18 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según los acuerdos alcanzados, el flanco este de la Alianza del Atlántico se protegerá con brigadas compuestas por entre 3.200 y 3.500 efectivos

Cumbre OTAN: Nace la nueva hoja de ruta y EE.UU refuerza su presencia militar en Europa

El Cierre Digital en
/ La Cumbre de la OTAN se celebra en Madrid.
Cómo será el refuerzo de Estados Unidos en Europa o la hoja de ruta de disuasión y defensa que los países de la OTAN van a seguir en los próximos diez años en el llamado Concepto Estratégico de la Defensa o “Concepto de Madrid” han sido los protagonistas de la primera sesión de la Cumbre. Además, el flanco este de la OTAN se reforzará con brigadas compuestas por entre 3.200 y 3.500 efectivos.

La OTAN ha aumentado su presencia en la zona este de la Alianza con cuatro grupos de batalla multinacionales en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Tras el inicio de la invasión de Ucrania, la alianza dobló el número con batallones en Eslovaquia, Rumanía, Hungría y Bulgaria. Ahora es previsible que los batallones se conviertan en brigadas de 5.000 soldados, sobre todo en torno a la caliente franja de Kaliningrado. 

Estos grupos de batalla o battlegroups, encabezados por el Reino Unido, Canadá, Alemania y Estados Unidos, son multinacionales y están listos para el combate, lo que demuestra la fuerza del vínculo transatlántico. Su presencia deja en claro que un ataque a un Aliado será considerado un ataque a toda la Alianza. Los grupos de batalla de la OTAN forman parte del mayor refuerzo de la defensa colectiva de la OTAN en una generación.

Estados Unidos anunció este miércoles que reforzará su presencia militar en Polonia, Rumanía, España (con los dos destructores), Reino Unido, Alemania, Italia y en la región báltica.

Joe Biden y Pedro Sánchez.

El pasado martes lo anticipó el presidente estadounidense, Joe Biden, junto a su homólogo español, Pedro Sánchez, pero hoy la Casa Blanca ha especificado que será con una brigada rotatoria de 3.500 efectivos en Rumanía y dos escuadrones adicionales de aviones F-35 en Reino Unido. Estos despliegues rotatorios estarán compuestos por blindados, aviación, defensa aérea y fuerzas de operaciones especiales.

Biden pidió a Sánchez aumentar, de cuatro a seis, los destructores estadounidenses ubicados en la Base Naval de Rota con un total de 1.300 nuevos militares. Esta petición pasará por la aprobación del Consejo de Ministros, a la que no se ha puesto fecha, y después se tramitará en el Congreso de los Diputados.

El PP ya ha dicho que apoyará esta propuesta, sin embargo, fuentes del Ministerio de Defensa han asegurado que “Estados Unidos tendrá que hacer antes una propuesta concreta de lo que quiere hacer y necesita en Rota, es decir, una planeamiento”, aunque las mismas fuentes reconocen que el Ministerio ya cuenta con un presupuesto de lo que costarían las obras que deberían acometerse en las instalaciones militares gaditanas para acoger a los nuevos buques y sus respectivas dotaciones. Las mismas fuentes no pueden determinar cuándo se llevaría esta propuesta al Consejo de Ministros, ni siquiera si sería en este año.

En cuanto al aumento de presupuesto de Defensa que la OTAN solicita a los miembros, entre ellos España y que solo 12 de los 30 países cumplen, las mismas fuentes calculan que para 2028 o 2030 España podría llegar a destinar el 2% del PIB a gastos de Defensa. Esta es una demanda que llevan arrastrando los distintos gobiernos y que, en la Cumbre de Madrid, países como Reino Unido, entre otros, se han comprometido a alcanzar entre el 2,5 y el 3%. A este respecto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que “el 2% se ve cada ve más como una base, no como un techo”.

En cuanto a la hoja de ruta que deberán seguir los treinta miembros de la OTAN firmada hoy en Madrid como nuevo Concepto Estratégico de la Defensa, la novedad principal es que la defensa colectiva tendrá un enfoque de 360 grados y pasará por el flanco Este, el Sur y el Ártico, y se realizará por tierra, mar, aire, ciber y espacio. Sin embargo, sigue sin mencionarse a Ceuta y Melilla dentro del espacio de defensa colectiva que da el paraguas del Artículo V de la OTAN, que establece que un ataque armado” contra un país miembro en Europa y Norteamérica se considerará un ataque contra toda la Alianza.

Este documento sustituye al suscrito en la Cumbre de Lisboa de 2010, en el se veía a Rusia como un socio estratégico y no como la amenaza “más significativa y directa contra la seguridad de los aliados, la paz y la seguridad en la zona Euroatlántica”, dijo Stoltenberg.

Apoyo a Ucrania

Tanto en la comparecencia virtual del presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, que volvió a pedir armamento, dinero y sanciones contra Rusia, como en la declaración final de la OTAN o como en la rueda de prensa de Stoltenberg, se destaca el mismo mensaje: “Ucrania fuerte e independiente es vital para la estabilidad de la zona euroatlántica”. En rueda de prensa, el secretario general dijo que los aliados no escatimarán en gastos para ayudar a Ucrania, no solo con armamento y munición sino también con equipamiento médico, asistencia para ataques químicos, equipos de disuasión y todo tipo de suministro militar. Este apoyo será también a largo plazo con la reconstrucción y las reformas del país durante la postguerra”.

Volodomir Zelenski y Jens Stoltenberg.

La OTAN está dispuesta a “reforzar la disuasión y la defensa, la prevención y gestión de crisis y la seguridad cooperativa”. Frente a las constantes amenazas del presidente ruso, Vladimir Putin, de la posible utilización de armamento nuclear, hay que recordar que la OTAN es una organización defensiva y no ofensiva por lo que su “capacidad nuclear es preservar la paz, prevenir la coerción y disuadir la agresión. Mientras existan las armas nucleares, la OTAN seguirá siendo una alianza nuclear. El objetivo de la OTAN es un mundo más seguro para todos; buscamos crear un ambiente más seguro para un mundo sin armas nucleares ”.

Es interesante este aspecto si consideramos que Ucrania llegó a ser el tercer país con mayor arsenal nuclear del mundo. El 16 de julio de 1990, el nuevo Parlamento firmaba la Declaración de Soberanía Estatal de Ucrania a cambio de adherirse al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP) y devolver sus casi 2.000 ojivas nucleares a la Federación Rusa. A cambio, Rusia garantizaba la “independencia, soberanía y las fronteras existentes de Ucrania” así como “la integridad territorial o independencia política” del país. Esto quedó plasmado en el Memorándum de Budapest, firmado por Ucrania, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos en 1994. Quedó en papel mojado cuando Rusia se anexionó Crimea y el puerto de Sebastopol en 2014.

Terrorismo transversal

Por primera vez, el Concepto Estratégico de la alianza, documento base de  geoestrategia y de actuación de la OTAN, incluye al Sahel junto a Oriente Medio y el Norte de África como zonas de “conflicto, fragilidad e inestabilidad que afectan directamente a nuestra seguridad y que se enfrentan a desafíos de seguridad, demográficos, económicos y políticos” y que debido a su precaria situación hacen que proliferen grupos terroristas y grupos armados no estatales”.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, destacó el papel de “Jordania y Mauritania como parte del flanco sur y sudeste, con los que queremos abordar la colaboración para hacer frente a los desafíos comunes”, al igual que Turquía.

China, bajo el punto de mira

No es la primera vez que China sale a relucir en las cumbres de la OTAN. El documento de la OTAN le acusa de “desafiar nuestros intereses, seguridad y valores, de emplear una amplia gama de herramientas políticas, económicas y militares para aumentar su huella global y proyectar poder, mientras permanece opaco sobre su estrategia, intenciones y desarrollo militar” con operaciones híbridas y cibernéticas “maliciosas” y “su retórica de confrontación y la desinformación apunta a los Aliados y daña la seguridad de la Alianza”.

El documento pone su foco de atención en el objetivo de China de “controlar sectores tecnológicos e industriales, infraestructuras críticas y materiales estratégicos y cadenas de suministro. Utiliza su influencia económica para crear dependencias estratégicas y potenciar su influencia. Se esfuerza por subvertir el orden internacional basado en reglas, incluso en los dominios espacial, cibernético y marítimo. China y Rusia y sus intentos, que se refuerzan mutuamente, de socavar el orden internacional basado en normas van en contra de nuestros valores e intereses”.

Aunque se abre la puerta a mantener conversaciones, el ojo está puesto en China, país que se ha expandido considerablemente en África, sobre todo controlando empresas estratégicas de materias primas, infraestructuras, de informática o 5G, entre otros. La necesidad de establecer una limitación en el mercado de armamento por parte de China es crucial para la Alianza

La resiliencia

La ciberdefensa, la desinformación con fake news y la guerra híbrida también adquieren mayor protagonismo en la nueva hoja de ruta de la OTAN, al igual que la necesidad de tener una industria de la Defensa fuerte con sistemas de armas autónomos y de guerra biotecnología.

COMPARTIR: