23 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un tribunal de Liverpool condena a una familia británica por inventarse una intoxicación alimentaria sufrida en Benidorm

Las invenciones de los turistas ingleses para cobrar indemnizaciones de los hoteles españoles empiezan a ser castigadas en el Reino Unido

Hotel Magic Aqua Rock Gardens
Hotel Magic Aqua Rock Gardens
Una familia de Liverpool ha sido condenada por una denuncia falsa en la que alegaban que después de volver de sus vacaciones en Benidorm (Alicante) habían sufrido trastornos estomacales por una supuesta una intoxicación alimentaria en un hotel de la localidad en el verano de 2015 , según confirmó la portavoz del 'Hotel Magic Aqua Rock Gardens', Pilar Lafuente

Un tribunal de Liverpool ha estipulado una condena de tres meses de prisión y la obligatoriedad del pago de 842 libras, unos 950 euros, a los cuatro integrantes de la familia que denunció falsamente una intoxicación alimenticia. Con el abono del pago impuesto por la Justicia de Reino Unido evitarían su paso por prisión. Además, deberán evitar cometer cualquier tipo de acto delictivo en los próximos dos años.

"En los años 2015 y 2016 hubo un repunte de esas denuncias falsas motivado por el afán injusto de conseguir unas vacaciones gratis", asevera Lafuente, quien ha celebrado sentencia y se ha alegrado de que "la justicia ha actuado".

Lafuente aseguró que la sentencia es "absolutamente satisfactoria" para la compañía y añade que se trata de una denuncia falsa. La portavoz dijo también que en “todos” los hoteles de 'Magic Costa Blanca' se siguen "las normas sanitarias que establece Sanidad en puntos de control". Además, explicó que las normas de la compañía "refuerzan todavía más ese control" sanitario sobre los alimentos ofrecidos a los clientes.

En su denuncia, la familia turista indicaba haber sufrido náuseas, vómitos, diarreas y dolor de estómago durante días, algo que intentaron respaldar con informes médicos. Sin embargo, el tribunal de Liverpool ha detectado un gran error en la versión de los turistas británicos, sus publicaciones en Facebook durante sus vacaciones. En los posts que publicaron en las redes sociales, la familia escribió que estaban “disfrutando cada minuto” y compartiendo fotos como “las mejores vacaciones”, donde se podía ver a cada miembro de la familia disfrutando del consumo de bebidas alcohólicas (como cerveza, vodka o ginebra), lo que contradice la denuncia.

COMPARTIR: