29 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El teniente coronel Jesús Gayoso, jefe de la unidad, falleció este viernes y su fundador, el coronel Jesús Vélez, lo hizo el pasado sábado

El coronavirus se ceba en la cúpula de los GAR de la Guardia Civil: Dos de su jefes muertos por la pandemia

El teniente coronel Jesús Gayoso.
El teniente coronel Jesús Gayoso.
El coronavirus se está cebando con la cúpula del GAR, a la muerte del teniente coronel Jesús Gayoso, ocurrida este viernes hay que sumar la de su fundador, el coronel retirado de la Guardia Civil, Jesús Vélez, que falleció el pasado sábado como consecuencia también de la pandemia. El coronel Vélez fue el primer jefe en los años ochenta de los Grupos Antiterroristas Rurales de la Guardia Civil (GAR), cuyos integrantes lloran este fin de semana la muerte de sus dos miembros más significativos.

El caso de ambos fallecidos es diferente pero tienen la similitud de que la causa ha sido el coronavirus y que tanto Gayoso como Vélez fueron jefes del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil.

Jesús Gayoso solo tenía 48 años mientras que Velez era coronel retirado ya en situación de reserva, pero las dos muertes son igualmente dolorosas para todos los miembros de esta unidad por el prestigio de ambos mandos entre sus hombres, uno considerado una leyenda dentro del Cuerpo y otro un verdadero y moderno líder entre sus hombres, que no dudaba en tomar el mando de operaciones en persona y en el mismo lugar, como ocurrió con las crisis del coronavirus en la ciudad riojana de Haro, aunque fuentes de la Benemérita no creen que esta fuera la fuente de contagio de Gayoso, sino un viaje reciente a Bélgica.

La noticia del fallecimiento del teniente coronel Gayoso provocó este viernes una enorme consternación no sólo en la unidad que mandaba con enorme eficacia, sino en el conjunto de la Guardia Civil. El teniente coronel, que era visto con una enorme proyección dentro del Instituto Armado, estuvo más de una semana luchando por su vida en la UCI del centro sanitario donde finalmente ha fallecido.

El teniente coronel Gayoso.

Hace unos días desde elcierredigital.com ya contábamos que el jefe del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil se encontraba en una cama de la UCI en estado grave, contagiado por coronavirus. Sus hombres le mandaban entonces un emotivo vídeo para transmitirle fuerzas y ánimo, ya que no podían visitarle a causa del aislamiento.

"En esta batalla nadie se queda atrás. Coja nuestra mano e incorpórese, que queda mucho por hacer", le dice un agente en representación de sus compañeros. Lo grabaron en un teléfono y lo enviaron por WhatsApp, rogándole al personal sanitario de la UCI que se lo pusieran para que lo escuchase. Calificaban a su jefe como un león, que hacía que sus hombres luchasen como leones.

El teniente coronel del GAR participó el fin de semana del 7 y 8 de marzo en las labores de confinamiento de la población en la localidad riojana de Haro, junto a la Policía Nacional y la Unidad Militar de Emergencias, después de que un brote de coronavirus pusiera en riesgo a parte de la ciudadanía de esta localidad riojana limítrofe con el País Vasco.

El teniente coronel Jesús Gayoso Rey fue el diseñador de aquella operación al frente de la unidad de intervención de los GAR de la Guardia Civil y participó personalmente en el dispositivo. El GAR fue clave en la lucha contra la banda terrorista ETA, pero también ha participado en misiones por todo el mundo, como Kosovo, Líbano y Haiti y, debido a la gran preparación de sus hombres, ha adiestrado a otras policías por todo el mundo para luchar contra el terrorismo.

Jesús Gayoso, gallego de origen, se incorporó a la Guardia Civil en 1996, tuvo varios destinos ligados al País Vasco y Navarra, hasta que en 2008 entró en la Dirección General de la Benemérita, en Madrid. Seis años más tarde se incorporó a los GAR, con los que dirigió las últimas misiones contra ETA, pero también el despliegue de sus hombres en misiones fuera de España.

El fallecimiento de Gayoso ha llegado solo una semana más tarde que el del fundador de la unidad, el coronel retirado de la Guardia Civil, Jesús Vélez, que falleció el pasado sábado como consecuencia también del coronavirus.

El coronel Vélez fue el primer jefe en los años ochenta de los Grupos Antiterroristas Rurales de la Guardia Civil. Luego fue destinado a la embajada de España en París desde donde reguló desde el país galo toda la lucha contra la organización terrorista ETA.

A la izquierda Jesús Velez junto al expresidente del Real Zaragoza José Ángel Zalba.

Estaba considerado como el gran artífice de los éxitos policiales contra la banda etarra y era un militar muy apreciado y considerado dentro de la Benemérita. Su hijo, el coronel Francisco Javier Vélez Alcalde, es el jefe actual de la Comandancia de Toledo, tras su paso por la de Huesca.

Los inicios del GAR fundado por Vélez hay que buscarlos en 40 guardias civiles seleccionados en la comandancia de Logroño, que recibieron su primera instrucción en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército de Tierra en Jaca (Huesca). Posteriormente un nutrido conjunto de voluntarios, tras un período de formación impartido en Argamasilla de Alba (Ciudad Real), iban a engrosar esta unidad.

Comenzaron a operar en 1980, tras el atentado de ETA en Ispáster, donde murieron seis guardias civiles. En realidad el grupo se creó en 1979 como si fuera un batallón compuesto de tres compañías, al que se le uniría una cuarta en 1984. En 1991 les cambiaron el nombre y los llamaron Grupo Especial de Seguridad (GES), dependiente de la Agrupación Rural de Seguridad (ARS), con la misma misión para la que nacieron.

En 1997 pasaron de nuevo a llamarse GAR, pero cambiaron el adjetivo Rápido por Rural hasta el año siguiente que vuelven a sus orígenes y pasa a depender, junto con el Centro de Adiestramientos Especiales (CAE), de la Unidad de Acción Rural (UAR). Llegaron a desplegar 500 agentes en el País Vasco y Navarra. Ahora toda la Benemérita llora el fallecimiento de sus hombres.

COMPARTIR: