25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Antonio Martín, cabo primero de la guardia civil en Marbella y activista gitano, cuenta la iniciativa de este colectivo para ayudar a sus 'hermanos'

Denuncian la discriminación "cruel" que sufren los gitanos ucranianos en las fronteras

La Caravana Gitana de España con Ucrania, una iniciativa de apoyo a los gitanos de Ucrania.
La Caravana Gitana de España con Ucrania, una iniciativa de apoyo a los gitanos de Ucrania.
Los gitanos españoles, con el cabo primero de la Guardia Civil en Marbella Antonio Martín, denuncian la discriminación "cruel" de su colectivo en las fronteras ucranianas y ponen en marcha la iniciativa "La Caravana Gitana España con Ucrania". Llenarán sus furgonetas con medicamentos, alimentos y enseres para llevarlos a los afectados por la invasión. En este proyecto colaboran la Federación de Asociaciones Hermandad Gitana y la Plataforma Nacional por los derechos humanos.

Gitanos españoles de diferentes puntos del país (Cádiz, Málaga, Murcia, Alicante y Tarragona) han decidido llenar sus furgonetas con medicamentos, alimentos y enseres que llevarán personalmente a los gitanos de Ucrania afectados por la invasión. Además, aprovecharán el viaje de vuelta para traerse a España a familias gitanas exiliadas de “esta maldita guerra”.

Sobre esta iniciativa llamada “La Caravana Gitana España con Ucrania” ha hablado Elcierredigital.com con Antonio Martín, guardia civil, defensor de los derechos del Pueblo gitano y presidente adjunto de la Federación de Asociaciones Hermandad Gitana, que trabaja junto a la Plataforma Nacional por los derechos humanos dirigida por Francisco Saavedra, en este proyecto.

“En principio teníamos previsto iniciar ‘La Caravana Gitana de España con Ucrania’ en estos días, pero aún no lo hemos podido hacer porque el miércoles compadezco ante la Subcomisión del Pacto de Estado contra el anti gitanismo y la inclusión social en el Congreso de los Diputados. Por otra parte, nuestro destino era la frontera de Polonia, adonde llevaríamos todos los enseres y alimentos que pudiéramos, pero hemos planteado la posibilidad de hacerlo a través de otro país fronterizo, ya que aquello se ha desbordado y en la mayoría de los casos los alimentos no llegan realmente a las personas más necesitadas o se quedan en Polonia” explica Martín.

El cabo declara que en cualquier caso llegarán a la frontera para contactar con gitanos ucranianos, "a los que no llega absolutamente nada. Los gitanos y las gitanas son agredidos físicamente en los pasos fronterizos y en los procesos para el refugio. Al llegar a las fronteras de los estados vecinos se han encontrado con una discriminación brutal a ambos lados de las fronteras del país”.

“Queremos tener toda la información real, que nos la transmitan personalmente los gitanos ucranianos y si es necesario, acudir a altas instancias como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o a Naciones Unidas. Y es que, según las informaciones que nos llegan, los gitanos están siendo maltratados, no les dejan pasar la frontera. No se ven gitanos en la frontera de Polonia, ni en las otras fronteras y el reparto de alimentos y de enseres para nada se ajusta al que se está repartiendo al resto de ciudadanos”.

La Caravana Gitana con Ucrania

'La Caravana Gitana' comenzará su recogida de alimentos y enseres en Jerez de la Frontera. Desde allí llegará a Algeciras, luego hasta Marbella, de donde pasa a Málaga, Granada, Murcia, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Gerona y luego ya se metería en Francia, donde Martín asegura que les espera una delegación de gitanos que están con ellos.

Antes de la invasión, el racismo estaba bastante extendido, incluso había brotes racistas muy a menudo, contra el pueblo gitano en Ucrania. “Si antes de la invasión los gitanos estaban sufriendo un rechazo pronunciado, no quiero imaginármelo ahora, que escasean los víveres y escasea todo” cuenta el guardia civil.  

Antonio Martín, cabo Guardia Civil y gitano.

Antonio Martín, presidente adjunto de la Federación de Asociaciones Hermandad Gitana.

En estos momentos, Martín afirma que los gitanos ucranianos se juntan con varios problemas. “Uno es que se encuentran en una guerra, otro es que sufren rechazo y el anti gitanismo y, por último, es que no les dejan, ni tan siquiera, abandonar la zona hostil. Están escondidos en bosques con la particularidad de que cuando llega la noche no pueden encender fuego, porque al hacerlo estarían indicando a los rusos donde se encuentran y podrían ser víctimas de cualquier ataque”.

“Nosotros, la misión que tenemos es que, una vez conozcamos realmente por su boca y veamos la situación en la que se encuentra el pueblo gitano, comenzar una lucha social encaminada a que se protejan los derechos humanos de nuestros primos, los gitanos de Ucrania”, concluye el presidente adjunto de la Federación de Asociaciones Hermandad Gitana.

COMPARTIR: