15 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

También han sido descubiertos sensores y cámaras en los dispositivos de entretenimiento de American Airlines, Singapore Airlines y Emirates

Observados mientras viajamos: La aerolínea Cathay Pacific admite que graba a sus pasajeros durante el vuelo

Varias aerolíneas han instalado cámaras y micrófonos en los asientos aunque no las han activado.
Varias aerolíneas han instalado cámaras y micrófonos en los asientos aunque no las han activado.
Cuando nos acomodamos en el asiento de un avión, lo hacemos con la sensación de que estamos alejándonos de nuestra rutina, de nuestro entorno y que entramos en una cierta esfera de anonimato en la que nuestra privacidad ahora ya dejará de ser observada por los que nos conocen... Pues nada de eso. Al menos para los que elijan volar en Cathay Pacific. La compañía aérea creada en Hong Kong ha admitido que vigila sin permiso todo lo que hacen sus pasajeros.

La privacidad hoy día es uno de los temas que más preocupan a todos los ciudadanos, gobiernos y empresas.  La obtención de nuestros datos y el uso que se hace de ellos es tan polémica en ocasiones como el negocio que se genera en torno a ellos. Búsquedas en internet,  aplicaciones descargadas, datos que cedemos al conectarnos a redes wifi gratuitas y abiertas...  Nuestra exposición y la de nuestra información es casi total hoy día, poco podemos hacer por evitarlo, y menos  cuando descubrimos que  no espían mientras viajamos en avión. La aerolínea Cathay Pacific ha admitido que graba a los pasajeros en vuelo a través de cámaras instaladas a bordo.

Cathay Pacific ha hecho estallar la polémica por haber grabado a sus pasajeros. 

La compañía de Hong Kong  asegura que las imágenes, capturadas a través de cámaras de circuito cerrado de televisión, CCTV,  ubicadas en el avión, están destinadas a “fines de seguridad”, lo que no ha evitado que salten las alarmas. ¿Está nuestra privacidad garantizada mientras volamos? ¿Podría un hacker acceder a esos datos?

La aerolínea anunció en una política de privacidad actualizada  publicada a finales de julio, que ha estado recolectando imágenes de los pasajeros mientras estaban a bordo y registrando su uso de su sistema de entretenimiento a bordo.  La compañía justifica su espionaje explicando que se trata de un a “práctica estándar para proteger a nuestros clientes y al personal”. Por ellos, confirman la existencia de cámaras de CCTV instaladas en los salones de los aeropuertos y en los aviones a bordo por motivos de seguridad”.

Pero esta confesión no ha sido voluntaria. La aerolínea ha sido preguntada sobre ello en repetidas ocasiones. Y una vez admitida la existecia de esas cámaras, también se resistió a revelar su ubicación exacta. Tan solo se han limitado a confirmar a través de un comunicado  que “no hay cámaras CCTV instaladas en los baños” o en sus sistemas de entretenimiento a bordo (IFE).

Otras compañías también instalan cámaras en los asientos

Lo peor es que Cathay no es la única compañía aérea que vigila a sus pasajeros. Hace meses se conoció que  varias aerolíneas tenían cámaras instaladas en sus sistemas de entretenimiento  a bordo(IFE). Se trataba de American Airlines, Singapore Airlines y Emirates.

Los pasajeros pueden estar siendo grabados mientras viajan. 

En el caso de Singapore Airlines, la aerolínea tuvo que defenderse y dar explicaciones después de que una pasajera visualizara un sensor bajo la pantalla de entretenimiento que la apuntaba  directamente. Tras publicar las imágenes en Twitter y la polémica que suscitó, la compañía se justificó  que el nuevo sistema de entretenimiento incluía una cámara pero que estaba desactivada. Tanto Singapore Airlines como Emirates y American Airlines  han confirmado que no tienen previsto activar los sensores y cámaras habilitados en los respaldos de los asientos de sus aviones.  Cathay asegura no contar con esas cámaras en sus sistemas de entretenimiento, ni con sensores o micrófonos. 

Ya en 2018, la compañía de Hong Kong tuvo que afrontar una crisis enorme por un problema de violación de datos por parte de un hacker que habría afectado a nueve millones de pasajeros.

En su política actualizada, la aerolínea señaló que sus procesos de recopilación de datos estaban destinados a mejorar la experiencia de vuelo y permitir una mayor personalización. Sin embargo, agregó que los datos personales también pueden compartirse con terceros para fines de marketing. “Retendremos sus datos personales durante el tiempo que sea necesario”, dice la política.

COMPARTIR: