21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La organización dijo a los músicos que ya era momento de terminar el concierto, pero éstos se negaron y lo pagaron con el conocido local

El rapero Ghostemane y los miembros de su banda, detenidos por destrozar el escenario y los camerinos de la madrileña sala Barceló

El rapero Ghostmane durante su actuación en Madrid.
El rapero Ghostmane durante su actuación en Madrid.
Los músicos raperos estadounidenses fueron detenidos por la Policía Nacional por los daños causados en la sala Barceló de Madrid, tras su concierto. La organización les dijo que terminarán de tocar, la banda se negó y se desencadenó el suceso. El rapero Ghostemane, de 27 años, es conocido por romper los instrumentos que utiliza durante sus conciertos.

La Policía arrestó en la noche de este domingo al rapero estadounidense Eric Whitney, más conocido como Ghostemane, y a su banda por destrozar el escenario y los camerinos de la sala Barceló, de Madrid, tras el concierto que dieron allí, como ha confirmado la Jefatura Superior de la Policía Nacional.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23:00 horas del domingo. Los responsables de la discoteca, situada en la céntrica plaza de Barceló, junto a la boca de metro de Tribunal, avisó a los miembros de la banda que tenían que terminar de tocar, pero estos no estaban de acuerdo y querían continuar, arengados por el público.

Sin embargo, los responsables de la sala les cortaron el audio, encendieron las luces y los efectivos de seguridad comenzaron a desalojar el local, por lo que los miembros de la banda se enfadaron y comenzaron una disputa dialéctica, que acabó con el destrozo de algunos instrumentos y de partes del escenario, además de dañar los camerinos que tenían asignados.


El cartel que anunciaba el concierto en Madrid.

Los dueños de la sala Barceló avisaron entonces a la Policía, que se presentó en el local y detuvo a los ocho miembros de la banda por un delito de daños. De ellos, siete son estadounidenses, a los que se les tomó declaración a las 4 de la madrugada.

Uno de los asistentes al concierto ha explicado a Telemadrid que a la media hora de comenzar el espectáculo los gerentes de la sala y los vigilantes ‘’comenzaron a recoger la sala sin mediar palabra con los artistas’’. Otro ha comentado que Ghostemane, de 27 años, nacido en el Estado de Florida en 1991, es un artista estadounidense de UnderGround rap y Trap es conocido también por tener la afición de destrozar los instrumentos durante sus actuaciones. El caso es que el concierto acabo en un gran tumulto con serios incidentes.

COMPARTIR: