19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El satélite natural de la Tierra ha estado siempre envuelto en leyendas y creencias ancestrales que ahora se demuestran equivocadas

Un estudio de la Universidad de Nueva York afirma que no se cometen más crímenes en noches de luna llena

Las leyendas y creencias en torno a la influencia de la luna llena en el comportamiento humano se remonta a tiempos remotos.
Las leyendas y creencias en torno a la influencia de la luna llena en el comportamiento humano se remonta a tiempos remotos.
Siempre se ha creído que la luna tenía poderoso efecto sobre la criminalidad. La literatura ha creado grandes mitos e historias al calor de esta creencia ancestral. El hombre lobo convirtiéndose en la más feroz y sangrienta bestia bajo la hechizante luz de la luna llena es una de las más terroríficas estampas que flotan en el imaginario colectivo. Sin embargo, un estudio científico parece desmentir esa idea.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nueva York (UNY), coincidiendo con la semana de celebración de Halloween en todo el mundo, ha lanzando el resultado de un amplio  estudio desarrollado en tres países sobre el presunto efecto de la Luna en la criminalidad. La investigación se puso en marcha a raíz de  una conversación de los científicos con un oficial de policía en la localidad californiana de Vallejo, en Estados Unidos. El equipo BetaGov del Marron Institute of Urban Management de la UNY, que realiza ensayos controlados aleatorios y colabora con las partes interesadas en el campo, fue el encargado de investigar esa supuesta  relación entre el crimen y la luna llena que siempre ha rodeado los casos de asesinatos que se producían en días señalados.   

Las leyendas de hombres lobo tienen a la luna llena como elemento fatal en su naturaleza. 

Para comenzar, los investigadores realizaron una revisión de la literatura de investigación general sobre el famoso 'efecto lunar', que, sorprendentemente, resultó ser mixto. Es decir, algunos estudios han encontrado evidencia del famoso efecto lunar sobre el crimen y el comportamiento negativo de ciertas personas, y otros no muestran ninguno. El oficial de policía de California, por su parte, reunió los datos delictivos de su agencia desde enero de 2014 hasta mayo de 2018. El agente investigó las fases de la luna para cada evento delictivo y envió a los científicos sus datos, que tras el análisis, demostraron que no hay asociación entre los eventos delictivos y la luna llena.

Otros departamentos de Policía que conocieron la realización de este análisis también se unieron al estudio aportando sus propias informaciones, investigaciones y datos de casos delictivos.  Para dotar a la investigación de más rigor, la ampliaron a más países además de Estados Unidos. BetaGov realizó por ello  estudios de replicación con el Servicio de Policía de Barrie (Ontario), en Canadá, y la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Irapuato, en México. El equipo fusionó datos de la fase lunar en sus llamadas de servicio y datos de delitos. Y los resultados de estos nuevos análisis revelaron lo mismo que el de Califonia, es decir, que no existe relación entre la luna llena y un aumento de la criminalidad.

Como señalaron los artífices del estudio,  aunque este tipo de análisis puede resultar peculiar o extraño, los hallazgos tienen implicaciones prácticas para la vigilancia, como en el desarrollo de asignaciones de personal y la distribución de otros recursos de aplicación de la ley. A partir de ahora, y si se da  más credibilidad al análisis de datos y a las evidencias que a las leyendas y creencias tradicionales, las noches de luna llena no tienen por qué ser más temidas que las demás...

Traslado de los restos de la menor que fue violada y que falleció a manos del "asesino de la luna llena" en 1987 en Granada.

Pese a todo, la literatura sigue creciendo en torno al poder mágico que se atribuye al magnífico satélite de la Tierra. Stephen king y otros grandes o pequeños autores han alimentado estos mitos en sus libros de terror y suspense. No solo eso, sino que también en la vida real, algunos asesinos o casos determinados  han sido bautizados con términos relacionados con la luna. 

Famoso fue el conocido como 'asesino de la luna llena' que sembró el terror en Granada en los años ochenta. José Fernández Pareja fue condenado por la Audiencia Provincial de Granada a 85 años de prisión pero apenas pasó 16 tras las rejas. Asesinó y violó a una pequeña, Aixa, y violó e intentó asesinar a otra siete meses después. El violador y asesino perpetraba sus crímenes en noches de luna llena. 

COMPARTIR: