15 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras la llegada masiva de migrantes, muchos fueron reubicados en establecimientos turísticos como éste para descongestionar el Muelle de Arguineguín

Muere un inmigrante por "causas naturales" en el Hotel Waikiki de Gran Canaria donde estaba realojado

Vista exterior del Hotel Waikiki. /Servatur Waikiki
Vista exterior del Hotel Waikiki. /Servatur Waikiki
Después de haber sido reubicados en establecimientos hoteleros, los inmigrantes fueron abandonando poco a poco el Muelle de Arguineguín, repleto. Gran Canaria, que ha sido la cara que ha afrontado con mayor fuerza la crisis migratoria de estas islas, ha visto cómo la semana pasada el cuerpo sin vida de un joven inmigrante era encontrado en el Hotel Waikiki. Las causas de la muerte especifican hechos naturales, según la autopsia realizada.

En un periodo caracterizado por la crisis sanitaria, Canarias afronta una serie de complicaciones extras. La llegada masiva de inmigrantes a las islas, con especial incidencia en Gran Canaria, acabó provocando un colapso de personas en el Muelle de Arguineguín y la posterior reubicación de las mismas en hoteles, que se encontraban vacíos dada la escasez turística.

El Hotel Waikiki, situado en el sur de Gran Canaria, cedió a la presión migratoria en noviembre y abrió sus instalaciones para proceder con el descongestionamiento del Puerto. La situación, que provocó un gran estupor en la isla, llevó a decenas de inmigrantes a las habitaciones de este emblemático resort. Prácticamente, solo un mes después, el pasado 15 de diciembre, el cuerpo sin vida de uno de los migrantes fue encontrado en este conocido recinto hotelero.

El joven, de tan solo 22 años, murió por causas desconocidas en un momento en la que la tensión social en el Archipiélago se elevó considerablemente y llevó a movilizar a multitudes isleñas que se manifestaron frente a los hoteles, en contra de los inmigrantes. Sin embargo, y aun temiendo lo peor, el cuerpo de la víctima no presentaba indicios de violencia.

La Policía Nacional intervino y abrió una investigación al respecto, y unos días después, este pasado viernes, la autopsia confirmó que la muerte se produjo por causas naturales. Según informaron fuentes de la investigación a EFE, el Instituto de Medicina Legal de Las Palmas continuará con el estudio del cuerpo, en pos de declarar un veredicto que dé luz al fallecimiento.

Análisis del conflicto social

El Ayuntamiento de Mogán, con la alcaldesa Onalia Bueno a la cabeza, convocó hace un día una Junta Local de Seguridad Extraordinaria. El objetivo, más allá de estudiar el avance de la crisis migratoria que ha azotado a las islas, giró alrededor de la aparición de conflictos sociales producidos a raíz del fenómeno migratorio.

Entre los asistentes a la convocatoria, destacó la presencia de la Delegación del Gobierno de Canarias, Cruz Roja Española, Guardia Civil, Policía Local, y Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud. En la reunión, se adoptaron "los acuerdos necesarios para corregir y evitar episodios o comportamientos de violencia, tanto moral como física”, explican desde el Ayuntamiento.

Ayuntamiento de Mogán.

Se trata de una junta nacida tras presenciar, en Gran Canaria, la manifestación de personas frente a los complejos turísticos donde residían, temporalmente, los inmigrantes. Matizan que se tratarán otras incidencias ocurridas  debidas a pequeños hurtos y a enfrentamientos protagonizados por un grupo reducido de migrantes que pernocta en las zonas turísticas.

Al respecto, la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, ha asegurado que “en ningún caso se puede generalizar afirmando que todas las personas migrantes generan conflicto porque no es verdad. Son casos aislados, aunque es cierto que ha despertado por primera vez una percepción de inseguridad en el municipio”.

Llegada incierta del turismo

En un escenario lo más cercano posible a lo idílico, la previsión recogía que a partir del 31 de diciembre, los hoteles comenzarían a recuperar a sus principales clientes: los turistas. De hecho, el Consistorio declaró que “en los primeros días de enero los técnicos del departamento de Urbanismo visitarán las complejos hoteleros para comprobar su situación y a aquellos que todavía alojen a migrantes se les abrirá un expediente sancionador”.

Los inmigrantes deberían ser reubicados en instalaciones del Estado y las habitaciones hoteleras reacondicionadas para la llegada del turismo. No obstante, el panorama canario se complicó durante el último mes del año, y el archipiélago ha sido incluido de nuevo en la lista de zonas de riesgo del Reino Unido.

Teniendo en cuenta que los ingleses suponen un mercado esencial para las islas, y a sabiendas de que Alemania decretó a su vez el confinamiento en el país, dadas las terribles cifras expuestas sobre su situación sanitaria con el virus, las esperanzas de Canarias de recuperar el turismo en la temporada de invierno se desvanecen.

COMPARTIR: