12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La investigación se abrió en diciembre tras la denuncia del estafado que ni siquiera tenía acceso a la red en su casa

Detenido un hombre en Huesca por un estafar 3.000 euros para apuestas a través de internet

Un guardia civil del equipo de delitos en internet
Un guardia civil del equipo de delitos en internet
La Guardia Civil ha detenido a un hombre por estafar 2.907 euros a través de internet. El supuesto estafador realizó apuestas con tarjetas de crédito que no eran de su propiedad.

La  detención es fruto de la investigación iniciada a finales de diciembre, tras haberse recibido una denuncia en el Puesto de Sabiñánigo de una persona que manifestaba que le habían realizado cargos en su tarjeta de crédito por operaciones que no había realizado.

El denunciante, que no tenía acceso a internet en su domicilio  ni hacía uso de la red en su teléfono móvil, había detectado que se habían realizado cargos en su tarjeta de crédito de ventas a través de la red. En concreto, gastos de apuestas online.

Vivimos un momento de máximo apogeo de las apuestas online

Tras numerosas gestiones, se pudo determinar  el lugar y la persona que supuestamente utilizaba la tarjeta de forma fraudulenta, y se procedió a la detención de un hombre de 29 años vecino de la Comarca de Alto Gallego (Huesca), como supuesto autor de un delito de estafa a través de internet.

Se investiga si hay otro perjudicado al que, en principio, se ha detectado que le habrían realizado un cargo de solo 65 euros, pero hasta el momento no hay denuncia.

El Juzgado  de Instrucción de Jaca, ha dejado al detenido en libertad con cargos.

Cómo evitar ser víctima de estafas con nuestra tarjeta de crédito

-  La mejor prevención es la información

- Destruya los recibos, comprobantes o extractos bancarios de las tarjetas de crédito y cuentas antiguas

- No revele su información personal por teléfono, correo o internet, a no ser que usted haya iniciado el contacto y esté seguro de quien es su receptor

- Procure no sacar dinero en los cajeros que estén en la calle y, si no hay más remedio, que se trate de pequeñas cantidades

- Nunca debe dejarse la tarjeta dentro del cajero, si esta queda bloqueada, debe ponerse en contacto con la entidad bancaria

- Si sospecha que ha podido extraviar su tarjeta de crédito o que se la han podido sustraer, póngase en contacto con su entidad bancaria para bloquearla

Atención con los supuestos chollos en la red

- Al navegar por la web, si ha visto el chollo de su vida, tenga cuidado; cabe la posibilidad que sea una estafa, asegúrese. Tenga muy presente que todo tiene un precio lógico, cualquier diferencia exagerada puede ser un indicio de irregularidad.

- No facilite datos bancarios o personales sin comprobar la seguridad de la página que está visitando. Consulte la fiabilidad de los dominios en la web, puede que usted no sea el primer perjudicado. Los sitios web que comienzan por “https” nos indican el uso de un protocolo seguro de comunicación.

- No se deje engañar por falsas promociones vacacionales. Ante la duda busque referencias de las empresas o los particulares en Internet. Solicite de estos todos los datos de contacto posibles y no efectúe pagos antes de ver el producto.

- Si tiene dudas, intente que el pago del producto contratado pueda hacerse contra reembolso.

Es difícil comprobar si hay una cámara camuflada en los cajeros automáticos. 

- No se deben dar las claves de seguridad de nuestra tarjeta bancaria a ninguna persona a través de la web, del teléfono o a desconocidos. Si lo hace, podrían extraerle fondos de la cuenta corriente sin su consentimiento. Ninguna entidad bancaria solicita esta información por estos canales de comunicación.

- Nunca difunda datos de carácter personal o de sus rutinas en redes sociales abiertas.

- Al realizar operaciones en cajeros automáticos de entidades bancarias, asegúrese de que el teclado del cajero esté en buenas condiciones y esté debidamente anclado, ya que podría ser falso y obtener datos de su tarjeta. Si ve la ranura de insertar la tarjeta más ancha de lo habitual, puede significar que exista un dispositivo tipo “skimmer”, es decir, un dispositivo que clone los datos de su tarjeta bancaria. En caso de observar que la “ranura está floja o bloqueada” puede que tenga insertado un “lazo libanés”, es decir, un metal que no permita la expulsión de la tarjeta.

-Las cámaras situadas en los laterales de los cajeros son difíciles de detectar y pueden “capturar su clave y el dinero”. Del mismo modo si ven extraños a su alrededor al operar con la tarjeta en cualquier establecimiento, tengan cuidado. “Quizá estén prestando atención a lo que haces esperando que te distraigas”

COMPARTIR: