un varón como presunto culpable del robo con fuerza de diversos efectos a integrantes de la selección de fútbol de la República Dominicana, entre ellos, un maletín del fotógrafo oficial del combinado nacional valorado en unos 30.000 euros. En la actualidad, los robos a fotógrafos se han convertido en algo habitual y cada vez se producen de forma más violenta. Por ello, estos profesionales, hartos de sufrir estas situaciones, se están organizando.

La Policía Nacional ha detenido a un varón como presunto culpable del robo con fuerza de diversos efectos a integrantes de la selección de fútbol de la República Dominicana mientras se alojaban en un hotel de Murcia, entre ellos, un maletín del fotógrafo oficial del combinado nacional valorado en unos 30.000 euros.

Según las pesquisas policiales, el arrestado sería el líder de un grupo criminal itinerante dedicado a robos a turistas extranjeros. En esta ocasión, el cabecilla se introdujo en dos habitaciones del alojamiento y robó un maletín al fotógrafo oficial de la selección dominicana y dinero en efectivo en divisa extranjera.

Los agentes han dado con el culpable tras realizar un seguimiento del material robado hasta Madrid. La policía Nacional consiguió detener a este hombre en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas mientras se disponía a abandonar el país, y han podido encontrar todo lo que robó en su domicilio, situado en el distrito madrileño de Puente de Vallecas.

Los hechos por los que se ha detenido al supuesto cabecilla tuvieron lugar a finales del pasado mes de marzo, cuando la selección dominicana de fútbol se alojaba en un hotel de la localidad de San Pedro del Pinatar (Murcia).

Allí, en un momento determinado el fotógrafo oficial de la selección dominicana salió de su habitación y, al volver, se encontró con que el maletín en el que guardaba su equipo de fotografía ya no estaba. Al mismo tiempo, varios futbolistas se percataron de que alguien se había colado en sus habitaciónes y les habían robado abundante dinero en efectivo, poniéndose así los hechos en conocimiento de la Policía Nacional.

Los agentes, tras la inspección ocular del lugar del robo así como de vehículos y de conversar con otros huéspedes alojados en el hotel en el día de los hechos, consiguieron guiar sus averiguaciones e identificar a este hombre como principal sospechoso.

Tras un amplio dispositivo de vigilancia, la Policía Nacional logró dar con la ubicación donde se guardaba todo el material robado: un domicilio del distrito de Puente de Vallecas. Y con la pertinente autorización judicial, realizaron el registro de dicho inmueble localizando todos los efectos denunciados por las víctimas y recuperando así el maletín con el material fotográfico compuesto por una cámara de fotos, varios objetivos, flashes, disparadores remotos, baterías y antenas, y la divisa extranjera sustraída a los futbolistas.

La investigación policial concluyó con el detenido como cabecilla de un grupo criminal itinerante dedicado a cometer robos a turistas extranjeros, actuando en diferentes localidades del territorio nacional y en entornos con gran afluencia de personas, como hoteles y aeropuertos. Por estos hechos, el arrestado ha pasado a disposición de la autoridad judicial como presunto autor de dos delitos de robo con fuerza en domicilio.

Los fotógrafos, hartos de tantos robos

Los fotógrafos y otros profesionales dedicados a la información gráfica están hartos de los continuos robos de material. Tradicionalmente, la prensa ha tenido que lidiar con los clásicos ‘descuideros’ que intentaban hacerse con parte del material de trabajo de estos profesionales. Desde hace tiempo el problema lleya se ha convertido en muy grave.

Varias bandas, muy jerarquizadas y violentas, tienen como objetivo el equipo de los fotógrafos y cámaras de prensa. Especialmente se centran en los reporteros dedicados a cubrir eventos deportivos. Suelen ser lugares con mucha gente y que se presta a la labor de estos ladrones. Sin embargo, la nota diferencial es que ante las medidas de prevención que están tomando los periodistas, los integrantes de las bandas han aumentado su violencia. De aprovecharse de los descuidos han pasado a seguir a los profesionales y atacarles de manera agresiva en lugares poco transitados o, incluso, a entrar en su casa.

Fotos de Fotógrafos de fútbol, Imágenes de Fotógrafos de fútbol ⬇ Descargar  | Depositphotos

Fotógrafos en campo de fútbol.

Ante esta situación los profesionales han empezado a tomar medidas. Bernardo Paz fue víctima hace unos meses de un robo y tiene claro que “cada vez actúan más directamente, incluso con violencia. Saben que lo que se están llevando vale una pasta. Es mejor que robar una cartera y el reloj a cualquiera”.

Por ello, los fotógrafos han creado un grupo de WhatsApp para avisarse entre ellos. “Desde luego hay que estar prevenidos. Ya no vamos solos a ningún evento. Mínimo intentamos ir dos personas por medio para estar más atentos”, asegura un veterano fotógrafo a elcierredigital.com.

Aunque cuentan con el apoyo de la Policía Nacional que ya están sobre aviso de lo que ocurre en eventos deportivos o mítines políticos, una de sus quejas es que estas bandas deben estar muy organizadas ya que, según cuenta un fotógrafo víctima de un robo, “en un juicio llegaron a estar defendidos por el bufete Garrigues Walker, que no es ninguna tontería”. Hartos de robos, los fotógrafos se están organizando para poner solución a un problema que parece agravarse al tener que enfrentarse a bandas perfectamente estructuradas.

Modus operandi de los ladrones

Los ladrones se camuflan entre los periodistas en actos multitudinarios e incluso se acreditan como profesionales para acceder a actos públicos con la única intención de robar, llegando incluso a enfrentarse en ocasiones con los informadores gráficos.

El equipo de un fotógrafo de prensa ronda los 12.000 euros de media, pero si se trata de un trabajador que acude a un estadio de fútbol, éstos cuentan con teleobjetivos que cuestan entre 15.000 y 20.000 euros. El robo del equipo, o de parte de él, le supone al profesional un menoscabo sobresaliente en su economía. El precio de las cámaras de televisión supera los 30.000 euros, y también se sustraen micrófonos, mochilas y baterías de repuesto... Cualquier material del equipo es interesante para los miembros de esta banda siempre que esté en buenas condiciones y sea moderno. No quieren equipos viejos.

fotógrafos de prensa

Fotógrafos de prensa

La manera de actuar de estos ladrones varía según las circunstancias. "Unas veces, esperan a que el fotógrafo guarde el equipo en el maletero y cuando se sube al vehículo se lo abren y se lo llevan corriendo; otras, tiran unos papeles delante del profesional, como si se le hubieran caído, y aprovechan el despiste para robarle".

También les han llegado a lanzar pintura en la ropa para que tengan que desprenderse de sus equipos momentáneamente y aprovechar para robarles, e incluso han llegado a formar tumultos para sustraer objetos durante la confusión. Eso suelen hacerlo cuando hay equipos caros a la vista.

COMPARTIR: