21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Ertzaintza los busca para proceder a su reclusión en los hoteles después de viajar en una ruta que conecta Portsmouth con Bilbao

Turistas ingleses desembarcan en el puerto de Bilbao pese al cierre de fronteras por el coronavirus

Uno de los ferries que hacen la línea.
Uno de los ferries que hacen la línea.
La descoordinación entre la Guardia Civil y la Ertzaintza hizo que la orden del Ministerio del Interior para impedir el desembarco de los pasajeros llegara cuando todos ellos habían abandonado el ferry que comunica la localidad inglesa de Portsmouth y Bilbao.

España sigue en Estado de Alerta por el coronavirus, algo que todavía no han entendido turistas, que siguen llegando a diferentes puntos de todo el territorio nacional. Las medidas impuestas por el Gobierno se han puesto en riesgo por la llegada masivas de viajeros ingleses durante los últimos días.

Si durante el fin de semana varios visitantes se situaban en Benidorm en terrazas y bares, hoy han arribado a las costas del País Vasco cientos de ingleses procedentes de un ferry. La Ertzaintza los busca para proceder a su reclusión en los hoteles después de que este martes viajaran en el ferry que semanalmente conecta el puerto inglés de Portsmouth y el de Bilbao.

Según informa El Independiente, la medida de urgencia decretada por el Gobierno -a través de una orden del Ministerio del Interior- de proceder al cierre de las fronteras desde la medianoche de este lunes llegó tarde e impidió aplicarla al pasaje del Cap Finistere, un barco botado en 2001 y de 204 metros de eslora que a esa hora ya navegaba rumbo al puerto de Zierbena (Vizcaya).

El ferry había partido a primera hora de la mañana para completar las casi 24 horas de travesía que conlleva la ruta. La prohibición de entrada por la frontera a cualquier ciudadano que no sea español es una de las medidas con las que el Ejecutivo de Pedro Sánchez trata de contener la expansión del coronavirus que ha infectado ya a más de 11.000 personas y ha estado presente en la muerte de 491 personas.

Puerto_de_Bilbao

El ferry atracó en el puerto de Bilbao

Según la información que ofrece la compañía que opera la ruta (Britanny Ferries), el barco tenía las 8:45 como hora prevista de zarpar en Portsmouth el lunes y llegada a Vizcaya a las 14.15 horas de ayer. El Puerto de Bilbao detalla en su web que el ferry -de bandera francesa- atracó concretamente en el muelle A6.

La descoordinación provocó que, a su llegada a puerto, la orden de Interior para proceder a la prohibición de entrada en el país -en cumplimiento del cierre de fronteras para ciudadanos no españoles- no se pudiera aplicar ni por parte de la Guardia Civil, con competencia en la terminal, ni de la Ertzaintza, responsable en materia de Seguridad Ciudadana.

Ante la perplejidad de los agentes de la policía autonómica vasca, en cuanto la orden llegó varias unidades acudieron hasta la terminal portuaria para evitar el desembarco del pasaje, pero descubrieron que todos ellos ya habían abandonado el buque, un ferry con capacidad para 850 pasajeros y una tripulación de 107 personas. “Cuando llegaron los agentes descubrieron que todos los pasajeros ya se habían ido, estaban circulando libremente por ahí», aseguran a El Independiente fuentes conocedoras del suceso.

Descoordinación entre las autoridades

Era martes, día de Ferry. Como lo son los miércoles y jueves, días de la semana en el que la compañía realiza las tres rutas semanales que inunda de turistas ingleses no sólo del País Vasco sino todo su entorno desde hace muchos años. Lo ocurrido ayer provocó un profundo malestar en la Ertzaintza por la falta de previsión de las autoridades a la hora de acordar el cierre de fronteras. No haber podido retener a los turistas en el buque obligó a intentar localizar a los turistas para hacer cumplir las órdenes y limitaciones de circulación que rigen en todo el país.

Guardia_Civil_y_Ertzaintza

La Ertzaintza y la Guardia Civil colaboran en el País Vasco

Ahora es muy complicado localizarlos, habrá que intentarlo, pero muchos ya ni siquiera estarán en el País Vasco, habrán viajado a comunidades autónomas limítrofes”, añaden fuentes de la policía vasca.

COMPARTIR: