25 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se une así a una larga lista de caras famosas en el poder como Irene Montero, Santiago Abascal, Ana Pastor, Carolina Darias o Javier Ortega Smith

Problema político: Begoña Gómez, esposa del presidente Pedro Sánchez, positivo en coronavirus

Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, da positivo en coronavirus
Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, da positivo en coronavirus
Tanto Begoña Gómez como el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, que podría verse conminado a una cuarentena forzosa, se encuentran bien. Ambos se mantienen en observación en el Palacio de La Moncloa y siguen en todo momento las medidas de prevención establecidas por las autoridades. La mujer del presidente Sánchez se une así a otros famosos en la política como Irene Montero, Santiago Abascal, Ana Pastor, Carolina Darias o Javier Ortega Smith, que han dado positivo en la prueba de coronavirus.
Según han señalado esta medianoche desde el Palacio de la Moncloa, "los análisis realizados en las últimas horas a las personas más cercanas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez han dado positivo en el caso de su esposa, Doña Begoña Gómez. Tanto la señora Gómez, como el presidente, se encuentran bien, ambos se mantienen en La Moncloa y siguen en todo momento las medidas de prevención establecidas por las autoridades sanitarias".
 
Pedro_Sanchez_y_Begona_Gomez

Pedro Sánchez y Begoña Gómez

Las pruebas diagnósticas realizadas esta semana a los miembros del Gobierno y a los colaboradores más cercanos del presidente han confirmado además los positivos de las ministras de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, y de Igualdad, Irene Montero. Ambas se encuentran en su domicilio y su estado de salud es bueno, según han señalado desde Moncloa.

La ministra de Igualdad fue la primera dirigente del Gobierno central en dar positivo, quizá tras acudir a la célebre manifestación del Día de la Mujner celebradad el pasado día 8 de marzo en Madrid con más de 100.00 personas. A raíz de esto, Moncloa emitió un comunicado donde anunciaba que, en consecuencia, todos los miembros del Gobierno, incluido el presidente, se sometían a las pruebas de detección del coronavirus.

La pareja de Irene Montero, el líder de Podemos y vicepresidente tercero del Ejecutivo Pablo Iglesias, anunciaba que se sometía a aislamiento a la espera del resultado de las pruebas. Finalmente, Iglesias anunció que no estaba contagiado, pero que "seguiría trabajando desde casa con los peques”. Sin embargo, este sábado se saltó la cuarentena para acudir al Consejo de Ministros, de siete horas de duración, donde se decretó el Estado de Alarma en España, una medida que ha obviado claramente al ir en persona al Consejo de Ministros en Moncloa sin cumplir la cuarentena anunciada.

Precismente, desde Moncloa se informó el pasado jueves que tras haber realizado las pruebas a todos los miembros del Gobierno, tras el caso de Irene Montero, sólo la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias había resultado también contagiada. Se obvió entonces la posibildad o certeza de que estuviera infectada a su vez la mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, que ha dado positivo en los análisis de coronavirus que se realizaron.

Tanto Begoña Gómez como el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, que podría verse conminado a una cuarentena forzosa, se encuentran bien. Pero esto puede acarrear un problema político con Pedro Sánchez confinado en el Palacio de la Moncloa,  donde por ahora la pareja gubernamental está recluida.

Otros políticos infectados

Tenía razón San Juan de la Cruz cuando dijo aquello de que el dolor y la enfermedad no entiende de ricos o pobres. Ni los políticos ni las personas del poder están a salvo tampoco de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya consideran una pandemia.

En la mañana del martes 10 de marzo el partido ultraderechista Vox confirmó que su secretario general y portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega-Smith, había dado también positivo en coronavirus. Como luego ha ocurrido con otros diputados y líderes de su formación, como su presidente Santiago Abascal.

El partido de extrema derecha ha pedido a sus diputados que “sigan trabajando desde sus casas, desde donde controlarán a este gobierno irresponsable que juega con la vida de los españoles”. Un gobierno al que acusaron de cometer una temeridad por llevar a cabo la manifestación del 8 M. Pero ese mismo día la formación de Santiago Abascal, luego también infectado con el virus, celebró un acto multitudinario en Vistalegre.

Días después, Vox registró un segundo caso de coronavirus tras el de Ortega Smith, fue el de Carlos Zambrano, diputado por Cádiz, al que luego se unió el positivo de Ana Vega Campos, portavoz de Vox en las Cortes valencianas y presidenta del partido en Alicante. Y luego llegó el caso mediático de Santiago Abascal. El presidente de Vox confirmó su contagio a través de las redes sociales, después de conocer el de Ortega Smith, "Este martes, al conocer el positivo de Javier Ortega, me puse en cuarentena y pedí a un laboratorio privado un test de Covid-19. La prueba también ha dado positivo así que seguiré trabajando desde casa. Gracias por vuestra preocupación aunque me encuentro razonablemente bien", afirmo en su cuenta de twiter.

Junto a Abascal, la diputada de Vox y portavoz adjunta en el Congreso, Macarena Olona, confirmó su positivo. Se hizo la prueba nada más conocer el contagio de Ortega Smith y anunció en las redes sociales que se ha puesto en cuarentena. "En cuanto conocí el positivo de Javier Ortega, me puse en cuarentena y pedí a un laboratorio privado un test de Covid-19. La prueba ha dado positivo. Hoy más que nunca es momento para que los españoles estemos unidos y demostremos por que España es la mejor Nación del mundo",  señalo en cuenta de twiter también.

También la vicepresidenta del Congreso y exministra popular de Sanidad, Ana Pastor, dio positivo al día siguiente. Médico de profesión, la dirigente del PP trataba de tranquilizar en su mensaje a través de su cuenta de Twitter: “Desde el sábado por la tarde que tuve fiebre he permanecido en casa siguiendo las indicaciones médicas. Ayer me dio positivo la prueba del COVID-19 por lo que continuaré en mi casa los días que me indiquen mis colegas. Yo estoy perfectamente bien sin fiebre ni otros síntomas.Yo estoy perfectamente bien, sin fiebre ni otros síntomas”, aseguraba,

También en el PP, la consejera de Medioambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, develó su positivo: "Desde el domingo noche que tuve fiebre he estado en casa siguiendo las indicaciones médicas. Me acaban de confirmar positivo en COVID-19. Me encuentro bien y con confianza absoluta en nuestros profesionales sanitarios," aseguraba en su cuenta de twiter. Su compañera en el PP, la diputada por Castilla-La Mancha, Beatriz J. Linuesa, anunció también que había dado positivo. “Ayer después de una larga jornada en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, se han confirmado mis sospechas y soy positivo en COVID-19.Gracias a los sanitarios que me antendieron y que están, como siempre al pie del cañón. Toca recuperarse. Unidad y reflexión en la gestión", señaló en sus redes.

A su vez, la senadora del PP por Ourense, María del Carmen Leyte, dio positivo en la prueba del coronavirus, con lo que se convertía en la primera parlamentaria de la Cámara Alta que contraía esta enfermedad.

También la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, confirmó este pasado viernes que se había puesto en cuarentena después de que un colaborador suyo con el que ha tenido contacto en los últimos días haya dado positivo. 

 

Políticos de otros países

España no es el único país donde este virus ha afectado a la política. En Francia, El ministro de Cultura, Franck Riester, de 46 años, ha dado positivo de Covid-19. La semana pasada, el ministro pasó varios días en reuniones en la Asamblea Nacional, donde son ya cinco los diputados contagiados por el coronavirus: Tres mujeres y dos hombres. Dos de ellos militan en La República en Marcha (LREM), el partido del presidente Emmanuel Macron, dos son socialistas y uno del grupo conservador Los Republicanos (LR).

El más joven de los diputados contagiados tiene 52 años. El mayor, 68. Este último, el republicano Jean-Luc Reitzer, del departamento del Alto Rin, es el único que se encuentra en estado grave.

En el otro país vecino, Portugal, el presidente Marcelo Rebelo de Sousa, anunció que permanecerá en cuarentena por prevención durante las próximas dos semanas en su domicilio particular de Cascais. “Aunque el presidente se encuentra perfectamente, sin ningún cuadro virótico, como estuvo en contacto hace unos días con alumnos de la escuela de Felgueiras, cerrada ayer, donde se ha detectado un caso de coronavirus, ha decidido cancelar toda su agenda las próximas dos semanas”, explicaba el ejecutivo en un comunicado.

Carlos de Habsburgo-Lorena, el primero de la realeza

El coronavirus ha llegado también a las familias reales europeas. Ha sido Carlos de Habsburgo-Lorena el primer miembro de la nobleza que ha enfermado por el Covid-19, encontrándose ahora mismo en cuarentena y aislamiento en la región de Baja Austria. Él mismo ha sido quien ha dado la noticia en un programa de televisión, donde explicó que se encuentra en perfecto estado: “Es molesto, pero estoy bien. No es la peste negra”, ha asegurado.

Carlos de Habsburgo-Lorena. 

El jefe de la Casa de Habsburgo también relató cómo descubrió que había sido contagiado el pasado jueves 5 de abril. Carlos empezó a desarrollar síntomas una semana atrás, pero podían ser facialmente confundibles con los síntomas de un catarro estacional, por lo que no le dio importancia hasta que recibió una llamada: “Pensé que era la gripe habitual. Cuando un amigo me llamó para decir que había dado positivo en un congreso en Suiza, también me hicieron la prueba”, comentó.

Entre las medidas que ha tomado para proteger tanto su salud como la del resto de miembros de su familia, se encuentra el estricto aislamiento en su residencia oficial, que incluye que no tenga contacto directo con ningún miembro de su familia. Pese a estas medidas, Carlos de Habsburgo se encuentra tranquilo y comprende las medidas a las que ha sido sometido: “Tengo que elogiar expresamente a las autoridades porque están actuando con medida y objetividad para que no cunda el pánico” asegura. El nieto del último emperador de Austria-Hungría deberá de permanecer en cuarentena hasta que los síntomas empiecen a remitir y su salud mejore.

COMPARTIR: