23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La modelo fue hallada sin vida en una habitación del complejo Xanadú, en la localidad argentina de Tigre, en febrero de 2019 a los 42 años

La familia de Natacha Jaitt, ex concursante de Gran Hermano, contrata a detectives españoles para investigar su muerte

Exclusiva Natacha Jaitt.
Natacha Jaitt.
La muerte de Natacha Jaitt, ex concursante de Gran Hermano 6, el 23 de febrero de 2019, sorprendió a la opinión pública. La argentina de 42 años murió, según la versión oficial, por el consumo de cocaína y una afección cardíaca previa. Sin embargo, la familia nunca ha creído en esta versión porque la investigación que rodeó a su desaparición presentó cuantiosas dudas. Por este motivo han decidido recurrir a una agencia de detectives española, tal y como ha podido saber Elcierredigital.com.

La noche del 23 al 24 de febrero de 2019 la argentina Natacha Jaitt, exconcursante de Gran Hermano 6, fue hallada muerta sobre una cama del complejo Xanadú, un salón donde se organizan eventos festivos y fiestas privadas en el departamento argentino de Tigre. Una muerte que, más de dos años después, sigue estando rodeada de misterios. 

Por este motivo familiares de la argentina se han puesto en contacto con una agencia de detectives española para intentar poner de manifiesto las irregularidades que se han podido dar en en torno a la muerte de la argentina. Según ha podido saber Elcierredigital.com la familia no descarta intentar llevar el asunto ante la justicia española mediante una comisión rogatoria aunque "aún no se planea ese escenario".

El cuerpo de Natacha estaba desnudo con restos de cocaína en la nariz y sin señales aparentes de violencia. Esa noche estuvieron con ella varias personas, el último, el abogado y empresario Guillermo Rigoni, dueño de la sala de fiestas, que aseguró haber dejado a Natacha dormida, una declaración que confirmaron el resto de testigos interrogados. Sin embargo, esto parece ser lo único claro de lo que sucedió esa noche. 

Las dudas que planean sobre lo que ocurrió 

La primera incógnita a despejar se refiere a la misma autopsia. Según las pruebas forenses, la actriz murió por la combinación de dos factores: el consumo de cocaína y una afección cardíaca previa. Sin embargo, Alejandro Cipolla, abogado de la familia, ha señalado frecuentemente que las causas reales de la muerte no se conocen todavía y que incluso se plantea pedir una exhumación del cuerpo para realizar un nuevo examen toxicológico.

El abogado sostiene que diez días antes de morir, Jaitt se realizó pruebas en un hospital y no le detectaron ningún problema cardíaco. Y asegura que no se tomaron muestras del cabello de Natalia para comprobar si había tomado algún veneno.

La cama donde fue encontrada Natacha.
 

La familia, por su parte, declaró que hubo una cantidad excesiva de personal policial en la habitación del complejo Xanadú donde encontraron el cuerpo de Natacha y afirma que el cuerpo, ya sin vida, de Natacha fue movido. Cipolla lo compara con el escenario que se encontró en el apartamento del exfiscal Alberto Nisman, en Puerto Madero (Buenos Aires), donde murió en extrañas circunstancias. "Se contaminó el lugar", dijo Cipolla en varios programas de televisión.

Por último, la tablet de Apple que Natacha Jaitt llevaba siempre consigo, era la última carta que tenía su familia para demostrar que Natacha pudo ser víctima de un asesinato, a causa de algún archivo o documento guardado en ese iPad. La hija de Jaitt proporcionó una clave a la Policía para desbloquearlo pero resultó incorrecta. Hasta la fecha, ha sido imposible hacerlo. Así lo ha comunicado la Fiscalía. 

Las denuncias de Natacha

El pasado viernes 17 de diciembre el actor Fabián Gianola debía presentarse frente a la Unidad Fiscal Especializada en Violencia Contra las Mujeres (UFEM) para responder por las seis denuncias de abuso sexual. Dos días antes de tener que declarar, aunque finalmente no hizo acto de presencia, se hizo viral un tweet del pasado en el que Natacha Jaitt contaba un desagradable encuentro con Gianola. 

El 6 de octubre del 2018 escribió: “Fabián Gianola me encerró en un baño del camarín, trabó la puerta con el pasador, se bajó el pantalón, sacó su pene de golpe y me agarró del cuello para un oral obligada en la productora GP 2008, donde hicimos sketchs. Tuve que gritar fuerte para que me dejase huir. Lo juro por mi padre”.

Fabián Gianola.

Por otra parte, la mediática Jaitt se vio involucrada, un mes antes de su fallecimiento, en una investigación sobre presuntos abusos sexuales perpetrados por futbolistas, declarando como testigo en una causa que se ha convertido en todo un escándalo en el país latinoamericano. La exconcursante apareció en programas televisivos denunciando haber sufrido agresiones sexuales a manos de personajes importantes del país e incluso participó como testigo en el juicio por las agresiones sexuales contra los futbolistas de las divisiones inferiores de Independiente.

La última llamada de Natacha

El abogado de Natacha, Alejandro Cipolla mantiene desde el primer momento que su clienta, Natacha Jaitt, le telefoneó dos horas antes de morir desde una gasolinera. Según declaró, Jaitt lo llamó para advertirle de que había grabado una conversación y que debía hacer una denuncia al respecto, pero no le dijo a quién había grabado ni el contenido de la conversación.

El último mensaje enviado por Cipolla que Natacha vio en su teléfono móvil fue a las 21.34 de la noche del 23 de febrero de 2019, día de su fallecimiento. En él hablaban sobre el dinero que la actriz llevaba en la billetera y que fue intervenido judicialmente, 400 dólares americanos. Se trataba supuestamente de una "devolución", aunque se desconoce de quién y el por qué de ese préstamo.

Su vida 

Natacha Jaitt nació en 1977 en la ciudad de Benavídez, era hija del actor judío Alberto Jaitt, quien falleció en noviembre de 2017, muy conocido por interpretar El Caballero Rojo, en Titanes en el Ring, un espectáculo de lucha libre televisado los domingos por la mañana. La pequeña Natacha cursó estudios en la escuela judía Golda Meyer, pero el colegio no le gustaba ni mostraba interés por nada que no fuera el mundo artístico. Benavídez es una ciudad argentina ubicada en el partido de Tigre, en el norte del Gran Buenos Aires, en la provincia del mismo nombre.

Con 21 años Natacha tuvo una hija, Antonella Olivera, a quien presentó públicamente hace un par de años, después de haberla mantenido prácticamente en el anonimato. La joven, que ahora tiene 21 años, nació en Rosario. Es fotógrafa, bailarina de barra y estudiante de Turismo y se encontraba de vacaciones con su tío en Brasil cuando todo sucedió. Además, es una conocida instagramer con casi 50.000 seguidores.

Natacha Jaitt aterrizó en España con 27 años, a finales de 2003, dispuesta a triunfar. Hizo el casting de Gran Hermano 6 y fue una de las concursantes más destacadas, consiguiendo salir indemne de once nominaciones para abandonar la casa. En plató la defendía su “primo” Adrián Yospe.

El título de “primo” se lo puso Natacha, sin que nunca los espectadores supiesen realmente si el actor Adrián Yospe compartía o no parentesco con Natacha. Como fuese, la pareja tuvo un hijo en 2006, Valentino, que quedó huérfano de su padre Adrián en 2011, tras sufrir éste un fulminante cáncer, y de su madre en 2019.

Valentino recibió el premio de pintura Enzo Pagani hace un año. La familia paterna intentó en varias ocasiones hacerse con la custodia del menor e incluso Mariano Yospe, hermano de Adrián, hizo declaraciones en prensa justificando la desordenada vida de la madre de Valentino para intentar quitarle la custodia, pero Natacha se oponía diciendo que el mejor apoyo del menor había sido el de su tío Ulises Jaitt, hermano de Natacha y periodista de profesión, a quien el suceso le sorprendió en Brasil, disfrutando de unas vacaciones veraniegas en compañía de su sobrina Antonella.

La última portada que Natacha Jaitt hizo para Interviú en 2007.

Natacha contaba siempre que dejó Argentina con lo justo y llegó a Madrid con apenas 10 dólares en el bolso, dispuesta a triunfar, pero sin dinero. Sin embargo, ganó fama en España tras su paso por el reality GH, en Telecinco, una edición que ganó Juanjo Mateo y en el que la concursante confesó ser adicta al sexo y haber ejercido la prostitución de lujo para ganarse la vida. Natacha siempre decía que no era sexóloga sino una investigadora del sexo, y prefería ser reconocida como estudiosa de “la práctica callejera del sexo”, como declaró en una entrevista para la revista Interviú.

Su segunda oportunidad le llegaría de mano de Javier Sardá, en el programa Crónicas Marcianas, donde fue contratada como comentarista de GH 7. Pero justo entonces, Playboy TV la fichó como estrella de un espacio titulado “Consultorio sexual” que alternaba con su trabajo de presentadora en el espacio “Esclava de tu agujero”, en la emisora de radio Loca FM, de Madrid.

Regresó a Argentina en 2008

Pero siempre prefirió Argentina a España, así que en 2008 regresó a su país para trabajar en el concurso televisivo “Bailando por un sueño”, donde sería eliminada. Sin embargo, una vez más Natacha haría de su desgracia una virtud y logró se fichada como parte del jurado. Más tarde protagonizó una serie de ficción titulada “Sexo seguro” y “Natacha enciende tus sentidos”, mientras posaba para Maxim, Interviú, Playboy y Hombre.

Pero la televisión dejó de quererla, a pesar de que saliese en varios programas de “chimentos” (cotilleos) argentinos confesando su adicción a la cocaína. Comenzó entonces a trabajar en la radio: Palermo, Belgrano, Mega y radio Ga-Ga. Incluso fue nominada en los premios Martín Fierro de radio por su programa El Ascensor, en Mega.

En 2018 su imagen volvió a estar ligada al escándalo tras aparecer en marzo en un programa de televisión para acusar a reconocidos periodistas, políticos y futbolistas de formar parte de una red de pederastia. Se refería a posibles abusos en las categorías inferiores del Club Independiente, pero solo aportó nombre de pila y siglas. A partir de estas declaraciones, se abrió una investigación por el supuesto abuso y corrupción de siete menores. Tras la denuncia pública, Jaitt se presentó en sede judicial y dejó el mismo testimonio que en la televisión. Fue en medio de ese escándalo cuando escribió en Twitter: “No me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca (droga) y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro, así que si eso pasa no, no fui. Guarden tuit”. Tenía medio millón de seguidores en esta red social, pero cuantos más amigos virtuales tenía, parecían quedarle menos amigos reales.

En noviembre de 2017, en el programa televisivo “Podemos hablar”, Natacha definió en pocas palabras su personalidad, asumiendo su pasado: “Asumo lo que hago: soy locutora de radio, conductora y he ejercido la prostitución VIP, pero he elegido con quién y es una bendición. Para mí es divertido cobrar”.

COMPARTIR: