19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Gloria Bulnes, madre de la presunta víctima del Rey del Cachopo, rompe su silencio después de seis meses de la muerte de la joven hondureña

"Pido, quiero y necesito que se haga justicia con el brutal asesinato de mi hija Heidi"

Exclusiva Gloria Bulnes en una foto antigua.
Gloria Bulnes en una foto antigua.
Gloria Bulnes, madre de Heidi Paz, víctima del Rey del Cachopo, ha roto su silencio. En una entrevista exclusiva concedida a Elcierredigital.com defiende a su hija de las insinuaciones hechas por César Román en su última declaración ante la jueza que instruye el caso y puntualiza todo lo que ella sabe sobre la relación que tenían ambos. Gloria dice que es la única manera que tiene de superar el dolor de haber perdido de esta trágica manera a su hija.

Gloria Bulnes, madre de Heidi Paz, presuntamente asesinada por César Román, Rey del Cachopo, ha guardado silencio hasta ahora. Sigue de baja médica y en tratamiento psicológico, pero tanta presión la ha hecho estallar, "no pudo aguantar más", tras ver todas las inexactitudes publicadas sobre la vida de su hija y las sospechas que Román ha dejado caer en sus dos declaraciones sobre la memoria de Heidi. Su madre Gloria es clara: "Ella no se puede defender ya, pero aquí está todavía su madre para defender su memoria. Basta de mentiras. Siempre hemos sido una familia normal, nunca estuvo metida en líos con nadie y jamás tomó drogas", ha dicho a Elcierredigital.com.

Gloria intenta contener las lágrimas durante la entrevista cuando recuerda lo que César Román declaró en el juzgado sobre su relación con Heidi, intentando manchar su memoria, algo que su madre no parece dispuesta a tolerar después de permanecer en silencio durante seis meses. Las lágrimas acuden a sus ojos cuando recuerda con impotencia todas las mentiras que ha tenido que leer en los periódicos y ver en algunos programas de televisión.

¿Cómo se enteró de que Heidi estaba desaparecida?

La Policía vino a casa y me dijo que estaban buscando a César Román y querían encontrarlo a través de mi hija.

¿Y de su muerte?

Cuando me hice las pruebas de ADN, me llamó la jueza y me dijo que sentía tener que darme una mala noticia. Yo lo intuí cuando me mandaron hacerlas es porque tenían sospechas.

César Román insiste en que la maleta donde se hallaron los restos de Heidi no es suya.

Yo sólo sé que la Policía volvió a mi casa, me enseñaron una foto de una maleta y preguntaron si era de mi hija. De Heidi nunca fue esa maleta, yo en ese momento no la reconocí, no la identificaba, pero claro, yo no pensaba que ella estaba muerta, tenía la esperanza de que se hubieran ido juntos.

Pero luego recordó algo importante...

Sí, ellos estuvieron viviendo once días y diez noches en mi casa, yo les hice la mudanza desde su piso de Carabanchel y recordé que había movido esa maleta para meterla en el coche, era azul oscura, con ruedas. La recuerdo perfectamente.

¿Vivieron con usted?

Sí. Al principio de la relación estuvieron viviendo en hoteles, pero resultaba carísimo para él, luego se fueron a un estudio, hasta que decidieron que necesitaban tener un piso con varias habitaciones para cuando viniese la niña de César para estar con él. Que ahora salga diciendo que no tenía una relación formal me indigna, porque Heidi lo llegó a querer mucho y yo los acogí. Por eso quiero que mi hija tenga justicia, necesito que se haga justicia con Heidi.

Madre e hija en una foto del verano.

¿Tenía buena relación con Heidi?

Teníamos una relación excelente, entre madre e hija, era muy frecuente. Todavía tengo mensajes suyos diciendo "te amo, mamá". Todos mis hijos tienen una relación cordial conmigo. Heidi era la pequeña y como vivía aquí en España era más cercana conmigo, me contaba todo, menos que sufría malos tratos de  este individuo. Quizá no lo hiciera por evitarme preocupaciones o porque sabía que yo no me hubiese quedada de brazos cruzados, lo habría denunciado. Con mis hijos soy una madre leona.

 ¿Cómo se enteró de que estaban juntos?

Un día me dice, mamá necesito hablar contigo. Me asustó y me dice baja a la calle que te paso a buscar. No, le contesté, yo voy a buscarte porque ella no tenía coche y yo sí. Pero ella insistió en que no, que bajase al bar de al lado de casa, que me quería dar una sorpresa.

¿Y fue una sorpresa?

Sí, cuando llego al bar estaban esperándome los dos y Heidi me dice, mamá te he estado engañando, no estaba en casa de una amiga, te presento a mi jefe, estoy con él. Lo primero que me salió fue… pero Heidi ¿con tu jefe? Eso fue a mediados de abril, porque después me regalaron una cartera el día de la madre, el primer domingo de mayo.

No le gustaba aquello...

No, no me gustaba. Le dije a Heidi que estaría casado, con hijos… pero ella me respondió que estaba soltero y quería hablar conmigo. Entonces se arrodilló delante de mi.

¿Quién, César?

Sí, y me dice, Gloria te quiero pedir la mano de tu hija.

¿Y qué respondió?

Me quedé fría… a él no le dije sí o no, le contesté a Heidi que me parecía muy pronto o al menos eso pensaba yo.

¿Él dijo algo?

Sí, se levantó, se sentó y me dijo, mira Gloria te voy a decir algo, me voy a casar con tu consentimiento o sin él. Si te digo la verdad poco me importa lo que pienses, me importa lo que opine Heidi. Aquello me pareció raro y el tono me sentó mal y le dije Heidi, me tengo que ir ya. No me gustó nada.

Gloria y su hija Heidi salían juntas de fiesta.

La Policía dice en su informe que había un pasaporte dominicano a nombre de Heidi...

Seguramente se confundirían al hacer el informe, porque Heidi nunca tuvo un pasaporte que no fuera hondureño.

¿Le dijo Heidi que estaba embarazada?

Por supuesto que sí. La estuve cuidando porque tenía vómitos, mareos y malestar general, eso era a finales de mayo, porque  ambos se fueron de casa el día 11 de junio a media tarde. Yo no pude hacerles la mudanza en esta ocasión, ni conocí el nuevo domicilio.

¿Supo que había perdido su bebé?

Sí, me llamó él, pero yo no llegué a hablar con ella.

¿Se ocupaba Heidi de sus hijos?

Sí, siempre, ella decía que no tenía dos, sino cinco niños, porque también ayudaba a los primitos de sus hijos. Aquellos abuelos cuidan de cinco nietos. Al final quien mandaba el dinero era César, a veces 50 euros a veces 100 euros.

¿Conoció otras relaciones de su hija?

Conocí a Marcelo, estuvieron juntos casi tres años, a mi me pareció que tenían buena relación, pero cortaron y no sé las causas, desconozco los motivos de esta separación. Vivieron juntos más de dos años en una casa.

¿Cesar trataba a Heidi de manera rara o diferente?

Sí, pero no quiero contarlo, permítame que me lo guarde.

¿Le regaló usted los implantes mamarios a Heidi?

Sí, todavía los estoy pagando, pedí un crédito. Pero fue decisión mia, yo quería hacerle ese regalo.

Gloria Bulnes sólo pide ahora que se respete la memoria de su hija y que se haga justicia. También quiere pedir la Prisión Permanente Revisable si César Román fuese finalmente condenado.

COMPARTIR: