18 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hombre ha sido localizado en en Caldas da Rainha, un municipio a cien kilómetros de Lisboa y los menores se encuentran en buen estado

Detienen en Portugal al padre de Kristian y Amantia Toska, los dos niños desaparecidos en Tenerife

Kristian y Amantia.
Kristian y Amantia.
Detenido el padre de Kristian y Amantia Toska, dos hermanos de once y diez años de edad, respectivamente, cuyo paradero se desconocía desde el pasado enero. Aunque la desaparición se produjo en Alemania, donde residen, los investigadores sospechaban que ambos menores se encontraban en Tenerife con su padre. Finalmente, este martes el hombre ha sido localizado en Caldas da Rainha, un municipio a cien kilómetros de Lisboa. Los menores se encuentran en buen estado.

El padre de Kristian y Amantia, de once y diez años, a quien se buscaba por presunto secuestro parental en Tenerife, ha sido detenido en Portugal. Así lo han confirmado fuentes de la investigación, que han precisado que el hombre ha sido localizado en Caldas da Rainha, un municipio a menos de cien kilómetros de Lisboa. Los menores se encuentran en buen estado. 

Sustracción de menores 

Aunque la desaparición se denunció en Alemania, donde residen los menores, la investigación dirigió sus pesquisas a Tenerife, lugar en el que, según apuntaban fuentes cercanas al caso, había constancia fehaciente de que el padre había estado con los niños, presuntamente tras huir del país sin ponerlo en conocimiento de la madre. Por ello, la desaparición se investigaba como una sustracción parental. 

Fuentes cercanas al caso indican a elcierredigital.com que la madre de Kristian y Amantia ostenta la custodia completa desde que en el año 2013 se separara del padre de los pequeños, después de una convivencia de cinco años. Además, su situación, según señalan, sería de extrema vulnerabilidad, al existir denuncias previas por violencia de género contra el padre de los menores. En este sentido, apuntan, el hombre la habría amenazado con llevarse a sus hijos en varias ocasiones. También con asesinarla, a ella y a sus hijos, si denunciaba a la policía. Asimismo, consta una denuncia contra este hombre por falsificar la firma de la madre para intentar salir del país con los niños. 

Solo en el año 2018 se registraron en España 205 casos de sustracción parental, según el Ministerio de Justicia. En concreto, 108 solicitudes de retorno de menores y 97 requerimientos para que los niños fueran devueltos a sus países de origen. La media de espera para que se resuelva uno de estos casos, de casi seis meses, según datos de la Conferencia de La Haya, supone toda una agonía para aquellos padres que aguardan, muchas veces incluso durante años, noticias de sus pequeños. 

Casos como el de Stephanie y Leonardo Centeno Ostapenko, de seis y cinco años, que desaparecieron el pasado 29 de enero en Estepona, Málaga, son el duro reflejo de una realidad para cientos de niños que, en un acto de egoísmo, son arrebatados de sus entornos por uno de sus progenitores. 

COMPARTIR: