14 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La investigación comenzó hace meses y se acusa al mando de revelación de secretos, prevaricación y pertenencia a banda organizada

Enarcelado un capitán de la Guardia Civil de Algeciras (Cádiz) por su presunta vinculación con el narcotráfico

El capitán prestaba servicio en Campo de Gibraltar.
El capitán prestaba servicio en Campo de Gibraltar.
El capitán de la Policía Judicial de Algeciras, que responde a las iniciales J.F, fue recientemente detenido por presunta vinculación con el narcotráfico en el área del Campo de Gibraltar, por revelación de secretos, prevaricación y pertenencia a banda organizada. Todavía continúan abiertas las investigaciones para dirimir posibles responsabilidades y efectuar nuevas detenciones si hubiese pruebas.

Fuentes de la Guardia Civil informaron que la investigación que ha acabado con Joaquín F. en prisión comenzó hace varios meses y lograron vincular al capitán con algunas de las principales redes de narcos de la zona, como la de Abdellah El Haj Sadek, conocido como Messi del Hachís. Sadek se entregó a la Policía española en invierno de 2017 y tras quedar en libertad merced a un supuesto acuerdo con la Fiscalía, se fugó en marzo de 2019 a causa de “la enorme presión” policial a la que se sentía sometido, especialmente desde la puesta en marcha a mediados del pasado año del Plan Especial de Seguridad para luchar contra el narcotráfico.

La principal asociación profesional de la Guardia Civil, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha emitido un comunicado respecto a este suceso en que que ha querido mostrar su "honda preocupación ante una situación que, de demostrarse, pondría en evidencia algo que ya en su momento denunciamos: la extensión de los tentáculos del narcotráfico en la provincia de Cádiz hasta altas instancias de la Administración y la función pública".

En opinión de la AUGC, "la profundidad de la amenaza es de tal envergadura que, como ya venimos advirtiendo reiteradamente, requiere de un plan integral de seguridad permanente que aborde la situación en todas sus derivaciones. Ha quedado demostrado que los parches que desde el Ministerio del Interior se vienen aplicando en los últimos meses son absolutamente ineficaces".

El suceso ha servido para que la asociación, reclame "que el área de Campo de Gibraltar sea declarada zona de especial singularidad. Por su puesto, este plan integral debería partir del incremento permanente y especialización de las fuerzas de seguridad, y debería abordar otras cuestiones como el desarrollo de un plan de empleo en la zona y un proyecto de mejora de la escolarización".

Además de esto, para la AUGC, "sería necesario estrechar la cooperación entre las diferentes Administraciones Públicas, especialmente Junta de Andalucía, Gobierno de España y Europa, así como la creación de juzgados especiales contra el narcotráfico y la presencia de un mayor número de agentes especializados dedicados a las labores de investigación. Otra de las medidas necesarias pasa por algo tan simple como la creación de depósitos judiciales donde custodiar todo el material confiscado a los delincuentes".

Imagen de una detención de la Guardia Civil.

El plan propuesto por la Asociación pasaría también por el examen de todas aquellas actividades que se crean ante la necesaria ocultación de los beneficios obtenidos con el negocio principal, es decir, investigar empresas, bienes, operaciones comerciales, bancarias, nivel de vida, etcétera, en la que deben de intervenir otros organismos ajenos a los cuerpos de seguridad como la Seguridad Social, Entidades Bancarias, Agencia Tributaria, etc.

Desde AUGC, tras la detención del capitán, dicen que "vamos a permanecer atentos a la evolución de los hechos. En función de ésta, nuestros servicios jurídicos estudiarán las medidas oportunas a adoptar. Cabe recordar, en este sentido, que uno de los objetivos principales de AUGC, recogido en sus estatutos, es la lucha contra la corrupción dentro de la Guardia Civil".

AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (Apdhe).

COMPARTIR: