25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Se encuentra en el lugar del suceso un documento con las últimas voluntades del progenitor, que había sido denunciado por su ex pareja

Otro caso más de violencia machista: el siniestro en el que murieron un padre y su hijo de Sabadell fue intencionado

El accidente donde murieron el padre y el hijo de Sabadell fue provocado
El accidente donde murieron el padre y el hijo de Sabadell fue provocado
La tragedia que tuvo lugar hace dos semanas en una carretera francesa, donde un padre de Sabadell (Barcelona) y su hijo perdieron la vida, no fue un accidente. La madre había denunciado el mismo día del accidente la desaparición del pequeño tras incumplir su ex pareja el régimen de entrega del menor

Según fuentes policiales, en el lugar del siniestro se halló un documento que parecía contener las últimas voluntades del padre. Todo parece indicar que Pere A. despeñó de forma intencionada el vehículo por un barranco, cerca de la frontera española constatando así la hipótesis que manejaban los investigadores: un suicidio con homicidio perpetrado por el padre para hacer daño a la madre, de la que se había separado hace cuatro años.

Todo comenzó el pasado 14 de septiembre con la visita de Laura U a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Sabadell. La madre del pequeño Eloi, de seis años, quería interponer una denuncia contra su ex pareja y padre de su hijo, Pere A. La mujer se alarmó cuando el padre, con el que compartía la custodia del menor, no entregó al niño en el lugar y la hora pactados, y tampoco respondía a sus llamadas telefónicas. En su declaración, Laura U. mostró su preocupación por el pequeño, ya que el hombre sufría un trastorno bipolar y temía que hubiese hecho daño a su hijo. Manifestó también, que el padre no se había presentado ese día en su puesto de trabajo y tampoco había llevado al niño a la escuela.

Los Mossos investigaron la matrícula del coche del padre y, con una orden del juzgado de instrucción 2 de Sabadell, inspeccionaron también su casa sin encontrar rastro de ninguno de ambos desaparecidos. Sin embargo, los agentes advirtieron que en la casa faltaba ropa de Pere A. y había álbumes de fotos del pequeño Eloi abiertos sobre la mesa. Pocas horas después de la denuncia, la policía francesa informaba del hallazgo de un coche despeñado en una carretera entre Portbou y Cervera, donde habían fallecido el menor y el adulto que viajaban en su interior.

Si bien es cierto que no hay constancia de denuncias por violencia machista entre los padres, que se habían separado en 2014, sí que había unas cuantas denuncias cruzadas por asuntos concernientes a la custodia del menor.

Algunos vecinos del bloque donde vivían la madre y el pequeño, constataban sorprendidos que había buena relación y cordialidad entre ellos, cada vez que el padre venía a recoger al pequeño este manifestaba muestras de cariño sin distinción a ambos progenitores. En general se entendía que ambos habían rehecho su vida con otras parejas.

Sin embargo, los vecinos no parecían estar al tanto de las denuncias, ni de que el padre del menor sufriese algún problema de salud mental, como declaró la madre. “No me lo explico. Solo sé que llevaba mal lo de no poder ver al niño todo el tiempo, pero de ahí a hacerle daño al niño... no tiene sentido”, añadió consternado un amigo del padre.

Por el momento la investigación policial sigue en marcha para tratar de descubrir las causas del suceso, sin embargo, la intencionalidad del siniestro convierte la muerte de Eloi en un nuevo caso de violencia machista.

COMPARTIR: