16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato señala que Amber Capital, SAPA, SEPI y el presidente de la tecnológica se aliaron para que el Gobierno tomara el control de esta

Manos Limpias denuncia a Indra y la "abrupta colonización política con sus delitos"

Manos limpias denuncia a Indra.
Manos limpias denuncia a Indra.
El colectivo de funcionarios públicos Manos Limpias ha interpuesto una denuncia ante el Juzgado de Instrucción de Madrid contra María Belén Gualda González, presidenta de la SEPI, Marc Murtra Millar, presidente de Indra, Joseph Oughourlian, presidente del Fondo Amber Capital y Jokin Aperribay Bedialauneta, directivo del Fondo SAPA.

Según ha denunciado Manos Limpias ante Juzgado de Instrucción de Madrid, María Belén Gualda González, presidenta de la SEPI, Marc Murtra Millar, presidente de Indra, Joseph Oughourlian, presidente del Fondo Amber Capital y Jokin Aperribay Bedialauneta, directivo del Fondo SAPA,  presuntamente habrían cometido los delitos de "administración desleal, corrupción en los negocios, el delito societario, y fraude de ley".

En la demanda –a la que ha accedido elcierredigital.com–, el colectivo de funcionarios públicos explica que el 21 de mayo de 2021, se produjo el cese del que era hasta entonces presidente de la compañía Indra, Fernando Abril Martorell, siendo colocado en su lugar a un hombre afín al gobierno, Marc Murtra. Como consecuencia de esta decisión, al día siguiente las acciones de la empresa tecnológica se desplomaron un 8%.

Además, denuncian que el 23 de junio de 2022, en la Junta General celebrada ese día por la empresa Indra, se produjo el cese de cinco consejeros independientes. Y al día siguiente, las acciones de dicha empresa se desplomaron un 14,76% en la Bolsa, al producirse ese cese “manu militari”.

En la denuncia destacan que la propuesta de cese no figuraba en el Orden del día de Junta celebrada el 23 de junio 2022. Y que Amber Capital, SAPA, SEPI y el presidente de Indra se aliaron para que el Gobierno tomara el control de la empresa.

Según explica Manos Limpias a elcierredigital.com, “el abogado del Fondo AMBER (Alberto Alonso Ureba) admitió en dicha Junta que había hablado previamente con determinados accionistas significativos. Así mismo, se produjo otro contacto con el presidente de INDRA y con la ministra Nadia Calviño”.

Además, el colectivo de funcionarios públicos denuncia la “evidente vulneración del Código de Buen Gobierno” resaltando los protocolos que para podrían haberse vulnerado, como son: "La ausencia total de mujeres en la cúpula, el dar estabilidad a los consejeros, ya que las causas de separación tenían que estar perfectamente justificadas, y la composición equilibrada de consejeros no ejecutivos y una adecuada proporción entre consejeros dominicales e independientes representando estos últimos, con carácter general, al menos la mitad de los consejeros".

Un Engaño, no una renovación de cargos

Manos Limpias denuncia que “se ha producido una abrupta colonización política de una compañía estratégica, beneficiaria de fondos europeos y nacionales. Se ha depurado a consejeros independientes “manu militari”. La maniobra entre SEPI (25%), el Grupo Vasco SEPA (5%) y el Fondo AMBER (4,1%), se concierta sin que lo supieran el resto de los accionistas y la CNMV, con la complicidad del presidente de INDRA”.

Produciéndose así, presuntamente, un fraude de ley “con una maniobra torticera, por caminos tortuosos, se ha tratado de conseguir lo que la ley no permite, burlando la Ley del Mercado de Valores”.

“Nunca hemos pretendido, ni en el caso que nos ocupa tampoco, judicializar ni la acción política, ni la acción económica de cualquier empresa. Ahora bien, cuando se trata de una empresa pública de la magnitud de INDRA, cotizando en Bolsa y que dentro de sus atribuciones se encuentran los procesos electorales, nos encontramos ante una sociedad de interés público que debe de funcionar con las mayores garantías. El Sindicato Manos Limpias está legitimado para ejercitar la acción popular en defensa del interés público general. Somos conscientes del principio de mínima intervención del proceso penal, pero ello no es incompatible, al menos, con la práctica de unas mínimas diligencias de investigación”, concluye la demanda de Manos Limpias, en la que se señala a María Belén Gualda González, a Marc Murtra Millar, a Joseph Oughourlian, y a Jokin Aperribay Bedialauneta.

COMPARTIR: