14 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exdiputado y abogado Andrés Herzog continuará como acusación popular gracias al dinero del Bufete Rosales

La acusación popular volverá a estar frente a Rodrigo Rato en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia que se reanuda el 8 de enero

Este será uno de los grandes juicios de este año
Este será uno de los grandes juicios de este año
El exdiputado de UPyD y la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) disponían solo de 3.600 euros de los 30.000 que necesitaba para seguir en el proceso, por lo que llegaron a un acuerdo con el Bufete Rosales, conocido por haber defendido a miles de afectados por las preferentes de Bankia

Rodrigo Rato ha vuelto a la Audiencia Nacional para la reanudación del juicio por la salida a Bolsa de Bankia. Andrés Herzog, el exdiputado de UpyD, que inició el proceso contra Bankia, como acusación particular podrá seguir ejerciendo la misma gracias a la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), sindicato de las antiguas cajas,  que cuenta con el apoyo económico del Bufete Rosales.

Tanto Herzog, como  Gonzalo Postigo (presidente de CIC) y José Plaza (propietario de Bufete Rosales), lanzaron una campaña para recaudar fondos para el caso Bankia. Sin embargo, un mes después solo habían recaudado 3.600 euros de los 30.000 que necesitaban. Tras llegar a un acuerdo para que Herzog se mantuviera después de tanto tiempo en el caso, el Bufete Rosales decidió poner el dinero que faltaba.

Ayuda económica en un momento “crítico”

Hasta ahora, fuentes de la CIC confirman haber  gastado unos 70.000 euros en el proceso. El abogado y exdiputado de UPyD Andrés Herzog fue quien presentó la querella inicial del caso Bankia y posteriormente paso a representar a la CIC. Herzog asegura que ha sido el momento más crítico desde que  se iniciara la instrucción del caso, en 2012. 

El exdiputado de UPyD, Andrés Herzog, quien ejerce la acusación popular en el Caso Bankia

Herzog confía en una sentencia condenatoria y considera positiva la decisión de la fiscalía de reservarse la posibilidad de añadir al delito de estafa a inversores que atribuye a la antigua cúpula de la entidad el de falsedad contable. Por su parte, el bufete Rosales, especializado en defender a clientes perjudicados por el caso Bankia, mantiene sus acusaciones por delitos de estafa a los inversores y falsedad contable, así como la petición de comparecencia de testigos, entre los que figuran el exministro de Economía Luis de Guindos; el expresidente de CaixaBank Isidro Fainé, o la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Rosales ha defendido con éxito durante estos años a unos 40.000 afectados por la salida a Bolsa de Bankia, a cerca de 10.000 preferentistas. Todos se verán en varias sesiones diarias en la sede de la Audiencia en San Fernando de Henares.

COMPARTIR: