08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Su historial delictivo cuenta con más de 25 detenciones por robos

El ‘Kiki’, el atracador que mató al guardia civil José Manuel Arcos en Granada, salió de prisión en 2017

Juan Antonio Moyano, el presunto asesino del guardia civil en Huétor Vega (Granada)
Juan Antonio Moyano, el presunto asesino del guardia civil en Huétor Vega (Granada)
Pocas horas antes de que el agente de la Guardia Civil José Manuel Arcos fuera asesinado en Huétor Vega (Granada), Juan Antonio Moyano perpetró presuntamente un robo en el mesón La Fragua, un local que se encuentra a sólo 14 kilómetros del escenario del crimen, en la localidad de Las Gabias. Agentes de la Guardia Civil recogieron este lunes huellas del escenario del robo para tratar de verificar si de allí huía Juan Antonio Moyano cuando le dieron el alto

El delincuente que acabó en la madrugada del lunes con la vida del guardia civil José Manuel Arcos salió de prisión en 2017, donde cumplió diversas penas desde 2011 por robos y atracos. El historial delictivo de Juan Antonio Moyano, alias ‘El Kiki’, cuenta con 25 detenciones por este tipo de delitos.

Su currículum en prisión también revela su carácter peligroso y delictivo. Durante su estancia en la cárcel fue amonestado a través de expedientes disciplinarios por su comportamiento en el centro penitenciario de Albolote, aunque con el paso de los años fue suavizando su conducta para llegar a instalarse en un módulo que agrupa a los reos menos conflictivos de la prisión, que acceden por buen comportamiento.

Más tarde pasó al CIS (Centro de Inserción Social) y posteriormente salió a la calle, pero poco duró su relajada actitud en libertad. El pasado marzo la Policía Local de Granada le arrestó por el robo de un vehículo y el 16 de septiembre le sorprendieron con un arma simulada que requería un tipo específico de licencia y Moyano no tenía. Por este último caso fue propuesto para una sanción administrativa por infringir la Ley de Seguridad Ciudadana. Juan Antonio Moyano vivía en el barrio Rey Badis, en Granada, aunque en su documento de identidad el domicilio figura en el municipio de Cájar.

La condena a la que el ‘Kiki’ se expone por haber disparado al agente de la Guardia Civil causando su muerte y por huido robando un coche puede llevarle otra buena temporada en la cárcel.  

Así fue la detención

Tras la huida de ‘El Kiki’ las autoridades policiales montaron un dispositivo para cercar al autor del disparo. Sobre las 5:00 horas de la madrugada la Guardia Civil realizó un despliegue de medios en las localidades de Huétor Vega, Cájar y Monachil. Moyano había robado una furgoneta Nissan Kubistar, donde guardó el arma reglamentaria del agente fallecido con la que le había disparado tras un forcejeo y con la que tenía pensado dirigirse a Granada.

Una de las patrullas que se encontraban en la rotonda que une la carretera de Huétor Vega con el centro comercial Serrallo paró al vehículo robado y cuando bajó el conductor y le estaban tomando la filiación se dieron cuenta de que no sabía abrir la puerta trasera del furgón. Minutos después comprobaron con las fotos que se habían difundido del sospechoso que era el conductor al que habían dado el alto era el delincuente fugado. Los agentes redujeron a Moyano, le pusieron los grilletes y lo trasladaron a una cuneta de la carretera mientras registraban el vehículo robado. Más tarde le trasladaron a la Comandancia de la Guardia Civil, donde quedó ingresado en los calabozos.

Lamentos por la pérdida de José Manuel Arcos

La AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles) anunció en un comunicado su lamento por el fallecimiento de José Manuel Arcos. “Tras una larga jornada cargada de acción, emociones y tristeza, lamentamos enormemente la pérdida del guardia civil D. José Manuel Arcos, de 47 años, casado y con hijos, en acto de servicio, y nos solidarizamos con el dolor de sus familiares, amigos y compañeros ante tan triste pérdida”, señala la nota.

También quisieron reconocer la labor del resto de compañeros de la Guardia Civil, de los servicios de emergencias y con especial atención el trabajo realizado por la agente que acompañaba al fallecido durante la jornada de trabajo. “Agradecemos la valentía de la compañera de patrulla de José Manuel. Gracias a su rápida actuación se ha podido finalizar el dispositivo con éxito dando a la captura del sospechoso. Ante ella nos quitamos el sombrero y ponemos todos los servicios de nuestra asociación a su alcance”, manifiestó el colectivo.

guardiacivil_granada_fallecido

José Manuel Arcos, el guardia civil fallecido en Huétor Vega (Granada)

Además, ante este hecho la AUGC anunció que se personará en el juicio como acusación en la causa, “en caso de que se demuestre su culpabilidad”, “para que a este presunto asesino se le castigue con todo el rigor de la Ley”.

El mundo de la política también se volcó con la muerte de José Manuel Arcos. En cuanto se conoció la noticia diferentes políticos como Pablo Iglesias y Albert Rivera manifestaron su lamento por la pérdida y su apoyo a sus familiares y allegados. A lo largo de la mañana del lunes se sumaron más personalidades como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Su funeral se ha celebrado hoy a las 09.30 horas en la catedral de Granada y a él ha asistido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha asegurado que impondrá a título póstumo la Cruz de la Orden al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo a José Manuel Arcos.

COMPARTIR: